Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 17 de mayo de 2014

DIMAGGIO TRES

DIA A DIA

LOS 56 JUEGOS SEGUIDOS DE
JOE DIMAGGIO DANDO DE HIT

MAYO 17 DE 1941

El último de la serie en Nueva York termina con los Medias Blancas de Chicago ganando 3-2 al Yanquis, siendo Johnny Rigney el pitcher ganador y Spud Chandler siendo el derrotado, con los dos serpentineros completando el juego que dura dos horas y 18 minutos. En este juego Joe DiMaggio batea un hit en la primera entrada, el único en tres veces, anotando una carrera y recibiendo base por bolas. Es su segundo juego dando de hit y está bateando .311.

JOE DIMAGGIO
En la sexta entrada los  Medias Blancas toman ventaja de  2-1, anotando la carrera con base por bolas a Joe Kuhek y doblete empujador de Darío Lodigiani.  La tercera carrera de Chicago en la parte alta de la novena entrada con hit productor de  Luke Appling.
Los Yanquis, perdiendo 3-1, atacan en la novena entrada con base a Joe Gordon, hit de Bill Dickey,  elevado de sacrificio de Buddy Rosar que es el segundo out y el partido termina al ser dominado el primera base John Sturm en elevado al central. Yamquis empató 1-1 en el quinto con base a DiMaggio y doblete empujador de Bill Dickey. Nueva York se aleja a siete juegos del líder Indios de Cleveland.
DiMaggio batea hit, base por bolas, rola al short y elevado al mismo sitio. Myril Hoag, que había sido jugador del Yanquis, es el mejor bateador en este encuentro con tres hits en cuatro veces el bat por Medias Blancas.

Es una dura derrota para el manager Joe McCarthy del Yanquis ya que Jimmy Dykes, el timonel del Medias Blancas había declarado hace un tiempo que era McCarthy un “push button manager”, es decir que tenía tan buenos equipos que por eso ganaba, como si apretara un botón y con eso ya tenía la jugada que deseaba. Dykes fue en su carrera un buen tercera base muy agresivo y de manager también lo fue. Un Leo Durocher de la Liga Americana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario