Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 27 de mayo de 2014

EL LIBRO DE CANANEA

EL SUPER MANAGER
CANANEA REYES

Capítulo 19


CANANEA REYES
PARA la temporada de 1984 nuevamente los Diablos Rojos del México fueron los de mejor record en la División Sur con 75-41 para sacarle seis juegos de ventaja a los Tigres que sorprendieron al quedar en segundo lugar, Truchas de Toluca ahora de don Jaime Pérez Avellá que había abandonado Campeche con todo y su campeonato el año anterior, en tercero y los Leones de Yuctán  en cuarto, con Carlos Paz de manager y 10 juegos atrás del primer sitio. 

En la zona norte los Rieleros de Aguascalientes terminaron  en primer lugar con solamente un juego de ventaja sobre Tecolotes de Nuevo Laredo, con Indios de Ciudad Juárez en tercero y Saraperos de Saltillo en cuarto.
JAMES COLLINS


Al comenzar la campaña los Diablos presentaron la ofensiva  más fuerte de la campaña con cañoneros como James Collins, Gary Gray, Juan Monasterio, el boricua Samarito Vega y Nelson Barrera que tuvo el primero de sus grandes años como jonronero.
Sin embargo algo que sucedió el primero de mayo de 1984 cambió los planes ya que en ese día, un domingo de Parque del Seguro Social lleno hasta los topes al celebrarse antes del encuentro el juego de los Cómicos, sucedió un altercado que bastante tuvo que ver en la parte siguiente de la temporada.

LUIS FERNANDO MENDEZ Y SU HIJO

Resulta que un aficionado de las gradas de sol le tiró una botella a James Collins quien estaba jugando el jardín izquierdo, quien se molestó al ser golpeado por el proyectil y decidió tirarlo de regreso a las gradas. Allí pagaron justos por pecadores y Collins y los Diablos se encontraron con una  demanda contra el gran bateador.
Roberto Mansur, reprobando la acción de Collins, lo cambió de inmediato al Cafeteros de Córdoba en donde terminó  siendo el campeón bateador con un gran promedio de .412.
ALFREDO ORTIZ


De cualquier manera los Diablos continuaron bien pertrechados en la ofensiva y el pitcheo fue encabezado  por Luis Fernando Méndez ganó 17 juegos contra solamente cinco derrotas para una gran campaña. Los grandes veteranos Alfredo Ortiz y  Vicente “Huevo” Romo ganaron 10 juegos cada quien.



 Sin contar a Collins, nueve rojos batearon sobre los .300 con Gary Gray en .379, Luis Monreal en .365, Nelson Barrera en .354, Juan Monasterio en .351, Ossie Olivares en .349, ell infielder Andrés Sánchez en .333, el boricua Samarito Vega dio .332 y en un juego bateó dos jonrones en una entrada, Ricardo Díaz en .312, Juan José Pacho en .306. Fue la única temporada que el gran fildeador Juan José Pacho estuvo con la franela de los Diablos y le vimos jugadas muy especiales en las paradas cortas.
JUAN JOSE PACHO


Los dos cuadrangulares de Samarito Vega en una misma entrada fue contra  Leones de Yucatán.  
Ossie Olivares bateó tan bien como lo habían anunciado.  Olivares era casi una réplica  de su paisano Teolindo Acosta: Sin embargo Olivares no se escapó de un problema serio cuando en Mérida, después de un tercer strike se molestó tanto que tiró el bat a las gradas para golpear en la cabeza a uno de los aficionados. La gente de Yucatán pedía la cabeza de Ossie, quien fue suspendido por unos partidos.
Cananea Reyes le puso más gasolina al fuego cuando declaró que Olivares lanzó el bat a las gradas en un momento de frustración y no contra algún aficionado de Mérida, pero como los yucatecos tienen en su mayoría cabezas grandes, tuvo que caer  en la cabeza de alguien.


Al terminar el calendario quedaron listos los primeros play  offs, con los Diablos Rojos jugando contra los Leones de Yucatán y Toluca frente a los Tigres. Por otro lado en la zona norte los Indios de Ciudad Juárez se enfrentaron  el Nuevo Laredo y Saltillo frente al Aguascalientes.
Obviamente los Diablos Rojos salieron como grandes favoritos no solamente para vencer al Leones de Yucatán sino para ganar el campeonato.
Sin embargo hubo pánico en las filas de los Diablos cuando perdieron los dos primeros juegos del primer play off en el Parque del Seguro Social contra Leones. Se armó una gran protesta por parte de los Diablos cuando Valentín Gómez, el ampáyer principal, expulsó al pitcher abridor  Vicente Romo en el principio del partido. 
ALEJO PERALTA Y REMES 

Después de la derrota, Roberto Mansur fue al vestidor de los ampayers y dio varias patadas en la puerta de los azules. El caso es que Valentín desapareció del mapa y ya no estuvo en el resto de la serie. Su decisión de expulsar al lanzador abridor en el principio del partido fue muy criticada en el mundo de nuestro Beisbol
Ahora los Diablos iban a Mérida en desventaja de dos juego  cero. Carlos  Paz, manager de los Leones había sido coach de los Diablos Rojos y brazo derecho de Cananea Reyes en los últimos años del México de Angel Vázquez.
-O-
ANTE la sorpresa general los Diablos  Rojos perdieron otros dos juegos en Mérida y quedaron eliminados en el  primer play off, quedando nuevamente compuestos y sin  novia. La derrota de los Diablos hizo que Roberto Mansur iniciara una investigación después que el jardinero Juan Monasterio le dijera al finalizar el cuarto juego que varios de sus compañeros no habían  metido el cuerpo en la serie.
Hubo una investigación por parte de unos judiciales que eran buenos aficionados al Beisbol y varios de los jugadores tuvieron que contestar muchas preguntas. Mansur pensó  que había que hacer cambios en el club después del desempeño tan malo en el play off y aunque ningún jugador fue aprendido, algunos salieron de la investigación bajo la lupa.

El triunfo de los Leones fue contundente ya que después le ganaron  la segunda serie al Tigres manejado por Fernando Remes y terminaron ganando el campeonato en una serie frente a los Indios de Ciudad Juárez. Fue ese el gran momento para Carlos Paz, un esforzado cubano que llegó a la Liga Mexicana como lanzador y más  adelante duró mucho tiempo como manager y coach.
Al comenzar la temporada de 1980 estuvo como brazo derecho de Cananea Reyes en los Diablos y fue  el que descubrió en un partido contra los Indios de Cleveland en el Parque del Seguro Social que el manager de la tribu Dave García, estaba usando mal su orden al bat y se lo dijo a su manager Cananea Reyes que protestó y el jugador de los Indios fue declarado out por batear fuera de turno y dar de hit.
ZACATILLO GUERRERO


En la final los Indios de Ciudad Juárez  tenían como manager a Zacatillo Guerrero pero  los Leones prevalecieron.  
  -o-
En 1986 los Diablos tuvieron el mejor record de los dos grupos de la Liga  Mexicana, el super líder otra vez con marca de 80-52 con ventaja de cuatro  juegos y medio sobre Yucatán,  el campeón de un año antes, mientras en el norte los Rieleros de Aguscalientes fueron los mejores con marca de 65-58. Una gran diferencia en favor de los Diablos que nuevamente fueron elegidos para ganar.

Nuevas caras se aparecieron en los Diablos como el cañonero zurdo Lorenzo Bundy que tuvo grandes campañas con los Rojos, John Cangelosi que jugó la primera parte de la campaña al ser enviado por los Medias Blancas de Chicago mientras en Nelson Barrera entrenaba con ellos  y luego jugó algunos partidos con los Bisontes del Buffalo. Daniel Fernández  ya estaba listo para comenzar su gran carrera de Salón de la Fama y Dinamita Hernández era un short brillante con poder que fue probado por la organización de los Yanquis. Hubo una carrera mano a mano espectacular antes de un juego en el Parque del  Seguro en que Dinamita venció a Héctor Zamudio de los Tigres.
DANIEL FERNANDEZ
También  estuvieron con Diablos los americanos Glenn Walker y Larry Rey que serían piezas importantes.
Fue 1985 el gran año del pitcher zurdo Ricardo Solis, bajo de estatura pero grande en la lomita, teniendo record de 19-4, mientras Luis Fernando Méndez  continuó  con su gran consistencia con 14 ganados y Maximino León sería un gran retorno al  ganar 13 juegos. Fueron los tres grandes en el pitcheo escarlata de 1985.


Con los Diablos calificaron Yucatán, Tigres y el nuevo Cafeteros de Córdoba que tenían a Chara Mansur y su hijo José Antonio al frente. En la zona norte fueron a los play offs los Rieleros de Aguascalientes, los Tecolotes de Nueva Laredo, Acereros de Monclova y Alijadores de Tampico.
-o-


CHITO RIOS
La inauguración de la temporada de 1985 fue en el parque del Seguro Social jugando Diablos contra Tigres ganando Chito Ríos en un duelo a Maximino León,  con los Rojos de Cananea Reyes presentando el siguiente orden   bat, John Cangelosi en el jardín central, Dinamita Hernández en el short, Armando Sánchez en la segunda, Samarito Vega de primera base, Miguel Negrón en el jardín iziquierdo, Luis Salinas de bateador designado, Miguel Serratos en la tercera base, Sergio Robles de catcher, y Daniel Fernández el jardín derecho.
Luis Salinas era un producto de la Academia de Pastejé  que tenía poder y los Diablos  le estaban dando  la oportunidad.


PARQUE DEL SEGURO
Los Rojos ganaron el segundo partido  de la serie inaugural por 10-8 con un triple de Cangelosi en la novena entrada empujando las dos carreras de la diferencia El pitcher zurdo Isidro  Morales fue el ganador.  Cangelosi era pequeño de estatura nativo de Nueva York, pero sus espaldas demostraban que tenía fuerza. Sin embargo su mejor parte del juego estaba en su gran rapidez y fildeo. Era prospecto de Ligas Mayores a donde llegaría para jugar por bastantes años y teniendo su Serie Mundial ganada con los Marlins de Florida.
NELSON BARRERA
Pero en 1985 era un jugador que fue un favorito de los aficionados rojos por su entrega total  a cada acción y por su calidad demostrada.
Cangelosi, como  comentamos, había sido enviado por los Medias Blancas de Chicago al Diablos Rojos en préstamo mientras Nelson Barrera era visto en el entrenamiento del equipo patipálido y luego enviado a los Bisontes de Buffalo. Cuando Nelson no bateó mucho en Estados Unidos lo regresaron a los Rojos y Cangelosi volvió a la conquista de la gran carpa. Cangelosi pasaría 13 años en Ligas Mayores aunque casi nunca fue el jardinero titular del equipo donde estaba. La temporada en que tuvo más  apariciones al bat fue con Medias Blancas en 1983 con 525 apariciones pero solo bateó .235 con dos jonrones.
JOHN CANGELOSI

Después de Chicago jugó con Piratas de Pittsburgh, Rangers de Texas, Mets, Astros, Marlins y se despidió de la gran carpa con Rockies de Colorado al batear de 6-1.
Tuvo su anillo de Serie Mundial ganada en 1997 con los Marlins de Florida en un clásico muy emocionante de siete juegos. La serie se decidió en Florida en juego de entradas extras en que el colombiano Edgar Rentería produjo la carrera del gane y le dieron al pitcher cubano Liván Hernández el nombramiento de jugador Más Valioso. Cangelosi jugó en ese último partido y tuvo la oportunidad de empujar la carrera decisiva al tener hombre en posición de anotar pero el destino no quiso que así lo fuera.

CANANEA REYES
En 13 años de Grandes Ligas bateó .250 con 12 jonrones.
Por su parte Nelson Barrera tuvo ese año 25 juegos con los Bisontes de Buffalo de la Liga de la Costa del Pacífico, entonces la principal sucursal de los Medias Blancas de Chicago, y bateó de 74-13 para .176. Dio dos jonrones y produjo cuatro carreras.
Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada