Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 24 de noviembre de 2014

MOI CAMACHO

UNO DE LOS SUPER ESTRELLAS
DE SU TIEMPO Y AUN SIN GRAN
ESTATURA FUE UN JONRONERO

Para 1991 Moi Camacho estaba como Presidente Municipal de Tlahualilo, estado de Durango, donde nació el 31 de marzo de 1952. Pero 40 años atrás, en 1951, Moi debutaba a los 19 años de edad en la fuerte Liga Mexicana, con un buen equipo que con Memo Garibay de manager había sido campeón un año antes. Moisés Camacho Muñiz vivió ese 1951 sus primeros 53 juegos en la Mexicana y tuvo sus primeros 31 hits. Un año después fue el titular de la segunda base en el mismo Unión Laguna y bateó tres jonrones, sus primeros.


MOI CAMACHO CON DIABLOS ROJOS
En el viejo Parque Revolución regalaban entonces un terreno bastante extenso al bateador que pudiera conectar tres cuadrangulares en un juego y Moi llegó a dos jonrones tempraneros en el partido. El tercero estuvo cerca, pero dio de aire contra la barda. Así que Moi comenzó con el pie derecho su gran carrera beisbolera, que lo llevaría al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en 1986, triunfando plenamente como segunda base, como bateador y luego también como manager, antes de llegar a la Presidencia Municipal de su ciudad natal.
-o-
Tras esos dos años con Unión Laguna y de haber “mostrado las orejas” en aquella muy fuerte y vieja Liga de la Costa del Pacífico Mexicana con los Yaquis de Ciudad Obregón, fue contratado para la organización de los Cardenales de San Luis y jugó por espacio de tres años con los Águilas de Mexicali de la Liga Arizona-México y también una temporada con el Allentown de la Liga del Este, clase A, en donde bateó .267 con 12 jonrones. Sus tres años con las Águilas de Mexicali en los fuertes veranos de esa ciudad fronteriza fueron estupendos, al batear para .341, .347 y un tremendo .363 que le dio el campeonato de bateo.
En ese año el equipo Mexicali fue manejado por Art Lilly y Moi acumuló su .363 con 167 hits, 38 dobles, 12 triples, 16 jonrones y 113 carreras empujadas.


LOS CAMACHO DE LA DESTRUCCION MOI A LA IZQUIERDA Y RONNIE A LA DERECHA
Con don Mario Hernández al frente del equipo, y jugando también en alunas temporada, Mexicali tuvo varios años de verano en la pelota profesional. Y don Mario me platicó en una ocasión sus deseos que la Liga del Pacífico de invierno jugara en verano.

Para su pequeño cuerpo, Moi siempre tuvo buen poder gracias al rápido movimiento de sus muñecas. Ese año el club Cananea, manejado por Memo Garibay, fue el campeón y Panchillo Ramírez, el compañero de Moi en los Águilas, el lanzador campeón con 2.95.
Humberto Barbón, jugador cubano que llamaban “Mascarita”, fue el campeón jonronero de esa Liga Arizona-México con 38, seguido por Claudio Solano que jugó para Cananea.

Gran estrella

En 1957 regreso Moi Camacho a la Liga Mexicana al ser comprado su contrato por los Tecolotes de Nuevo Laredo, donde se encontró con su “tocayo” Ronnie Camacho para formar por los siguientes nueve años una gran pareja bateadora que fue llamada “Los Camacho de la destrucción”.
En un principio se pensó que eran hermanos, pero si Moi había nacido en Tlahualilo, Ronnie era de Empalme, Sonora. Lo único que los unía era su fuerza bateadora y su gran amistad.
Ya para ese año se habían conocido los triunfos bateadores de Moi Camacho en la pelota americana y de la frontera, incluyendo un gran récord que estableció en un juego de la Liga de Arizona, al batear de 7-7 (tres jonrones, un triple, un doble y dos sencillos), primero en la historia del beisbol profesional en lograr un juego de siete hits veces al bat.


MOI CAMACHO DE MANAGER
Moi festejó su regreso a la Liga Mexicana en 1957 con 19 jonrones, 74 carreras empujadas y .292 de promedio. Un año después ayudó al Tecolotes a lograr el campeonato con una campaña de 21 jonrones y 97 carreras empujadas.


EL PARQUE ZARAGOZA DE PUEBLA
Cheo Ramos fue el manager y Tecolotes fue un gran equipo todo el camino. Todavía en 1959 estuvo mejor Moi al llegar a 24 cuadrangulares con 93 impulsadas, continuando sus siguientes actuaciones en Puebla con los Pericos, ya que la franquicia fue vendida por Nuevo Laredo a la Angelópolis. Tuvo años formidables con Puebla de 17,15, 10, 29, 9 y 17 jonrones. Su cifra más alta fue la de 1963 en que Pericos, con Tony Castaño de manager, fue el equipo campeón, con Moi bateando para 29 cuadrangulares, 105 carreras empujadas y .299 de porcentaje.



COMO MANAGER DE POZA RICA

En 1966 bateó .341 al ser cambiado a los Diablos Rojos del México y ayudó al equipo de Tomás Herrera a ganar la segunda de las dos mitades y estar en una serie final contra Tigres, que ganaron éstos.

La destrucción

Esta es la historia en números de los nueve años seguidos que estuvieron juntos Los Camacho de la Destrucción, Ronnie y Moi, con Tecolotes y Pericos.

                MOI                     RONNIE
AÑO         HR.       CP               HR            CP
1957         19        74                   5            18             
1958         21        97                20             80 
1959         24        93                23             76
1960         17        94                10             57 
1961         15        71                12             51
1962         10        75                25             81
1963         29       105               39            108
1964          9        106               35            114
1965         17         95               25              88 

Moi fue parte de un formidable infield en el equipo Pericos de Puebla, que incluyó a Ronnie en la primera colchoneta y Jorge Fitch en las paradas cortas. Para 1969 los Diablos transfirieron a Moi al Petroleros de Poza Rica, donde no solamente tendría sus últimas actuaciones como jugador activo, sino que fue elegido el manager de más triunfal actuación, al llevar al club a los playoffs. 

En 1968 había sido parte importante para que los Diablos Rojos ganaran el campeonato con un equipo integrado exclusivamente por peloteros mexicanos. Se sintió tan feliz en sus dos años con los Diablos que al final de la campaña de 1968 encargó unos vasos preciosos vasos jaiboleros para festejar el campeonato con las firmas de cada uno de los jugadores.
-o-
También manejó al Unión Laguna por su tierra y estuvo en una serie final, la de 1978, que perdió ante los Ríeleros de Aguascalientes. Jaime Fabela fue el manager del Rieleros y con los años, este Fabela llegó a Presidente Municipal de Cuencamé, Durango, y Moi de Tlahualilo, del mismo estado. Es un mundo chico, como dicen algunos. Y Ronnie Camacho fue presidente municipal de Empalme, Sonora.
EL GRAN MOI



Estadísticas

Aquí están los números de Moi Camacho en la Liga Mexicana:

Juegos,    2,070
Veces al bat,    7,262
Carreras,    1,046
Hits,    2,111
Dobles,    .352
Triples,    56
Jonrones,    185
Carreras empujadas,    1,172
Bases robadas,    40
Bases por bolas,    913
Ponches,    630
Porcentaje,    .291
Pelota de Invierno


RONNIE CAMACHO Y HECTOR ESPINO

En el invierno de 1951-52 debutó Moi Camacho en la vieja Liga de la Costa del Pacífico Mexicana con los Mayos de Navojoa, a donde lo llevó Chile Gómez. Pasó a los Yaquis de Ciudad Obregón para tener dos temporadas de .266, promedio idéntico. Uno de esos años con los Yaquis, que duró hasta que se acabó la vieja Liga de la Costa en 1958, uno de sus managers fue Rollie Hemsley, quien en sus tiempos de jugador activo fue brillante cátcher en Ligas Mayores y Bob Feller lo consideraba el mejor receptor que llegó a tener cuando lanzó para los Indios de Cleveland.
Igualmente en esa misma temporada de 1956-57 tuvo como compañero de tim al cátcher Charlie Lau, quien más adelante sería famoso al ser considerado como el mejor instructor de bateo de la época moderna.


MEMO GARIBAY
Al desaparecer la vieja Liga de la Costa, Moi Jugó en la Liga Invernal Veracruzana con los Pericos de Puebla que, manejados por Chanquillón Díaz, fueron campeones y tuvieron un gran equipo que incluyó a jugadores como Leo Rodríguez, Zacatillo Guerrero, Dick Czekaj, Eddie Moore, Lino Donoso, Arturo Cacheux, La Mala Torres. Fue un auténtico trabuco manejado por Jesús Chanquilón Díaz, otro estrella surgido de la comarca lagunera.
También actuó como Asesor Beisbolero del Saraperos del Saltillo en la misma Liga Mexicana, con Armando Guadiana de Presidente. Siempre lo acompañaba a las convenciones y era muy amigable. Una vez en Nashville, Tennesse, en diciembre de 1989, hizo amistad con Billy Martin, el famoso manager del Yanquis, y lo invitó a cenar donde Guadiana era el anfitrión, pero el hombre del número uno en el uniforme le dijo que deseaba estar solo en el bar del restaurante con sus pensamientos. La madre de Martin había fallecido unos días antes y al poco tiempo supimos que Billy había muerto en un accidente de carretera.
-o-


AL LLEGAR AL SALON DE LA FAMA EN 1986
Moi Camacho fue un gran amigo y me lo demostró plenamente en un Juego de Estrellas celebrado en Puebla. Me había invitado a cenar pero le dije que tenía que ir a escribir la nota para el periódico donde trabajaba. A la media hora más o menos tocaron la puerta de mi cuarto y era el mismo Moi que traía en una bandeja del restaurante del hotel un exquisito filete lleno de papas para mi cena. Se lo agradecí y al poco rato comí como un rey. Es algo que nunca olvidaré en mi vida ya que fue la única ocasión que me sucedió en mis 62 años de cronista de Beisbol.
Un gran tipo, nuestro jonronero de bolsillo de esta historia que fue elegido al Salón de la Fama del Beisbol mexicano en 1986.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada