Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 10 de noviembre de 2014

LA VICTORIA 21 DE


ESTEBAN LOAIZA EL

ULTIMO DIA DEL AÑO



Añadir leyenda
Fue en la temporada del año 2003 cuando el pitcher de Tijuana, Esteban Loaiza, logró llegar a 21 victorias para alcanzar su mejor momento en las Grandes Ligs y de paso alcanzar a Fernando Valenzuela como el lanzador mexicano con más triunfos en una temporada de la gran carpa.
Sin embargo Loaiza lució ppr un momento que no iba a llegar ni siquiera a las 20 victorias ya que pasó casi un mes para que lograr convertirse en un ganador de 20 éxitos en un año, el anhelo de todo lanzador  abridor.
Considerado prospecto desde que fue firmado por los Diablos Rojos del México, Loaiza, alto y delgado, casi ni lo conocimos con el equipo de la capital ya que se lo llevaron pronto a las sucursales de los Piratas de Pittsburgh, equipo con el cual los capitalinos tenían  firmado un acuerdo de trabajo.



A Loaiza le costó establecerse y triunfar en la gran carpa y no lo pudo hacer con los Piratas sino con otros equipos, sobre todo los Medias Blancas de Chicago en la citada temporada el 2003 en que comenzó a ganar y ganar para convertirs en un as del gran show. Incluso estuvo en el Juego de Estrellas, el clásico de mitad de temporada, lanzando una entrada en el 2004 con Joe Torre, manager del Yanquis como timonel.


21 MILLONES DE DOLARES EN TRES AÑOS

En el Beisbol mexicano todos hablaban de Loaiza y llegó a las 19 victorias el seis de septiembre del 2003 por lo que tenia todo un mes para llegar al sueño dorado, el triunfo número 20. Ese triunfo 19 fue en Chicago por 8-5 contra los Indios de Cleveland en que aceptó  jonrones de Josh Bard y Jody Gerut.
Sin embargo sus compañeros lo apoyaron con buena ofensiva y hubo tres carreras empujadas por Paul Konerko y Chris Everett, cada uno con tres carreras impulsadas.


En esa victoria 19, Loaiza lanzo siete entradas en ocho hits, cinco carreras, 10 ponches que son bastantes, dos bases y subiendo su promedio de carreras limpias aun todavía muy bueno de 2.60.
Sin embargo la presión lo alcanzó seguramente ya que pasaron los días, salida tras salida, y no podía llega la victoria 20. Estaba al borde de la desesperación cuando finalmente el 20 de septiembre, cuando faltaban solo ocho días para terminar el calendario, vino un juego en el estadio “Celular Field” de Chicago contra los Yanquis de Nueva York.


CON LOS DIABLOS 
Los compañeros lo apoyaron con nueve carreras y por 9-4 logró el ansiado triunfo 20 con un trabajo de seis entradas, cinco hits, tres carreras, siete ponches y dos bases. También recibió dos cuadrangulares en este juego, el número 41 de Jason Giambi en la segunda entrada solo y el número 15 de Bernie Williams con un en base.
En ese juego el también mexicano Karim García  jugó con los Yanquis y contra Loaiza dio un hit en dos veces al bat. Derek Jeter se fue de 4-0 en ese partido y por los Yanquis hubo un relevo de dos tercios de entrada por Antonio Osuna en que no permitió carrera.


LOIZA Y JENY RIVERA 
Ya con ese tan deseado triunfo 20 en sus alforjas, Loaiza era un hombre feliz, pero le pidió al manager que estaba listo para una última salida el 28 de septiembre, el último día de la campaña. Con un triunfo más podría empatar las 21 victorias de Fernando Valenzuela en la campaña de.1986.
Ese último día jugaron los Medias Blancas en Kansas City contra los Reales y Loaiza alcanzó la victoria 21 con un gran juego de 5-1, con siete entradas y un tercio en una carrera y ocho ponches, terminando con un promedio de carreras limpias de 2.90. Fue este último partido el mejor de Loaiza en sus tres últimas victorias que le hizo lograr llegar al máximo de triunfos por el gran Toro Valenzuela en una campaña.


En este último juego lo apoyaron el panameño Carlos Lee, “el caballo”, con dos carreras impulsadas. Fue hasta la séptima entrada cuando permitió la única carrera Loaiza con doblete de Matis y sencllo productor de Tom Prince. En ese juego alternaron en el shortstop de los reales los conocidos dominicanos Angel Berroa y Mendy López.
-o-



Loaiza no pudo repetir su gran año y una temporada después estaba teniendo una baja cuando los Medias Blancas lo canjearon a los Yanquis de Nueva York que tenían  grandes esperanzas en él. Se hizo mucha publicidad al cambio pero Loaiza fue un fracaso total con el famoso equipo de Nueva York, explicando después que para cuando llegó el Yanquis tenía el brazo cansado después de su gran temporada anterior. Las malas salidas hicieron que perdiera su lugar de abridor y fue relevista en una serie que los Yanquis la consideran el peor momento de su historia ya que le ganaban por tres juegos a cero a los Medias Rojas la serie por la corona de la Liga Americana cuando procedieron a perde cuatro seguidos para que Boston rompiera el llamado maleficio de Babe Ruth ya que también  ganaron la Serie Mundial sobre los Cardenales de San Luis.
Loaiza, como relevista, perdió el quinto juego de la serie contra Boston celebrado en el Parque Fenway cuando David Ortiz le conectó un “texas” al central para empujar la carrera del gane. Después de eso los Medias Rojas ganaron los dos últimos en el Yanqui Stadium.
Recuerdo que por los días de Serie Mundial el amigo José Luis Gutiérrez, muchos años gerente en Liga Mexicana, fue a Nueva York y quiso comprar una camisola con el número y nombre de Loaiza en la espalda y el vendedor le dijo no la tenían y no quería saber nada él.
-o-
PeroLoaiza se recuperó de sus desatre en Nueva Yorik.
-o-



Recuperó sus bonos con los Nacionales de Washington para ganar 12 juegos en el 2005 y los Atléticos de Oakland se entusiasmaron tanto con él para darle 21 millones de dólares por tres años. El segundo de esos años, sin embargo,  los Dodgers de Los Angeles lo obtuvieron en un cambio y muy poco pudo hacer con el equipo angelino. Ya estaba llegando al final del camino en Ligas Mayores. En el 2008 regresó al Medias Blancas para tener sus tres últimos juegos de Ligas Mayores y terminar con record de 126-114 y 4.65 en carreras limpias.
-o
En sus años con Piraas lo mejor que tuvo fue una temporada de 11-11 y luego lo cambiaron al Rangers de Texas donde tuvo dos buenos años y abrió un juego de play off en que perdió un duelo contra Roger Clemens del Yanquis. Entonces pasó tres años con  Azulejos de Toronto para debutar en el 2003 con Medias Blancas teniendo su gran campaña de 21 victorias.
Durante sus tiempos con Piratas, en las sucursales y ya en Ligas Mayores, dos veces lo pidió prestado  Roberto Mansur, la primea al final de una primera mitad para que ayudara a  los Diablos Rojos a ganar la primera mitad al Tigres y luego en el 2006 para los play offs.


Después de sus años de la gran capa vino su tórrido romance con la famosa cantante Jenny Rivera que terminó en una gran boda, pero luego ya se habían  separado, aunque no divorciado, cuando la artista falleció en un lamentable accidente de aviación.
Loaiza intentó un retorno con los Diablos Rojos en el 2013 pero no funcionó, tratamdo todavía que el clima de Ciudad del Carmen lo ayudara pero tampoco fue así. Una vez llegó a comentar en las revistas de artistas que pensaba escribir un libro sobre el tiempo que estuvo con Jenny Rivera, el amor de su vida, pero hasta ahora no se ha sabido que lo haya escrito. Se sabe que Loaiza va a volver a casarse.
-o.



Por esos tiempos de Loaiza los Diablos pusieron  muchos jugadores en  Ligas Mayores, incluyendo también los pitchers Francisco Córdoba, Ricardo Rincón, Elmer Dessens, y Miguel del Toro, así como los catchers Miguel Ojeda y Gerónimo Gil.

       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada