Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 20 de noviembre de 2014

JESUS “CHANQUILON” DIAZ

UN JUGADOR MEXICANO.
ESTRELLLA Y COMPLETO
DE PIES A CABEZA

UN HEROE LAGUNERO

CHANQUILON Y BETO AVILA CON EL MARIANAO DE CUBA
Cuando se habla de jugadores completos, Jesús “Chanquilón” Díaz, nacido en Torreón, Coahuila, el 18 de enero de 1925, ocupa un lugar de primera fila, ya que todo lo hacía bien, en grado superlativo. Como jardinero central fue tan efectivo como espectacular y su brazo de cañón no era segundo de nadie. Con el bat podía batear para gran promedio y dar jonrones como lo demostró varias veces.
Y sobre las colchonetas era un auténtico demonio. Sus mejores momentos fueron con los Algodoneros del Unión Laguna, pero también logró triunfos con otras franelas que llegó a utilizar en su gran carrera que le ganó su inclusión al Salón de la Fama del beisbol mexicano en 1978.


ESTADIO REVOLUCION ORIGINAL
De esa manera tuvo Chanquilón un debut de oreja y rabo en la pelota profesional.
En 1943 dio sus dos primeros jonrones con el mismo Laguna y pasó al Tecolotes de Nuevo Laredo, donde jugó los años 1944 y 1945, bateando para .283 y .300. Volvió al Laguna en 1946 y en 1947 actuó con Tuneros de San Luis un tiempo y luego con Pericos de Puebla, volviendo al Tim verde en 1948.

Su gran campaña



ESTADIO REVOLUCION ACTUAL
Fue 1949 la temporada inolvidable de Chanquilón Díaz: jugando para el tim de su tierra, Torreón, fue líder en jonrones con 13 y en carreras empujadas con un gran total de 83 para solamente 86 partidos. Casi una empujada por encuentro y tuvo entonces su mejor porcentaje: .341 en el año inolvidable.
Nunca lo olvidaré en un juego del Laguna contra los Azules del Veracruz, ese mismo año de 1949 en el Parque Delta.
Como bateador recuerdo haberlo visto conectar un cuadrangular sobre la segunda barda del jardín izquierdo, rumbo al Panteón Francés.


ENTRADA PARQUE REVOLUCION
También en ese partido conectó un batazo que fue triple por el callejón de los jardines derecho y central, llegando con una barrida espectacular en tercera, con los spikes en alto y ante los aplausos de la multitud. Más adelante, en ese mismo juego, realizó una de sus grandes atrapadas, yendo desde su pradera central hasta la misma barda por un batazo enemigo, dando las espaldas al home.
De una manera se pareció mucho al Diablo Montoya, aunque cada quien con su sello característico. Los dos muy agresivos para jugar, con un millón de facultades, aunque Chanquilón tuvo naturalmente más poder.

Campeón en Cuba



EL MARIANAO DE CUBA
La Liga Cubana de invierno era tan fuerte que el jugador que triunfaba ahí era casi como si lo lograra en Grandes Ligas. Jugaban solamente cuatro equipos, todos ellos armados hasta los dientes, y llegaban estrellas de otros países. Para la campaña de 1947-1948 los Tigres del Marianao, equipo con el que llegó a jugar también Beto Ávila y otros jugadores mexicanos, lo contrató y Chanquilón procedió a tener un invierno tan formidable que resultó el campeón jonronero, con un total de siete cuadrangulares.
Superó a los grandes bateadores americanos contratados y a los jugadores cubanos que siempre han sido notables.
Fue uno de los grandes triunfos por un jugador mexicano y hay que recordar que para aquel año de 1947, solamente Melo Almada, “Chile” Gómez y Jesse Flores habían podido alcanzar las Grandes Ligas como representantes de la pelota nacional.
También en el Juego de Estrellas de 1949 bateó un jonrón para el equipo de los mexicanos en el Parque Delta de la ciudad de México.

MEMO GARIBAY
Al igual que otros jugadores nacionales contemporáneos, como Ángel Castro, “La Mala” Torres y algunos más, siempre estaba en los partidos estelares.
En 1950 y 1951 con el Unión Laguna dio 10 y 12 jonrones, respectivamente, y su entonces manager, Memo Garibay, lo recuerda como uno de los mejores que había visto en su carrera.
“Todo lo podía hacer bien y no hay muchos jugadores que sean tan completos.
Fue el héroe de la Laguna entre los jugadores mexicanos por muchos años”.

Empatado con Castro



LA MALA TORRES, TOMAS ARROYO Y ANGEL CASTRO
En la temporada de 1950 de la Liga Mexicana, al dar 10 cuadrangulares para el Laguna le empató al gran zurdo Ángel Castro el primer lugar de jonrones. Así que el destino beisbolero los unió para siempre en el libro de los récords en lo que podemos llamar “justicia divina”. En 1952 pasó al Charros de Jalisco y en 1953 al Indios del Anáhuac, un Tim de la capital, siendo Chanquilón manager de esos dos conjuntos.
Siempre le gustó la estrategia beisbolera y al transcurrir los años su deseo fue su manager también. Y con timonel tuvo muchas oportunidades, demostrando con campeonatos que también era muy bueno en ese departamento. Sus mejores momentos como timonel los vivió al frente de los Pericos de Puebla de la Liga Invernal Veracruzana, ya que los llevó al campeonato.
CHANQUILON
Cuando en 1960 los Pericos y Puebla volvieron a la Liga Mexicana, Chanquilón era el manager.


También demostró su audacia para correr las bases al ser el campeón robador de la Liga Mexicana en la temporada de 1948, con 22, y repitió en 1952 con la misma cifra.
En la campaña de 1955 comenzó con los Diablos Rojos del México, pero consideraron que ya estaba llegando al final de su carrera y lo cambiaron al Águila de Veracruz, donde tuvo gran actuación con .303 y 13 cuadrangulares.
Volvió a resurgir ante el entusiasmo de todos los aficionados que lo admirábamos. Un año después, en 1956, estaba con el mismo Águila, cuando recibió la oportunidad de dirigir al Fresnillo para la Liga Central.
Y Chanquilón ya deseaba estar al frente de un Tim.

TUZA RAMIREZ Y CHANQUILON

A principios de la década de los cincuenta tuvo un famoso pleito con el pitcher Vicente “Corazón” Torres, pero llegaron a hacer las paces públicamente. Fue el mismo Corazón Torres, que en 1952 pereció en un accidente de carretera, cuando se estrelló el autobús que llevaba al equipo Sultanes de Monterrey.

Liga del Pacífico

Actuó en siete temporadas en la vieja liga de la Costa del Pacífico con los equipos de Los Mochis, Culiacán, Hermosillo y Mazatlán. Su mejor campaña en la Liga de la Costa fue la temporada 1953-1954 cuando bateó 11 cuadrangulares.


En 16 temporadas de la Liga Mexicana de Verano tuvo un promedio global de .285, producto de 1,150 hits en 4,035 veces al bat. En aquel año 1949, inolvidable para Chanquilón, fue elegido el jugador más Valioso, logrando los premios principales que se dan en el beisbol, ya que fue Novato del Año y manager más destacado en la Liga Veracruzana al ganar la corona con los Pericos de Puebla, uno de los grandes triunfos de Chanquilon. Aquel Pericos fue un equipo inolvidable, lleno de estrellas.
 Vamos a recordar ahora un gran partido del Unión Laguna en el año de 1942, precisamente el primero de Chanquilón Díaz en la Liga Mexicana.

Unión Laguna 1942 Dihigo: manager, pitcher y jonronero

Una combinación de maestro e inmortal. Ese era de Martín Dihigo, considerado por la mayoría como el jugador más completo que ha producido el Beisbol de                                                                                          América Latina. Calidad y efectividad. Nació para ser un campeón y el beisbol profesional que lo vio actuar está repleto de sus hazañas.
Como aquella de 1942, cuando llevó al Unión Laguna al campeonato de la Liga Mexicana de beisbol empleando los tres roles principales del juego: como manager, pitcher y bateador.


DIHIGO Y CHANQUILON CON LAGUNA
Fue Dihigo el timonel de ese escuadrón de Torreón y en el juego que vamos a relatar, del domingo 20 de septiembre en el Parque Delta, el maestro dio un jonrón y pitcheó las nueve entradas para que Laguna venciera 5-3 a los Diablos Rojos del México.
Dihigo fue el alma de ese equipo, pitcheando o jugando la posición que usted escogiera. En la mayor parte del tiempo, el infield estaba con el Oso Montalvo en la primera colchoneta; Laureano Camacho (luego famoso cátcher) en la segunda base; Lagunas en las paradas cortas y Lolo Correa en la antesala.
Chanquilón Díaz en el jardín izquierdo, Alejandro crespo en el central y Memo Garibay en el right.
Chanquilón fue una pieza importante para que Laguna se llevara el centro.
Fue elegido en 1942 el Novato del Año en la Liga Mexicana por su gran actuación, tanto a la defensiva como con el bat. Rodolfo Fernández, un cubano de mucha inteligencia, y Pancho Alcaraz fueron los otros dos pitchers de aquel escuadrón.
El Parque Delta se llenó para ver al puntero Laguna contra los queridos Diablos. Y Martín Dihigo les dio a los fanáticos capitalinos una demostración completa.


Los espectadores de la tribuna brava, colocados del lado de primera, y acérrimos partidarios del México, se pasaron el partido metiéndose con Dihigo.
Lo llenaron con unos 27 insultos. Pero Martín sacó 27 outs para ganar el encuentro.
Romo Chávez, el gran pitcher mexicano, fue el pitcher de los Diablos y para el principio de la cuarta entrada el juego estaba empatado a una carrera.
Laguna fue al ataque y el cátcher Carlos Colás, rápido como un venado y consistente bateador también, comenzó con un doblete. Dihigo, quinto en el orden al bat, vino después que Filete Crespo fue out. Y Dihigo venció con un batazo la barda del central para su séptimo jonrón de la temporada y poner al Laguna en ventaja de 3-1.
Abriendo la quinta entrada logró Laguna su cuarta carrera con pasaporte a Montalvo (pasbol) y, ya con dos outs, hit productor de Lagunas. La quinta y última carrera del Laguna en la séptima entrada con triple de Lagunas y sencillo de Carlos Colás.
Por el México hubo un cuadrangular de Popeye Salvatierra en la octava entrada.
Pero el momento decisivo fue en el cierre del quinto inning. En ese momento, el Laguna ganaba solamente por 4-2 y los Diablos colocaron dos a bordo, con dos outs.
Salvatierra, el mexicano-californiano de gran poder, logró conectar sólidamente un lanzamiento de Dihigo y la pelota se acercó a la barda del left-centro.
Hasta allí corrió Chanquilón Díaz, quien dio un brinco espectacular para quedarse con la pelota y hacer un out tan importante como formidable.
Una gran jugada que salvó el partido para Dihigo y sus colores.


Salvatierra finalmente tuvo su jonrón en la octava, pero cuando no había compañeros a bordo y Laguna ganaba ya 5-2. En la última entrada los gritos de los aficionados del sol contra Dihigo eran tan notables, que antes de cada lanzamiento el gran jugador miraba hacia ese lugar y les decía algo muy obvio agitando el brazo. Le decían Guajolota y otras cosas.
Dihigo eliminó a Chicalón Méndez, primer enemigo del noveno, en rola a segunda. Mosco Reyes dio una fuerte línea, pero a las manos del jardinero Chanquilón Díaz. Dos outs.

Dihigo le brindó el último out a los escandalosos espectadores de sol y ponchó al emergente Matlock, para bajar el telón. Y un gran pasó del Unión Laguna hacia el campeonato de la temporada 1942. Dihigo era un hombre orquesta. Y nunca desafinaba.  

4 comentarios:

  1. Sr. Tomas Morales Fernandez quiero agradecerlo por este honor tan grande que le a echo a mi abuelo es algo que no se como agradecerle esta acción espero que toda su carrera este llena de éxitos...

    ResponderEliminar
  2. Sr. Tomas Morales Fernandez quiero agradecerlo por este honor tan grande que le a echo a mi abuelo es algo que no se como agradecerle esta acción espero que toda su carrera este llena de éxitos...

    ResponderEliminar
  3. saludos desde monterrey el era hermano de mi abuela maria de la luz diaz cabrales

    ResponderEliminar