Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 15 de febrero de 2014

A 60 AÑOS DE LOS 72 JONRONES DE JOE BAUMAN




Bauman conectando uno de los 72 jonrones
  
Se están cumpliendo en este  2014 los 60 años de la temporada inolvidable de Joe Bauman en la Liga Longhorn de clase C cuando impuso el record de 72 jonrones conectados que todavía  subsiste en las Ligas Menores. Incluso había  sido Joe Bauman el bateador de más  cuadrangulares en un año en la pelota profesional  hasta que Barry Bonds tuvo su campaña de 73 con los Gigantes de San Francisco en Liga Mayores. Fue toda una hazaña de Bauman que aunque lograda en una liga menor de clase C  se supo a través de todo Estados Unidos cuando los diarios comenzaron a poner reportes sobre la gran campaña que estaba teniendo.

Y es que antes de ese año ningún bateador había  alcanzado los 70 cuadrangulares y era 69 la máxima cifra. Ya en Ligas Menores habían bateado  más de los 60 jonrones de Babe Ruth en una campaña, pero Bauman trató  y lo logró de hacer la hazaña de llegar no solo a los  70 sino a los 72.

En aquella Liga Longhorn jugaron varios peloteros mexicanos como los pitchers Mario Saldaña y Tingo Ortiz, el tercera base Valdemar Carmona, así como el luego famoso buscador Mike Brito que era catcher en sus años de pelotero. Tingo Ortiz que me llegó a decir: “Bauman era un bateador impresionante, sumamente alto y fuerte, era zurdo, y me conectó algunos de los  muchos jonrones que dio en esa liga.”

Pero antes de que llegara aquella formidable temporada de Bauman es bueno recordar que nació en Welch, Oklahoma, el 20 de septiembre de 1922 y después de jugar un rato en una liga baja  con una sucursal del Dodgers en 1941  estuvo cuatro años en el ejército para regresar al Beisbol en 1946 con el equipo de Amarillo de la Liga West Texas-New Mexico en donde bateó 48 jonrones para comenzar su momento de gran bateador en las Menores. Con el mismo equipo un año después se la voló 35 veces  con average de .350.

Después de pasar un tiempo jugando en las ligas semiprofesionales donde le pagaban bien, regresó al Beisbol Organizado en 1962 que fue en la Liga Longhorn en donde se hizo un jugador inolvidable. Sus primeros dos años fueron con el equipo de Artesia, un pueblo pequeño donde bateó 50 jonrones con .375 y 157  empujadas y otro de 53 cuadrangulares, .314 y 141 impulsadas. Pero como Artesia  era un pueblo pequeño compró su contrato en 250 dólares y se fue  jugar con el Roswell de la misma liga pero que era un lugar más grande y en donde soñaba con poner un  servicio de gasolinera. Y fue en el Roswell, Nuevo Mexico, donde tuvo sus años increíbles.

Su debut con Roswell fue en aquel 1954 en que ganó la triple corona con 72 jonrones, bateó .400 y produjo 220 carreras.

-o-

En esa temporada de 1954 hubo locura  beisbolera en Roswell y en toda la Liga Longhorn por el gran año que estaba teniendo Bauman y uno de sus compañeros, lo fue el cubano infielder Ossie Alvarez que luego lo vimos en México  como muy buen jugador y luego de gran importancia como jefe de instructores de la academia de Pastejé y buscador de Ligas Mayores. Ossie nos dijo que para que el final de esa campaña el manager puso a Bauman  de primero en el orden para que tuviera más turnos y más oportunidad para llegar a los 70 jonrones, una cifra nunca vista en el Béisbol: “Y yo que era el primer bat me puso de cuarto para ser la única vez en mi carrera que estuve en el sitio de honor.”

La temporada ya estaba por terminar y Bauman llevaba 69 jonrones cuando vino el día final del rol en Artesia. Para los últimos juegos había cuatro o hasta cinco fotógrafos, algo poco usual en una liga de clase C, pero todos querían captar el jonrón 70, si es que llegaba. Incuso la famosa revista “Sports Illustrated” envió un fotógrafo y un redactor para cubrir la historia si llegaba a ocurrir.

Y finalmente en el último día de la campaña llegó el jonrón 70. Se lo conectó  en el primero  de un doble juego al joven pitcher cubano José Gallardo de 22 años y hubo un gran entusiasmo en el parque. En el segundo juego de ese día final dio Bauman otros dos cuadrangulares para terminar la temporada en 72 pero su equipo perdió  en los play offs.

Ossie Alarez me contaba que cuando Bauman bateó el jonrón 70 el público que llenaba el parquecito de Artesia se llenó de júbilo y recolectaron 500 dólares entre los aficionados como regalo por ese gran momento lo que me hace recordar aquel tiempo en que Chabelita Rodríguez juntaba dinero de los fanáticos para cada diablo rojo que daba de vuelta entera en el Parque del Seguro Social.

Y es que Bauman había jugado antes con el equipo de Artesia. Fue un momento mágico para ese pueblo y ese parque.

Debido a esa gran campaña las Focas de San Francisco de la Liga de la Costa del Pacífico le ofrecieron un contrato, pero era casi igual a lo que ganaba con el Roswell en donde ya había inaugurado su gasolinera con la que tanto soñaba. Tenía  ya 32 años en su gran campaña.

Por cierto fue en Roswell, Nuevo Mexico, donde mucho se comentó precisamente en la década de los cincuenta,  había  caído una nave marciana y habían recogido a dos cadáveres  de seres muy diferentes al humano. Sin embargo esa noticia que acaparó por un buen tiempo  mucho lugar en los medios informativos fue desmentida por el gobierno americano.

-o-

Como pasa casi siempre, Bauman no pudo  repetir esa campaña de 72 jonrones y en 1955, aunque fue lider jonronero otra vez bajó a 46 con .336 y 132 carreras empujadas. En 1956, ya con varios años encima y una lesión en el tobillo bajó en su despedida con el mismo Roswell y solo dio 17 batazos de vuelta entera, anunciando su retiro. Fue manager en 1953 con el equipo de Artesia y del San Angelo-Roswell  en 1959 cuando ganó el campeonato, pero de allí ya no se apareció en los diamantes y murió en el 2005 en Roswell a los 83 años, siempre atendiendo su gasolinera querida. Se retiró bateando 337 jonrones y ´porcentaje de .337 en nueve años de Ligas Menores.

En la entrevista  que le hicieron en “Sports Illustrated” contó que le quedó la duda si hubiera o no podido jugar en Ligas Mayores, pero que perdió mucho  tiempo jugando en ligas semipro en donde ganaba más dinero de que le daban en las Ligas Menores  de Beisbol Organizado. Una vez estuvo brevemente con el Milwaukee, en 1948, que era la mejor sucursal de los Bravos de Boston, pero regresó a clase C donde ganaba más con su etiqueta del mejor jonronero.

Antes de los 72 jonrones de Bauman en 1954 el record pertenecía al también zurdo Joe Hauser que jugando con el equipo de Minneapolis de  clase doble A (entonces no había clase triple A)  en 1933 dio 69 cuadrangulares. Y Hauser  tuvo otro año de 63 cuadramgulares con ese  mismo equipo y llegó a jugar seis años de Ligas Mayores, cinco con Atléticos y una con Indios, conectando 80 batazos de vuelta entera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada