Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 16 de noviembre de 2014

LA POSTAL DEL DIA

LA ULTIMA SERIE MUNDIAL

DE CACHORROS DE CHICAGO

En 1945 los Yanquis de Nueva York realizaron posiblemente el peor cambio de su historia cuando el nuevo propietario del equipo, Larry MacPhail, decidió a media campaña vender el contrato de  su pitcher estrella, Hank Borowy, al Cachorros de Chicago en 100,000 dólares. Al momento que MacPhail, el principal accionista el club y quien daba las órdenes beisboleras, hizo el cambio llevaba el pitcher derecho un record de 10-5 y estaba en su cuarto año con el equipo, habiendo tenido records de 15-4, 14-9 y 17-12 en los tres años anteriores.
Aunque en el último libro sobre la historia de Yanquis indica que a MacPhail no le gustaba Borowy porque no terminaba sus juegos como la mayoría de los otros pitchers de aquella época.
El caso es que Borowy hizo campeón a Cachorros en ese 1945 al tener un record de 11-2 en la segunda mitad de la campaña con un gran 2.13 en carreras limpias. Tuvo un record combinado de 21-7 en ese año.
Los Cachorros fueron a la que ha sido su última Serie Mundial y ganaron el primer juego en Detroit contra los Tigres cuando Borowy superó al gran estrella zurdo Hal Newhouser en juego que terminó 9-0.
La serie, muy emocionante con muchos vaivenes, se fue al sexto juego con los Tigres ganando por tres juegos a dos ya que Newhouser le había  ganado la revancha a Borowy. Hank Greenbgerg, el gran jonronero, había regresado de la guerra al final de la campaña y fue pieza vital en la ofensiva de los Tigres en el clásico.
El sexto juego se fue a entradas extras y como era de vida o muerte para Cachorros, el manager relevó con Borowy que lanzó los últimos cuatro innings en cero carreras y cuatro hits, ganando Cachorros 8-7 en 12 innings y mandando la serie a siete juegos.
Borowy se ofreció a abrir el séptimo juego con solamente un dia de descanso y fue un desastre ya que no sacó ut y le hicieron tres carreras en la primera entrada. Los Tigres anotaron cinco carreras en ese  primer inning y ganaron la Serie Mundial al vencer 9-3 en el séptimo encuentro. ¿Quién iba a pensar que sería la última serie Mundial hasta ahora para los Cachorros.
Al hacer ese gran esfuerzo en la serie del 45, Borowy ya no fue después el mismo gran pitcher en los años que siguieron. Seguramente con el brazo afectado su mejor año en el resto de su carrera fue el de 1946 con 12-10. Se retiró con 100 ganados  y 82 perdidos.
Mientras tanto los Yanquis terminaron en cuarto lugar en ese 1945, a seis y medo del primer lugar, pero con Borowy hubieran tenido gran chance de ir a otra Serie Mundial. MacPhail arruinó las esperanzas al vender su mejor brazo en 100,000 dólares.
Ahora llega  el respetado Joe Maddon como manager para tratar de poner al Cachorros nuevamente en un clásico de octubre. Por cierto el manager del Cachorros en aquel 1945 lo fue Charlie Grimm.
HANK BOROWY SEGUNDO DE IZQUERDA A DERECHA FELICITADO AL LANZAR EL RIMER JUEGO DE LA SERIE MUNDIAL DE 1945


 
BOROWY FUE EL HEROE  EN EL ULTIMO CAMPEONATO DEL CACHORROS
EL WRIGLEY FIELD EN SU ULTIMA SERIE MUNDIAL
Jonrón de Hank Grenberg decidió un juego a favor del Tigres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario