Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 29 de junio de 2014

DIA A DIA

LOS 56 JUEGOS SEGUIDOS DE
JOE DIMAGGIO DANDO DE HIT

JUNIO 30 DE 1941

Los Yanquis no tienen juego programado para el lunes 30 de junio y el martes tendrán un doble juego en Nueva York contra los Medias Rojas de Boston, pero ya desde el domingo en la noche se supo antes de dejar el vestidor del parque de Washington que todavía  había otro record  que superar para DiMaggio en juegos seguidos con imparable. El de 41 juegos seguidos dando de hit era la marca moderna impuesta por George Sisler pero había  un bateador de 1898 que llegó a 44 juegos consecutivos seguidos dando de imparable. Ese fue un golpe bajo para Yanquis y el Beisbol ya que en esos tiempos las reglas eran diferentes como los faules que no contaban como strikes.


EL HIT DEL JUEGO 42
DOMINIC Y JOE DIMAGGIO
Sin embargo la oficina del Comisionado dijo que se tenía que respetar esa marca de Keeler y que iban a homologar la de los 42 juegos de DiMaggio como record moderno y la de Keeler como record viejo. Sin embargo la racha de JD seguía y en el doble juego del martes primero de julio de 1941 podría buscar llegar a los 44 imparables en forma consecutiva y de esa manera empatar también el record de este fantasma beisbolero que de repente había  “resucitado” y quien hizo famosa aquella frase de: “Hay que batear la pelota en donde no haya nadie”. Es decir, poner la pelota en donde no haya ningún enemigo.

Hasta Dominic DiMaggio, su hermano que jugaba con Boston, se mostró indignado por el asunto de Keeler. ¿Qué habrá sentido Joe DiMaggio después de tanto días de sufrimiento cuando le dijeron que el record que había  impuesto no lo era de una manera total?.
En Nueva York le esperaba su esposa Dorothy Arnold, una actriz que conoció  en Hollywood, y quien estaba embarazada con el que iba a ser el primer hijo del matrimonio.
En las biografías de DiMaggio todas concuerdan con que era un fumador exagerado de dos cajetillas al día. Camel era su cigarrillo favorito.  Y también bebía mucho café, sobre todo antes de los partidos. Su revista favorita era la de “Superman”.

El doble juego del martes primero de julio era tan importante con ese anuncio que a pesar del calor abrumador en Nueva York de 100 grados esperaban una gran asistencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada