Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 28 de mayo de 2014

TEMA DEL DIA

EL JUEGO DE ESTRELLAS

El Juego de Estrellas nació el año de 1933 en las Ligas Mayores por idea de Arch Ward, un cronista deportivo de la ciudad de Chicago, y fue por ello que el primer partido de la Liga Americana se llevó a cabo en el Parque Comiskey de la ciudad de los vientos. Y en aquel primer partido estelar bateó jonrón Babe Ruth para que el destino fuera justo con el hombre que reinventó el batazo de cuatro esquinas.


BABE RUTH
Con ese cuadrangular la Liga Americana ganó el primer partido estelar y al año siguiente estuvo otra vez Babe Ruth, aunque sin jonrón esta vez, pero volvió a ganar la Liga Americana a pesar que Carl Hubbell, el brillante zurdo de los Gigantes de Nueva York de la Liga Nacional vivió uno de los momentos grandes en la historia de estos clásicos de media campaña al ponchar en forma consecutiva a los cinco mejores bateadores del Beisbol, entre ellos Ruth y Lou Gehrig. La primera Serie Mundial fue la de 1903 entre los dos circuitos, pero el primer Juego de Estrellas tardó mucho en llegar.


FRAY NANO
En el Beisbol mexicano fue igualmente un cronista, el más famoso en la rama deportiva que ha existido en nuestro país, Alejandro Aguilar Reyes, que usaba el  seudónimo de “Fray Nano” para escribir, el que utilizó su diario deportivo La Afición para de esa manera entusiasmar a los directivos de la Liga Mexicana, que él mismo fundó con Ernesto Carmona, para llevar a cabo el primer Juego de Estrellas el 19 de agosto de 1939 en el Parque Delta entre los Estrellas de Carmona y los Estrellas de Oliveros.
Eran los managers más famosos de ese tiempo, don Ernesto Carmona que fundaría a los Diablos Rojos en la temporada de 1940, un año después, y Manuel Oliveros, que había ganado campeonatos con los Tigres de Comintra.
Y no hay duda que ese primer partido estelar fue posiblemente el mejor de la historia ya que tuvimos un duelazo de pitcheo que duró 0-0 hasta que en la entrada 11 un shortstop pequeño de estatura, que era poca cosa a la ofensiva pero muy buen fildeador, le conectó un jonrón de campo al formidable Ramón Bragaña para que los Estrellas de Oliveros le ganaran 1-0 a los favoritos de Carmona.


ERNESTO CARMONA
“Fray Nano” estaba tan molesto porque había perdido su gran amigo Carmona que en la crónica al día  siguiente escribió en su periódico que “Polín se tropezó con un lanzamiento de Bragaña” y de esa manera decidió la batalla con el jonrón más inesperado de la historia.
Así que en Ligas Mayores fue Babe Ruth el que decidió el primer Juego de Estrellas con un jonrón que era su marca registrada, y en nuestro Beisbol fue Polín, que casi nunca daba cuadrangulares, el que lo hizo en ese día tan especial  para nuestro Beisbol.
-o-
La Liga Mexicana revivió el Juego de Estrellas hasta  1942 ya en la llamada era de Joge Pasquel, quien le dio un giro espectacular a este partido de todos estrellas al decidir en 1947 que jugaran los Mexicanos contra los Extranjeros, dándole un sabor internacional a los encuentros en una era que la gente se entusiasmaba al máximo con los eventos de ese corte.

MANUEL OLIVEROS
Además los dos primeros juegos de Mexicanos contra Extranjeros fueron en el día de la patria, 16 de septiembre, lográndose llenos impresionantes con mucha gente viendo el juego parado detrás de las bardas. Se desbordó el fervor patriótico y el público enloqueció en 1948 cuando ganó el equipo de los Mexicanos. Y ya se imagina lo potentes que estaban los Extranjeros en los tiempos que venían  a jugar a México los mejores jugadores de color al no tener cabida en Ligas Mayores.
Continuaron  por varios años esta clase de partidos hasta que en 1959 se cambiaron por los encuentros  estelares entre las Ligas de Texas contra la Liga Mexicana en los tres años que duró la Asociación Panamericana. Luego volvieron los juegos entre Mexicanos contra Extranjeros pero cuando los nacionales ganaron en Gómez Palacio, Durango, por 17-6, los directivos pensaron que los jugadores importados no le ponían mucho interés a este partido y volvieron a los juegos de Norte contra  Sur que se vieron al principio de la década de los cuarenta.

RAMON BRAGAÑA

Por dos años se volvieron  a jugar partidos estelares entre las ligas de Texas y Mexicana, teniendo incluso un año en que el partido estelar fue el de la Lliga nuestra contra la Selección Cubana, ganando México los tres encuentros celebrados.
Después se volvió al juego de Norte contra Sur aunque en el 2001 se revivió el partido de Mexicanos contra Extranjeros y en el Foro Sol ganaron los nuestros por paliza de 9-0, por lo que se regresó al Sur contra el Norte.
En los últimos años y siguiendo la idea de las Ligas Mayores, el Juego de Estrellas es más importante ya que el equipo que gana le da al campeón de su zona el inicio y posiblemente el final de la serie por el campeonato. Ahora el Juego de Estrellas se va a celebrar por segundo año en Cancún, la casa del Tigres que hace un año fue el campeón de la Liga Mexicana. Eso será el primero de junio de este 2014 y siempre le ha gustado al aficionado esta clase de encuentros.

Y hay que dale al aficionado lo que pide. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada