Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 15 de mayo de 2014

DIA A DIA

LOS 56 JUEGOS SEGUIDOS POR
JOE DIMAGGIO  DANDO DE  HIT

Mayo 15 de 1941

CUANDO Joe DiMaggio comenzó su racha que lo llevaría a la cifra record de 56 juegos consecutivos con imparable, los Yanquis de Nueva York estaban en cuarto lugar de la Liga Americana pero a seis juegos y medio del lider Indios de Cleveland.
Los Yanquis habían conquistado cuatro campeonatos seguidos con su respectiva Serie Mundial ganada desde que llegó DiMaggio como novato en 1936 pero terminaron terceros en 1940. Ahora habían tenido un horrible abril y parte de mayo que tenía  al manager Joe McCarthy preocupado.

En el juego del 15 de mayo de 1941 los Yanquis se enfrentaron a los Medias Blancas de Chicago en el Yanqui Stadium y en la primera entrada Joe DiMaggio conectó una línea de hit al jardín izquierdo que empujó a Phil Rizzuto con la carrera pero eso fue todo y los Medias Blancas ganaron por paliza de 13-1. Ese hit se lo conectó DiMaggio al zurdo Ed Smith. En el resto de sus veces bateó rola a tercera, línea a la antesala y rola al short, por lo que se fue de 4-1. Su porcentaje estaba en .304.
El pitcher derrotado que explotó pronto lo fue el derecho Ernie Bonham, uno de los estrellas del equipo. Por Medias Blancas hubo jonrones de Taft Wright, Knickerbocker y de Joe Kuhel. Buddy Rosar, el catcher, fue el único del Yanquis que logró par de imparables.

JOE DIMAGGIO
DiMaggio le había comentado a los cronistas antes del juego que estaba viviendo su peor slumo desde que llego a la gran carpa aunque en 1940 tuvo otro ml momento que su esposa se lo solucionó. Su esposa le comentó que seguramente estaba haciendo algo mal al batear ya que al sentarse ella en el mismo lugar en cada uno de los juegos en el Yanqui Stadium ya no le veía el número cinco en la espalda al terminar el swing, cosa que sucedía en la temporada anterior. DiMaggio se casó con la artista Dorothy Arnold, con muy bonitos ojos, a la que conoció al hacer una pequeña parte en una película musical en Hollywood el año de 1937. Y fue amor a primera vista. Se iban a divorciar en los años de la guerra mundial. Ella se casaría después con un millonario y DiMaggio encontraría a Marilyn Monroe ya de retirado del Beisbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada