Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 18 de mayo de 2014

CANANEA 19

EL LIBRO DE CANANEA

EL SUPER MANAGER
CANANEA REYES

Capítulo 19

Para la temporada de 1983 y después  que no había podido calificar para los play off su año antes, Roberto Mansur decidió que sus Diablos Rojos iban a contar con varios de sus estrellas de los años anteriores a la huelga. Aunque no lo dijo a nadie su primer paso fue anunciar el nuevo manager ya que Winston  Llenas tenía exceso de trabajo como  presidente del equipo Aguilas Cibaeñas en la Liga Dominicana.

ROBERTO MANSUR
Esta vez no se filtró la noticia y pienso  que no ha habido otro momento tan emocionante en una conferencia de prensa como aquella tarde con sol  brillante en las oficinas de la Liga Mexicana en Angel Pola 16, colonia del Periodista.
Todos los cronistas habíamos tratado  de adivinar al nuevo manager del México  pero nadie se acercó y al llegar al edificio  de la Liga Mexicana todos estábamos en ascuas.

CANANEA REYES
De repente se vio al cubano Wilfredo Calviño  presente en la reunión y muchos pensamos que iba a ser el nuevo manager, aunque él insistió que venía como invitado.
De repente se levantó el misterio cuando Canana Reyes, que estaba en el piso de arriba en donde ningún cronista lo podía ver, fue anunciado como nuevo manager de los Diablos Rojos. La noticia me causó una gran alegría ya que como fanático al gran manager pensaba que Cananea debería estar para siempre al frente de los Diablos.
La presentación fue un total éxito, con mucho entusiasmo de parte de todos y no hay que olvidar que en 1974, Cananea había reemplazado al mismo Wilfredo Calviño que estaba en la reunión. Recuerdo que también estaba Panchito Oviedo y por la noche nos reunimos para celebrar en su muy especial centro nocturno Run Run el retorno del gran Cananea a su casa, los Diablos Rojos.

ALFREDO ORTIZ
Después de terminada mis labores en el diario donde trabajaba, fui al Run Run para la gran fiesta. Al final de la misma solamente quedamos Cananea y yo tomando las copas del estribo y con Panchito Oviedo como gran anfitrión. Una vez nos dijo Panchito que merecía estar en el Salón de la Fama ya que muchos de los que han sido elegidos habían pasado por ese centro nocturno tipo familiar y donde había muy bonitas damiselas que son llamadas “ficheras”. Pero aunque usted no lo crea, cuando nos juntábamos la gente de la pelota solamente teníamos lugar para hablar de Beisbol. El famoso buscador Mike Brito  tuvo como centro nocturno favorito  a ese Run Run que ya ha desaparecido y quedaba cerca del Paseo de la Reforma con Insurgentes, ahora cerca de la cámara de Senadores y donde había enfrente una estatua al doctor Luis   Pasteur.

NELSON BARRERA
Cada vez que entraba Mike Brito  al Run Run era algo parecido a cuando Babe Ruth entraba a un parque de pelota, ya fuera el Yanqui Stadium o otros estadios en jira.
Desafortunadamente Cananea me contó durante esa celebración en el Run Run que Roberto Mansur estaba tratando de obtener varios jugadores favoritos del club  antes de la huelga, peloteros como el pitcher Alfredo Ortiz y Nelson Barrera que estaban con los Tecolotes de Nuevo Laredo.

La noticia era impactante y no resistí a la tentación de escribirla en el diario donde trabajaba. Al paso del tiempo Roberto Mansur me dijo que esa indiscreción  por poco le cuesta el trabajo a Cananea ya que estaban realizando los tratos  con los demás equipos y no habían sido anunciados como noticia oficial.
La verdad es que Cananea, un gran amigo, nunca me dijo que esa información era confidencial y no las debía usar. Cuando un directivo o manager me ha dado una noticia que no puede publicarse, siempre he cumplido mi palabra, pero en aquella madrugada con Cananea no recuerdo que me haya dicho que era “secreto de estado”.

ALFREDO HARP, MANSUR Y JOSE MARRON 
De cualquier manera Cananea se llevó una buena reprimenda de su nuevo jefe Roberto Mansur y sobrevivió a las informaciones secretas para estar con los Diablos Rojos hasta fallecer en 1991.
El caso es que ahora Cananea estaba  en su segunda etapa con los Diablos, la primera de 1974 a 1980 con Angel Vázquez como gran jefe y ahora, de 1983 a 1991, con Roberto Mansur como el número uno. Estoy seguro que la mayoría de los aficionados de los Diablos Rojos estaban felices por el retorno de Cananea Reyes a los Diablos. Era algo así como Billy Martin al frente del Yanquis. 
Habían  nacido el uno para el otro.

Pero no hay duda que Roberto Mansur se anotó un gran éxito en aquella presentación del nuevo manager de los Diablo Rojos en 1983. El día inolvidable.
-o-

DICK STENHOLM
LOS nuevos Diablos Rojos de 1983 con Canana Reyes nuevamente de manager después de un ausencia de dos años en el equipo capitalino, llevaron a cabo sus entrenamientos tan especiales del manager mágico en el Parque del Seguro Social. Para la temporada de 1983 llegaron jugadores del México de antes de la huelga y el público se animó con este inteligente cambio llevado a cabo por  Roberto Mansur.
Alfredo Ortiz, el zurdo de oro, estuvo de regreso, con un aceptable record de 9-7, firmando hasta Luis Tiant que había acabado por lo pronto sus días en Grandes Ligas. El cubano  del largo habano tuvo marca de  ocho ganados y seis perdidos con 3.36, estando también el ya maduro Maximino León con  13 victorias, el zurdo Alfonso Pulido con 17 éxitos, el tremendo relevista Antonio Pulido, “patada de mula”, salvando juegos con su gran velocidad. Carlos Ibarra, del Diablos antes de la huelga, ganó 13 y Ernesto Escárrega ganó nueve, con el joven Armando Pruneda tenieno 9-1.

ALFONSO PULIDO
Nelson Barrera, Abelardo Vega y Dick Stenholm fueron  otros  diablos de antes que trajo Mansur, mientras Jesús Sommers y Sergio Robles continuaron en el equipo. Luis Monreal y Gary Gray fueron fuertes bateadores que ayudaron mucho  a su equipo poderoso que terminó siendo el mejor record de toda la liga con una marca de 74-35 y cinco juegos y medio de ventaja sobre los Piratas de Campeche de don Jaime Pérez Avellá.
Ese año de 1983 la Liga Mexicana se decidió por otra clase de play offs, con los cuatro primeros  en cada zona entrando en un “round robin” entre los cuatro para que los dos ganadores se enfrentaran en la serie  por el campeonato

FERNANDO REMES
Los que calificaron por la zona sur fueron los Diablos, los Piratas, los Leones de Yucatán y los Tigres manejados por Fernando Remes. Se jugaron 18 partidos en este “round  robin” y los Diablos acompañados de los Piratas se separaron de los otros dos equipos, ya que Yucatán terminó a siete del primer lugar y el Tigres a ocho con un pobre record de 5-13.
Para el último día del lay off de todos contra todos los Piratas ocupaban el primer lugar con ventaja de medio  juego sobre los Diablos Rojos que podrían empatar el primer sitio y forzar a un juego extra contra Campeche por el títulotítulo en la división Sur. 
PAQUIN ESTRADA

Sin embargo vino una victoria inesperada de los Tigres que puso muy contentos a sus fanáticos ya que el México quedó eliminado, quedando un juego atrás de Piratas.
Los Diablos, en el retorno de Cananea Reyes, habían  sido Super Líderes pero no tuvieron suerte en el play off de todos contra todos. En la zona norte los Saraperos de Saltillo y los Indios de Ciudad Juárez terminaron empatados con records de 11-7 y en el juego extra los Indios vencieron para ir a la final contra Campeche.
Para los Diablos esa derrota ante Tigres  fue uno de los resultados más dolorosos   en toda su historia ya que no solo quedaron fuera de la pelea por la serie del campeonato sino que fue ante el odiado Tigres el que los venció. Los aficionados felinos festejaron esa victoria como si hubieran ganado la final, aunque en realidad quedaron en último lugar pero que le hicieron daño al Diablos, no hay duda. Mucho daño.
BILLY MARTIN

A fin de cuenta los Piratas de Campeche manejados por Paquín Estrada fueron los vencedores en la serie final sobre los Indios de Ciudad Juárez con todo  y Teodoro Higuera. Eran los años en que  Jaime Orozco era uno de los grandes pitchers del Beisbol mexicano. Para Campeche fue el primer título en Liga Mexicana de los dos que han ganado a través de todas sus campañas en el circuito.
Por cierto que en la campaña del 83 el mejor bateador de los Diablos Rojos lo fue Alfredo Ortiz, que muy buen bateador para pitcher, y terminó con .444,  naturalmente con menos veces al bat que los titulares del club. Nelson Barrera regresó con 12 jonrones y .312 de average y estaba a punto de soltarse el pelo como un gran jonronero. Gary Gray dio 18 jonrones para Diablos con  promedio de .318.

ARMANDO SANCHEZ
Durante la huelga   de 1980 los Diablos perdieron al Abulón Hernández, uno de los mejores segundas bases en la historia de equipo ya que los inconformes se fueron a formar otra liga, pero Roberto Mansur logró encontrar pronto al sucesor de Ramón al traer de las sucursales a Armando Sánchez, quien tuvo años formidables con los Diablos Rojos y quien bateó .322 con los el México del 83, su segunda campaña de titular en Liga Mexicana y primer año  arriba de los .300 de average. En 17 años de Liga Mexicana, Armando Sánchez, conocido como el “Ahujita”, bateó .307, pero una criminal barrida de Mike Cole, aquel gran robador de bases de Piratas de Campeche frenó su gran carrera al provocarle una tremenda fractura, una dura lesión, ya no fue el mismo al regresar.

Continuará   

No hay comentarios:

Publicar un comentario