Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA POSTAL DEL DIA
DON JAIME PEREZ AVELLA Y JORGE FITCH

Don Jaime Pérez Avellá fue uno de los grandes directivos de la Liga Mexicana en un tiempo que se juntaron formidables empresarios, personajes que enamorados del Beisbol, estuvieron al frente de algún equipo. Don Jaime compró la franquicia de los Pericos de Puebla de los hermanos Budib y rápidamente los transformó en los Angeles de Puebla. Ese fue el nombre de una nueva era en el Beisbol poblano y en la Liga Mexicana.
En 1979 los Angeles de Puebla lograron su primer campeonato al vencer en siete fragorosos partidos a los Indios de Ciudad Juárez en un séptimo juego que fue un duelazo de 2-0 en que Ernesto Escárrega superó al zurdo Mike Paul. Esa foto corresponde a ese día jubiloso en la pelota poblana con la felicidad de don Jaime Pérez Avellá y su manager Jorge Fitch.
¿Quién iba decir que era el final de una era?. Al año siguiente esos mismos Angeles provocaron un zafarrancho en Veracruz jugando contra el Aguila y al poco rato vino la huelga de muchos jugadores que querían formar un sindicato.
Don Jaime se fue en 1981 a Campeche y los Piratas fueron los campeones de 1984 venciendo en la final al Ciudad Juáre< otra vez que tenía a Teodoro Higuera como pitcher estrella.  Aunque un año estuvo en Toluca con el equipo llamado Truchas, regresó a su querida Puebla para armar en 1986 uno de los equipos más fuertes en la historia de la Liga Mexicana y que terminó con un promedio de bateo de .347, el average más alto de cualquier equipo en la historia del Beisbol Organizado. A este equipo lo llamó Angeles Negros de Puebla porque un año antes no habían calificado a los play offs y estaban de luto. Ganó la corona con Rudy Sandoval de manager y venciendo en la final a los Sultanes de Monterrey. Willie Aikens fue el campeón bateador con .454.
Jorge Fitch, primero un brillante shortstop como jugador, ganó campeonatos como manager en Nuevo Laredo, Puebla y Tijuana, pero luego se fue a la Anabe y no regresó.
En 1994, don Jaime Pérez Avellá fue elegido al Salón de la Fama y en el 2001, Jorge Fitch también fue seleccionado para el templo de inmortales. Vicente Pérez Avella, hijo de don Jaime que ya falleció desgraciadamente, sigue en el Beisbol como directivo de los Guerreros de Oaxaca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario