Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 17 de febrero de 2014


EL SUPER MANAGER
CANANEA REYES
Primera Parte

PACO Parra, que fue su amigo en los tiempos de estudiante, recuerda que Cananea Reyes no se decidía por la carrera que iba a tratar de seguir, ya que comenzó queriendo estudiar  para abogado, pero luego se cambió a arquitecto. Al paso de los años sería un gran arquitecto, pero de equipos en el Beisbol, no construyendo edificios ni casas. Aunque el apodo de Cananea resultó inmortal y de tanta fama en el Beisbol, Benjamín Reyes no nació en Cananea, Sonora, sino en Héroes de Nacozari del mismo estado. Paco Parra es nativo de Hermosillo y los dos tuvieron mucha amistad, siendo en un momento dado compadres. Los dos llegaron a estar en la casa del estudiante sonorense en el DF y luego compartieron un apartamento en la Colonia Cuauhtemoc. Los dos tenían al Beisbol y a las carreras de caballos como principales pasatiempos.
“Los dos jugamos en la Liga Metropolitana que fue la mejor que había en la capital y que se jugaba los inviernos en el Parque del Seguro Social”.
Recuerda Paco Parra que los dos conocieron  a don Miguel Oropeza, un hombre famoso en la pelota amateur, y jugaron juntos en el equipo Monte de Piedad: “Yo jugaba en el infield y Cananea podía estar en cualquier posición, incluyendo la de cátcher y pitcher. De muchas maneras Cananea  era un super dotado  para el Beisbol y estuvo en muy buenos equipos y en muchas Selecciones  del Distrito Federal.”
Benjamín me contó que el apodo de Cananea vino porque cuando llegó a la ciudad de México para estudiar, vino  procedente de Cananea, Sonora,  en donde había estado estudiando. Cuando los compañeros le preguntaban de donde venia contestaba que de Cananea y desde estudiante  fue conocido con ese nombre. Sus deportes favoritos eran el Beisbol y el Basquetbol.
Ya cuando fueron reconocidas sus habilidades para  Beisbol varios hombres famosos de la pelota amateur lo invitaron a jugar para sus equipos y le pagaban algo de dinero a los buenos peloteros con el que Cananea se ayudaba para los estudios.

Ya en el Beisbol amateur  importante  en la capital, Cananea Reyes llegó  tener hombres de fama como patrocinadores y managers, el Licenciado Tránsito López que era de Campeche y quien fue quien lo presentó en la Metropolitana. Luego fue a jugar con el Monte de Piedad de Miguel Oropeza y también era parte de un equipo tan famoso como el Estrellas de Sonora del “Viejo” López, ni más ni menos que papá de Horacio López Díaz, muchos años presidente de la liga del Pacífico Mexicano y hermano de otros jugadores como el “Pato” López que fueron conocidos en nuestro Beisbol de aficionados.
El Viejo López era paisano, nativo de Sonora, del famoso regente de la capital por los años cincuenta y sesenta, el Lic. Ernesto P. Uruchurtu, y el siempre conocido como “el viejo” fue colocado a frente del Departamento de Limpias. Desde su oficina le ofrecía empleos a  jugadores de calidad ya fueran profesionales o amateurs ya que su equipo Estrellas de  Sonora estaba en la Liga Artemetálíca en donde se permitía el concurso de jugadores profesionales. En ese club donde Cananea era un joven importante estuvieron jugadores ya muy conocidos en la pelota profesional como el gran curvero Enrique Leduc, el jonronero “Moscón” Jiménez, Felipe Iturralde y hasta Papelero Valenzuela cuando estaba en receso beisbolero.
La Liga Mayor jugaba sus partidos en los campos sin pasto y muy feos del deportivo Lázaro Cárdenas y los Estrellas de Sonora siempre usaban el diamante que tenían gradas en donde el Viejo López se encargaba que los trabajadores de su dependencia fueran a los encuentros.
Una vez, en un juego por el campeonato, hubo  invasión de terreno de esos trabajadores de limpia tras una jugada complicada y la presidencia del circuito decidió darle el campeonato a los Estrellas de Sonora. Tanto en ese equipo como en el Monte de Piedad de Miguel Oropeza, el joven Cananea Reyes fue a banquetes para celebrar campeonatos y recibir regalos de los patrocinadores. Saboreó desde antes de ser profesional lo que significaba ser el campeón de un torneo.
Me recordaba Cananea como don Miguel Oropeza, considerado el mejor valuador que haya existido en la historia del Monte de Piedad de la capital, siempre les regalaba un reloj de pulsera a los jugadores para festejar el campeonato. Y muchos de los jugadores vendían esos relojes tan pronto se acababa el evento. No hay nada como el dinero cuando se necesita.
Don Miguel Oropeza tiene un gran record en la pelota amateur de la capital al haber ganado como manager hasta 24 campeonatos. Fue el Mr. Beisbol Amateur por muchos años, también presidente de la Federación Mexicana de pelota amateur.
-o-

EL 20 de agosto de 1961 fue un día muy especial para el Beisbol mexicano cuando nuestra Selección, manejada por Pedro Loperena, se coronó en el Mundial Juvenil celebrado en el parque del Cerro de La Habana. Es única ocasión que le hemos ganado un torneo internacional a los cubanos en su propio terreno. Y Cananea Reyes, después un famosísimo manager en la pelota profesional, fue parte de ese equipo juvenil que logró la hazaña al vencer en el juego decisivo por la corona al equipo de Cuba por 10-6. Dijimos de broma en México que Fidel Castro, que estuvo presente en esa última jornada, se debe haber tragado el puro cuando nuestro equipo fue el ganador. Ya estamos hablando de 1961, cuando Castro se había definido como comunista y había prohibido el deporte profesional en la Cuba de la cual se apoderó totalmente, ya que le quitó las fábricas y los negocios a los empresarios con el cuento izquierdista que es ahora en adelante todo es para el pueblo(¿?). Más bien todo es para el gobierno, para Fidel.
El Parque del Cerro, entonces con capacidad para 35,000 aficionados y construido por el magnate beisbolero Bobby Maduro en el invierno de 1945, fue el escenario del juego definitivo entre México y Cuba por la corona del Mundial Juvenil de 1961.
Ya para entonces México había ganado dos Mundiales Juveniles, los dos celebrados en el nuevo Parque del Seguro Social de la ciudad y patrocinado por ese mismo instituto. En las dos primeras ocasiones el manager del tim azteca campeón lo fue Jesús “Pulga” Robles, al que luego se le vería en la pelota profesional como coach de Memo Garibay en el equipo de los Tigres.
Ahora, en 1961 donde estamos, el torneo juvenil se celebró en La Habana y México viajó con Pedro Loperena de timonel, Miguel Oropeza como delegado, y  con los siguientes elementos:
Sebastián Contreras de coach.
Santiago Vázquez, de Guaymas, pitcher.
José Rodríguez, de Río Colorado, Sonora, pitcher.
Esteban Angulo, de Empalme, Sonora, pitcher.
Eduardo Fanhanel, de Mexicali, pitcher.
Elías Mier, del DF, jardinero.
Migue Tapia, de Ciudad Obregón, Sonora, cátcher.
Joel Viveros, de Puebla, pitcher.
José Luis Díaz, de Puebla, pitcher.
Fidel Vega, de Veracruz, pitcher.
Marco Antonio Talayero, del DF, infielder.
Jorge Luna, del DF, shortstop.
Angel Prado, de Veracruz, jardinero.
Arnoldo Armenta de Huatabampo, Sonora, jardinero.
Arturo Casillas, de Empalme, Sonora, tercera base.
Mario Garza, de Nuevo Laredo, jardinero.
Cananea Reyes, utility, de Héroes de Nacozari, Sonora.
Armando Díaz de Léon, de Aguascalientes, jardinero.
José Luis Monroy, del DF, primera base.
-o-

En el juego por la coronación el pitcher ganador lo fue Santiago Vázquez con relevos de Esteban Angulo y de Fidel Vega quien fue el que terminó el partido. Tanto Fidel Vega como Cananea Reyes serían luego compañeros con los Charros de Jalisco del doctor Alvaro Lebrija y los dos cantaban muy bien.
Tuvimos la suerte de ir en una ocasión al campo de entrenamiento de los Charros, entonces manejados por Memo Garibay,  a Tehuacán, Puebla, y cuando terminaba la cena en ocasiones se juntaban Cananea y Fidel Vega para cantar, logrando que se reuniera cerca de ellos un nutrido grupo, femenino en su mayoría, para escuchar sus canciones. Los dos eran muy entonados, con Fidel teniendo una voz más fuerte de un Cananea que era siempre muy alegre y entonado.
-o-
En aquel juego del campeonato en La Habana, Maco Antonio Talayero y Jorge Luna empujaron dos carreras cada quien, con tres hits de Armando Díaz de León y tres de Arnoldo Armenta.
México terminó con record de cinco ganados y uno perdido, siguiendo Cuba con marca de 4-2, Panamá con 3-3 y Aruba que perdió cada uno de los seis juegos que celebró.
Los mejores bateadores del equipo mexicano lo fueron Arnoldo Armenta con .692, Elías Mier con .400, Arturo Casillas con .374 y Marco Antonio Talayero con .364.
Cuando regresó la Selección Juvenil al DF tuvieron un gran recibimiento en el aeropuerto con mariachis y todo, siendo  luego invitados a un juego dominical en el Parque del Seguro Social en una jornada en que hubo antes del encuentro programado un juego de veteranos en el que Beto Avila, que se había retirado un año antes con los Tigres de la Liga Mexicana, volvió a jugar y estuvo como invitado principal en el reconocimiento al club monarca mundial. En la foto de ese momento aparece Cananea Reyes muy bien vestido, con saco y corbata de moño. ¿Quién iba a decir que con el tiempo iba a tener tantas jornadas exitosas  en ese mismo diamante del Seguro Social?. En esa foto histórica está  Cananea flanqueado por Beto Avila a su izquierda y Miguel Oropeza a la derecha.
-o-
Pedro Loperena apareció como manager en la pelota amateur del DF con el equipo del Ron Pizá y el Vermut Anselmo  pero luego tuvo verdaderos trabucos con el tim del Ingenio San Cristóbal que llegó a ser campeón en la Liga Metropolitana. En la Serie Mundial Amateur celebrada en Colombia, el equipo mexicano manejado por el mismo Loperena terminó en segundo lugar detrás del anfitrión. Terminaron el rol empatados Colombia y México y se decidió jugar una serie extra al que ganara dos de tres posibles juegos. México ganó el primero por lo que si el campeonato se hubiera jugado en un partido, hubiéramos sido campeones. Luego Colombia ganó los otros dos. Eran los tiempos del gran pitcher derecho “Viejito” García, de David “el rey” García, del toletero “Marro” Cota.
Continuará.








1 comentario: