Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 8 de junio de 2014

DIA A DIA

LOS 56 JUEGOS SEGUIDOS DE
JOE DIMAGGIO DANDO DE HIT

NUEVE DE JUNIO

DIMAGGIO Y HEMINGWAY

Los Yanquis de Nueva York no tienen juego programado en el nueve de junio en que van camino a la ciudad de Chicago con Joe DiMaggio habiendo superado ya una racha de 23 juegos seguidos dando de hit en la temporada anterior. En Ligas Mayores su mayor racha de juegos consecutivos con hits era de 24 y la acababa de empatar en el pasado doble juego contra Cafés de San Luis. En la Liga de la Costa del Pacífico con las Focas de San Francisco había tenido una increíble cadena de 61 juegos conectando de imparable.

Añadir leyenda
Por cierto que el día de descanso nos da oportunidad de platicar sobre la admiración que le tenía el famoso escritor norteamericano Ernest Hemingway a Joe DiMaggio. En uno de sus más  famosos libros, “El Viejo y el Mar”, filmada en La Habana, relata la historia de un viejo pescador que todas las mañanas sale a la mar en su lancha vieja y al final logra pescar con gran esfuerzo un  tiburón que llega destrozado ya que en el retorno a tierra se lo comen otros pescados marinos que pasan al lado del bote.
Esta historia la hicieron película en Hollywood y fue un gran éxito, con el gran actor Spencer Tracy en el papel de “el viejo”. Este pescador ya entrado en años tenía  como amigo un niño llamado Manolín  que lo quería mucho y le llevaba café  y comida a donde tenía su pobre casa. Y varias veces hablan de Beisbol en la historia.
Cerca del inicio el viejo le dice al niño: “Los Yanquis no pueden perder”  y le contesta el niño “Pero yo le tengo miedo a los Indios de Cleveland”, a lo cual contestó el viejo: “Ten fe en los Yanquis. Piensa en el gran DiMaggio.”
El chamaco le responde: “Le tengo miedo a los Tigres de Detroit y los Indios de Cleveland.”

SPENCER TRACY
Más adelante en la novela, el muchacho le dice: “Hábleme de Beisbol.” Y le contesta: “En la Liga Americana, como te dije, los Yanquis.
“Hoy perdieron.”- le contesta el muchacho, pero el viejo le dice: “Eso no significa nada. El gran DiMaggio vuelve a ser lo que era.”
“Tienen otros hombres en el equipo”. Y le dice el viejo: “Pero con él la cosa es diferente.”
Párrafos adelante dice el viejo al niño: “Me hubiera gustado llevar a pescar al gran DiMaggio. Dicen que su padre era pescador. Quizás fuese tan pobre como nosotros y comprendiese.”

ANTHONY QUINN
Ya en el momento del libro en que está en alta mar luchando contra un pescado que acaba de picar en su señuelo, se lee : “Pensó en las Grandes Ligas. Sabía  que los Yanquis estaban jugando contra los Tigres de Detroit. Este es el segundo día que no me entero del resultado de los juegos pero debo tener confianza y debo ser digno del gran DiMaggio que hace todas las cosas perfectamente. ¿Crees tu que el gran DiMaggio seguiría con un pez tanto tiempo como estoy haciendo yo?. Estoy seguro de que si, y más, puesto que es joven y fuerte. También su padre era pescador.”
Después de pescar el gran pez vino un tiburón que quería comérselo y el viejo puso todo su esfuerzo para golpear con el remo al atacante y dejarlo muerto. Dice el libro en la mente del viejo: “Pero tengo que pensar. Porque es lo único que me queda. Eso y el Beisbol. Me pregunto lo qué le habría parecido al gran DiMaggio la forma en que le di en el cerebro al tiburón”.
En otro momento del libro se dice a si mismo: “Tu naciste para ser pescador y el pez  para ser pez. San Pedro era pescador igual que el padre del gran DiMaggio.”
Cuando el viejo logra llegar a tierra ya que se había alejado mar adentro, una manada de tiburones se comieron el tiburón que venció y lo llevaba amarrado en la parte lateral de la lancha y cuando pisó tierra solamente quedaba  el largo espinazo del gran pez.
-o-
YANQUI STADIUM
La película “El viejo y el mar” fue un gran éxito taquillero
y tuvo tres nominaciones al Oscar en 1958  para Spencer Tracy como mejor actor, mejor fotografía y mejor banda sonora. Esta última fue la ganadora del Oscar. El libro de Ernest Hemingway del “Viejo y el Mar” se sigue vendiendo. Ya en los noventa, el gran actor mexicano Anthony Quinn, hizo otra versión de El Viejo y el Mar. Curiosamente Amthony Quinn fue también un gran admirador de Joe DiMaggio como lo dice en unas páginas de la autobiografía que escribió.
Hemingway vivió muchos años en Cuba en su “Finca Vigía”, la cual dejó después de la entrada de Fidel Castro. También  vivió varios años en la España del Generalísimo Francisco Franco ya que le encantaban las corridas de toros y el matador Antonio Ordóñez fue su ídolo y amigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario