Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 14 de noviembre de 2014

LA POSTAL DEL DIA

LA TRAGEDIA EN LA VIDA

DEL GRAN JOE DIMAGGIO

Joe DiMaggio contrajo nupcias con Dorothy Arnold  al final de los años treinta, una muy bonita y joven actriz que comenzaba su carrera en Hollywood. La conoció precisamente cuando con lo famoso que ya era fue contratado para hacer una pequeña parte en una película musical. El romance fue de esos flechazos instantáneos de  Cupido y estuvieron casados hasta 1942, teniendo un hijo al que llamaron Joe, igual que su papá.
Cuando DiMaggio entró al ejéercito en 1943, su esposa ya había pedido el divorcio y aunque parecía  que se iban a contentar otra vez, ella se fue a vivir con un ranchero rico de Texas ya divorciada.
El hijo fue mandado a las mejores escuelas por su papá famoso. Creció  y todo parecía indicar que iba  bien, pero de repente el adolescente comenzó a tomar drogas y después  de casarse y tener hijos, se volvió un “hippie” que vivió solitario en una casucha de Nueva York, como todo un vagabundo.
Joe DiMaggio se hizo cargo de su nuera y de los nietos  y dijo que nunca más quería  ver a su hijo descarriado. Al morir DiMaggio, su hijo no fue permitido en el funeral, en la Iglesia católica de la ciudad San Francisco donde se ofreció  una Misa de cuerpo presente, y estuvo dando de lejos el adiós a su padre como otras cientos  de personas que se arremolinaron en un parque frente a la Iglesia para ver el ataud de DiMaggio salir y entrar a la carroza. A los pocos días de fallecido el Yanqui Clipper, su hijo también murió por causas naturales. Los nietos de DiMaggio y su nuera se quedaron con la herencia de los millones que tenía DiMaggio al morir y continúan cobrando por los derechos de su firma. Ahora veamos fotos de los días felices de ese matrimonio.

DIMAGGIO COMO SANTA CLAUS Y SU BEBE
DESPUES DE LA PRACTICA DE BATEO SU PEQUEÑO HIJO LO ESPERA
 
DIMAGGIO CON SU PRIMERA ESPOSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario