Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 9 de junio de 2014

FRAY NANO: EL NUMERO UNO

MAGO SEPTIEN: EL MAS FAMOSO

EL DIA QUE “FRAY NANO”
VENCIO AL MAGO SEPTIEN

Durante  la década de los años cincuenta el programa de televisión que tenía más “rating” lo era aquel de “La Pregunta de los 64,000 pesos” que conducía el notable locutor Pedro Ferriz, quIen con el tiempo se dedicó  a buscar naves marcianas ya que eso era su gran pasatiempo como el de Jaime Mausán. La televisión mexicana estaba comenzando a inundar los hogares cuando surgió  la idea del premio de los 64,000 pesos tomándola de un programa similar que había en Estados Unidos.

ALEJANDRO AGUILAR REYES
Entonces era el canal 4, competencia de Televisa, la que pasaba ese programa y después de varias semanas de haber comenzado hubo un momento que se presentó un concursante con el tema de Beisbol para que le preguntaran sobre las Series Mundiales de Ligas Mayores.
Vestido de marino se presentó el Capitán de Fragata  Fonseca para ser presentado y luego puesto en una cabina encerrada en que por el vidrio se podía ver a las personas. La primera pregunta fue la de que cuando habían comenzado los clásicos  de octubre, las Series Mundiales. El capitán de fragata contestó acertadamente, 1903, pero Pedro Ferriz le dijo que lo lamentaba pero que esas series habían comenzado mucho antes. El capitán trató de protestar pero sin éxito, le dieron las gracias y desapareció  de la pantalla, pero el asunto no paró allí.
El capitán Fonseca se presentó con los que organizaban el programa para poner su protesta llevando libros en que demostraban que su respuesta era la correcta. Para que no se armara un pleito grande, los organizadores decidieron ir a consultar a Alejandro Aguilas Reyes, conocido como Fray Nano en sus escritos, para decidir el asunto.

FRAY NANO
Resulta que los que llevaban el programa de las preguntas habían puesto al famoso narrador Mago Septién como su asesor beisbolero y les había dicho que las Series Mundiales habían comenzado en antes del siglo XX. Sin embargo es bien sabido desde mucho, pero mucho tiempo, que las Ligas Mayores reconocen como su primera Serie Mundial entre el campeón de la Liga Americana y el campeón de la Liga Nacional en 1903, tal y como había  contestado el concursante.
Fray Nano le dio la razón al capitán de corbeta, las Series Mundiales habían iniciado en 1903 y las series que se llevaron a cabo antes de esos años fueron entre otras ligas y por la Copa Temple.
Al siguiente programa y en voz de Pedro Ferriz hubo excusas para el señor Fonseca y se indicó que por un error en las respuestas que tenían se le había descalificado. Hubo aplausos y nuevamente el concursante entró el cuartito de los sustos y contestó las preguntas que le hicieron correctamente. Lo vimos por una par de semanas más aunque cuando ya llegó a los 25,000 pesos se salió del concurso indicando que era mejor eso que nada en caso de no tener la respuesta adecuada. Y es que en su última aparición ya no era una sola pregunta, sino varias preguntas, por lo que las cosas se estaban poniendo muy difíciles.


FRAY NANO EN SU OFICINA
El Capitán Fonseca vivió sus momentos de grandeza ya que todo el mundo en su Veracruz y en todas partes donde llegaba la televisión lo conocieron. En la ciudad de México recuerdo haberle hecho un reportaje en la revista Hit en donde Angel Fernández me había  invitado a colaborar. Lo invité a cenar a casa de mis papás y nos pasamos todo el tiempo hablando de nuestro querido Beisbol y de las Series Mundiales que había  leído y leído para tomar parte en el concurso. Muchos años después revivieron este programa y Miguel Tapia de la ciudad de Puebla logrpo ganar los 64,000 pesos con el tema beisbolero.
Pero en aquella década de los cincuenta el incomparable “Fray Nano” había vencido al famoso Mago Septién.
-o-

FRAY NANO EN UN EVENTO
Fray Nano y Mago Septién fueron indiscutiblemente los hombres más famosos en el Beisbol mexicano en lo que se refiere a informar sobre el deporte rey. El Mago se hizo de gran fama con su voz formidable, sus gritos, su dinamismo y sus recuerdos del pasado. Fray Nano era ya en los años cincuenta el super genio de la crónica deportiva, habiendo fundado su diario La Afición ya como diario en 1931. Antes convirtió en uno de los pioneros de la información  deportiva en el poco espacio que daban los diarios de México para el mundo del deporte. Prácticamente todo era información del país y mundial, pero casi nada de deportes.

FRAY NANO EN CARICATURA
Fue entonces que al comenzar la década de los treinta el joven Alejandro Aguilar Reyes decidió hacer un periódico completo dedicado al deporte una vez a la semana, luego dos veces a la semana y llegó el momento histórico en que se convirtió en diario para ser el primer diario deportivo en todo el mundo.
En eso México fue el primero y Fray Nano tuvo como cofundadores a Monosabio, que naturalmente escribía  de toros, y Don Facundo. El diario fue un éxito, es decir, se podían cubrir los gastos  con el dinero de las ventas. Eso le dio a Fray Nano todo el espacio que quisiera para escribir todo lo que llevaba adentro. Casi de golpe y porrazo se instaló como el cronista que conocía más de todos los deportes y su gran fama la llevaría hasta 1961, cuando falleció, antes de tiempo,  por un problema cardiaco.

EL BEISBOL ERA SU PASION

Cuando trabajé en La Afición de 1956 al 2001, tuve la fortuna de estar bajo el mando de Fray Nano por seis años y  cualquiera que trabajara para era algo muy satisfactorio y emocionante, una gran aventura ser parte de un equipo con un capitán tan genial. Sus crónicas y su columna Picadillo eran esperadas con ansiedad por sus lectores y me tocó ver como lo iban a ver a su periódico para pedir consejos los principales directivos del deporte mexicano, el General Clark Flores, del comité olímpico, los presidentes de la Liga Mexicana, Salvador Mondragón que fue por un tiempo el Alto Comisionado del Beisbol, los ampayers y todo el que estaba al frente de alguna organización deportiva.
FRAY NANO EN SALON DE LA FAMA
No era Fray Nano de los que piensan tener todo en la cabeza, sino que cuando venía algún problema sacaba  el libro de reglas de deporte que estaban tocando. Año tras año, Fray Nano traducía las reglas de Beisbol del inglés al español y su empresa hizo y vendía los libros de reglas.

En el primer piso, a la entrada de la redacción, estaba la librería en donde vendían las reglas de Beisbol, libros de boxeo, los cuadernos de box score para apuntar los juegos que tanto se estiló por mucho tiempo, libros de Juegos Olímpicos. Si hay alguien que impulsó el deporte ese lo fue Fray Nano.
Para ser un cronista deportivo completo hay que viajar y Fray Nano viajó a Estados Unidos para ver las Series Mundiales de Beisbol y los grandes combates de peso completo con Joe Louis y los contrarios que tuvo a través de los años. Llego a ver junto a Ernesto Carmona al gran joronero Babe Ruth. Fray Nano y Carmona fundaron en 1925 la Liga Mexicana que ha seguido sin parar.


FAMILIA DE FRAY NANO
Para 1937 puso todo su esfuerzo para darle a la Liga Mexicana las estadísticas que necesitaba, poniendo una persona que llevaba la anotación del juego en el box score y lo mandaba en telegrama al periódico del fraile. Como la liga se jugaba de jueves a domingo, el diario publicaba los días que no había juegos los box scores de los partidos de provincia de la semana anterior y un día lo dedicaba a poner la lista de los mejores bateadores y pitchers. Fray Nano convirtió a la Liga Mexicana en un circuito   con los números que eran tan necesarios y que pudieron ser aprovechados por don Pedro Treto Cisneros para elaborar su formidable  Enciclopedia que tuvo varia ediciones. Allí están los números, que son la savia del Beisbol, de cada uno de los jugadores que participaron desde 1937 en la liga. 

Sus primeros grandes colaboradores en esta nueva emoresa lo fueron Salvador Ortigosa y el formidable linotipista don René Acosta Núñez que por tantos años laboró en La Afición, llegando en los años cuarenta el cronista Raúl Mendoza que era un especialista en el arte de Pitágoras y quien fue anotador oficial y compilador oficial de la Liga Mexicana por mucho años.  Con estos números se comenzaron a publicar los libros “Quien es Quien en la Liga Mexicana” que se elabora todavía en la actualidad.
-o-
Recuerdo que un día me dijo Fray Nano. “Todos los deportes bien jugados son formidables.”.

PEDRO TRETO CISNEROS
En un reciente libro escrito por su hija Guadalupe Aguilar Mitchell y su hijo Alejandro Lerdo de Tejada Aguilar, nos dice que los deportes principales para Fray Nano era el Beisbol en primer lugar, el boxeo en segundo y la lucha libre en tercero, teniendo un lugar muy especial los Juegos Olímpicos a los que asistió varias veces. Allí estaba en Londres en 1948 cuando el general Humberto Mariles capturó las primeras medallas de oro para nuestro México.
Del Futbol escribe su hija, que lo llamaba despectivamente un deporte que se juega a las “patadas”. Pero no por ello dejaba de dar muy buena información de futbol,  y allí estaba el gran  Antonio Andere escribiendo las crónicas de los juegos dominicales, escritos entre ocho y 11 cuartillas (hojas de papel).
Al paso de los años los canales de la TV abierta y también los de cable así como los diarios, solamente dan información de Futbol y olvidan a todos los demás deportes sobre todo al Beisbol mexicano. Todo aficionado a nuestro deporte rey odiamos al Futbol y a los causantes que haya desaparecido aquella gran información beisbolera que teníamos  en La Afición de Fray Nano.
Como trabajé 44 años en La Afición, de 1956 al 2001, puedo atestiguar que el espíritu de Fray Nano nos hizo a la mayoría poner el cien por ciento de esfuerzo y cumplir cada uno de sus ideales. En la sección de Beisbol que tuve a cargo desde 1959 nunca nos íbamos hasta que llegara el último resultado de los juegos de Liga Mexicana y Ligas Mayores. Esas eran órdenes de Fray Nano en su diario.
Una vez hubo en un juego de 22 entradas en el Parque del Seguro Social y estaba escribiendo la crónica en el diario, entonces no había computadoras, a las dos y media de la madrugada. Y fue La Afición ei único diario de México que sacó el resultado de ese partido.
Después de Fray Nano tuvimos diferentes jefes, la mayoría extraordinarias personas como Antonio Andere, Rafael Ruano, Alfonso Durán, el señor Christian, y nunca nos quitaron la camiseta que nos había dado Fray Nano al dejarnos  trabajar en su diario No importaba salir a la una de la madrugada cada día  si se había cumplido cpn el trabajo encomendado. El siglo XXI trajo nuevas ideas y nuevas confabulaciones de poner solo Futbol y ningún diario de México publica cada día los resultados completos de Liga Mexicana y Ligas
BABE RUTH Y JORGE PASQUEL
Mayores. La mayoría  ni siquiera le hace caso al juego celebrado en la capital. La desgracia la trajeron periodistas todo lo contrario a Fray Nano y  los jefes de los sistemas de información se unieron para solo hablar de Futbol.
Recuerdo que cuando leía La Afición de estudiante el diario de Fray Nano le daba dos planas completas a las carreras de caballos, a veces con los resultados con sus charts, que es el box score de la hípica, y otras con el programa y sus pronósticos. Don Chón fue el primer pronosticador y luego llegó Jorge Alarcón y Jorge Bermejo que están en el Salón de la Fama del Hipódromo del as Américas.
Todos los deportes podían ser leídos en las páginas de La Afición y siempre con muy buenos escritores de Toros, que considero el pasatiempo nacional de México a pesar de los esfuerzos de Televisa por borrarlo del mapa igual que los otro deportes que no sean Futbol.
Fray Nano llegaba a las ocho de la noche a su Afición y no se marchaba hasta que el periódico ya estaba listo, por lo cual dormía, según relata su hija en el nuevo libro que hizo, que se levantara a las tres de la tarde. En el diario trataba de que todo funcionara como un reloj suizo. Era severo y varias veces mi como regañó al que se equivocaba o no ponía el cien por ciento en el trabajo. Buscaba la perfección en el ideal de su vida. 
Los Juegos Olímpicos de Roma fueron los últimos a los que asistió Fray Nano. Su salud comenzó a deteriorarse  y después de un descanso de varios meses, volvió al frente de su periódico y murió en noviembre de 1961 Enfermó de diabetes y luego le afectó el corazón tan grande que tenía.
Como Babe Ruth en el Beisbol, no ha habido otro igual a Fray Nano en la rama de la crónica deportiva mexicana. Era el oráculo del deporte nacional. Pasaron muchos años antes que con su diario el deporte en México tuviera la información que merecía y necesitaba. Al lado de La Afición de Fray Nano todos los demás terminaron siendo Cuatitlán al llegar el nuevo siglo. Su Afición la convirtieron en un “pasquín”, un suplemento deportivo del nuevo diario que crearon los que compraron el periódico  al llegar el nuevo milenio. El gran Fray Nano no debe estar muy contento desde allá arriba con el final que tuvo su gran invento, ya que nadie más que él había pensado en sacar a la luz un diario con solamente deportes.
-o-
Tuve la suerte de hablar bastantes veces con el Mago Septién, al que escuchaba en sus noticieros de Beisbol en la XEQ cuando era estudiante, aunque me gustaba más  escuchar las Series Mundiales en onda corta por el radio que en las reconstrucciones  que hacía el Mago con un disco de público gritando y con diferentes personas ayudando   de diferentes maneras. Una vez invitó al cubano Miguel Angel Calzadilla, luego secretario de la Liga Mexicana, para entrevistarlo como si fuera el también cubano Miguel Angel González, coach de tercera base de los Cardenales de San Luis,
MAGO SEPTIEN
Después  de todo los dos hablaban como cubanos.
Varias veces me senté a su lado en el parque del Seguro Social mientras le tocaba entrar a la narración  de los juegos después de que su compañero transmitía las primeras cuatro entradas y media. En una ocasión le dije que deseaba hacerle un artículo sobre su vida en un suplemente de ocho páginas que teníamos en la parte central de la revista Hit  donde laboraba. Me habló de vario juegos de Beisbol que inventó, de muchas peleas de Box que también inventó. Cuando le dije que si podía escribirlo me dijo que si por lo cual estaba orgulloso de haber puesto partidos o peleas que no existieron, lo cual es un engaño en cualquier parte del mundo. Le pregunté otra vez y volvió a decirme que si. Estaba orgulloso de esos juegos que no existieron más que en su imaginación. Me platicó que el patrocinador de la Serie Mundial lo había dejado fuera de la transmisión  y entonces inventó una Serie Mundial de blancos contra negros en la que puso a jugar a Beto Avila en el equipo de los blancos naturalmente. Como Beto ya había regresado de su temporada con los Indios de Cleveland y se hospedaba en un hotel cerca del café de chinos que frecuentaba por las noches en la calle de Rosales, el Mago le fue a decir que no se presentara mucho en público porque lo tenía jugando en esa Serie Mundial de blancos contra negros y que estaba  bateando muy bien. Esa parte de Beisbol ficción fue parte de la leyenda y la fama del gran Mago.
EL MAGO
El Mago Septién se convirtió desde temprano en el narrador más famoso en la historia del Beisbol mexicano y para comenzar tenía  una voz muy potente, maravillosa, podía  gritar, desgañitarse, algo parecido a Angel Fernández  después en el Futbol. La gran mayoría de los aficionados al Beisbol lo arroparon como el número uno y nadie lo bajó de ese pedestal.
Finalmente en la década de los cincuenta tuvo oportunidad de viajar a Estados Unidos para transmitir desde el lugar de los hechos la Serie Mundial pero desgraciadamente dijo algunas cosas que no le cayeron bien a Buck Canel, que tenía mucha fuerza en el ambiente latino de ;Ligas Mayores. En 1955 se encargó de que Pedro Septién no tuviera pase para entrar al estadio del Yanquis y  fue cuando el cubano Sandy Amorós hizo la gran atrapada para que Dodgers ganara a Yanquis. 

Tuvo que transmitir desde el cuarto de su hotel viendo el juego por TV pero para Mago Septién no había barreras que no pudiera saltar.
Pasaron las décadas y entonces tuvo que entrar a la Televisión, donde ya no podía inventar juegos ni peleas, aunque si podía hablar de hazañas épicas que los aficionados creían a pie juntillas al no tener libros para verificar esas historias.      
En sus últimos años de viaje a Estados Unidos del grupo de Televisa viajamos juntos cuando decidieron ir en las excursiones exitosas de Pepe Rodríguez a las Series Mundiales. Sus compañeros de transmisión le sacaban la vuelta porque no querían escuchar sus historias y recuerdo como me tocó de compañero de asiento en un avión de Kansas City a San Luis, Misuri. En lo particular me gustaba conversar con el Mago, dijera lo que dijera, y en esa ocasión de 1985 había sufrido  un golpe fuerte la bolsa de valores en Wall Street por lo que él me dijo: “Chamaco  (él llamaba a todo el mundo chamaco), me dieron el pitazo a tiempo y pude sacar un millón de 
LOS AÑOS DE FAMA
dólares que tenía guardado en Wall Street.”


Dijera lo que dijera, siempre me sentí contento cuando hablaba con él. En ese mismo viaje sacó de su cartera la copia de un cheque que le dio Alejo Peralta por transmitir ese año todos juegos del Tigres por radio y que tenía un monto de un millón de pesos. Enseñó varias veces esa copia del cheque en algo que naturalmente no es de muy buen gusto.
Luego los cronistas de Televisa ya no viajaron con las excursiones porque según me dijo Pepe Rodríguez, Televisa tardaba mucho tiempo en pagarle.
Cuidaba su gran voz como un cantante de ópera y eso lo vi una noche antes del Juego de Estrellas de 1961 en San Antonio, Texas, cuando tomaba una cerveza en un bar con el managre Memo Garibay. El Mago se sentó un rato en nuestra mesa pero al ver el frío que había en el lugar por el aire acondicionado, dijo que tenía que salirse de allí. Antes nos relató un maravilloso que hizo aquel formidable Ray Dandridge y cuando levantó la mano para indicarnos  como fue el pivoteo venía la meserita con la bandeja de cervezas que con el brazo del Mago levantado de improviso tiró bandeja y cervezas al suelo. Terminó siendo un double play por obstrucción.

En lo particular me asombró su manera de expresarse, las palabras llenas de categoría que usaba, para hablar de alguien importante en una presentación o hacer un discurso en una gran reunión, Su capacidad mental para encadenar palabras heroicas  y contundentes en su discurso fue algo inigualable y no creo que nadie en el mundo pueda tener esa facilidad. Indudablemente leyó muchos libros de literatura y su facilidad para juntar palabras rimbombantes que dejan con la boca abierta era pan comido para él.

BETO AVILA Y MAGO SEPTIEN
En una ocasión nos invitó el Ingeniero Pedro Medina que tanto ha hecho por el Beisbol en la ciudad de León a esa bonita ciudad para una inauguración de la Liga Infantil que él promueve, Y cuando le tocó hablar al Mago se acabó  el mundo como decían los cubanos de antes. Hizo un discurso de mucha altura y se llevó la gran ovación del evento. Era inigualable para esos formidables discursos.
La Liga Mexicana lo invitó a una convención de Beisbol en Mérida unos meses antes que falleciera el gran Beto Avila víctima de cáncer y fue el encargado de presentar al gran segunda base veracruzano utilizando esa misma grandeza que siempre tuvo al dirigirse al público y entre otras cosas recordó aquel día en el Parque Fenway de Boston diciendo que tres veces se voló la barda. Mi compañero de mesa, George Squeeze Play, pensó lo mismo que yo pero él llegó a comentarlo son una sonrisa : “Uno de los tres jonrones fue de campo”.

Pero así era el Mago. Contaba las historias y le ponía  algo más que era la marca registrada de la casa. Muchos pensaron cuando desgraciadamente falleció que lo llamaron el “Mago” por inventar juegos de Beisbol y peleas de Box, pero en realidad fue un auténtico  mago ya que aprendió desde muy joven a hacer suertes con las barajas, los trucos de los magos. Posiblemente por ello se dedicó al Beisbol, la magia convertida en deporte.
Hay muchas películas en donde se utilizó su voz  potente y espectacular del Mago que sale narrando peleas de Box o de Lucha Libre pero también se luce en la película de Beisbol llamada “El Beisbolista Fenómeno” interpretada por Resortes y donde aparecen varios jugadores de la  Liga Mexicana cuando ya el Parque Delta estaba casi en ruinas.
Una vez me dijo el manager Wilfredo Calviño: “Podrán decir muchas cosas del Mago pero siempre está hablando bien del Beisbol.”
Nadie podrá quitar como el número de uno de México a Fray Nano en la crónica deportiva  escrita ni nadie podrá bajar de su pedestal de mejor narrador de Beisbol al Mago Septién. Eso es lo que dice el pueblo y el pueblo es el que manda.


1 comentario: