Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 23 de noviembre de 2014

RED BARRETT

EL PITCHER DE MENOS PITCHEOS EN UN

JUEGO LO TUVIMOS UNA VEZ EN MEXICO

CON EL AZTECAS DE ALEJO PERALTA



RED BARRETT

En el invierno de 1952 tuvimos la suerte los aficionados de la capital de tener por primera vez pelota profesional en invierno cuando el entonces joven Ingeniero Alejo Peralta puso su equipo llamado Aztecas en la entonces Liga del Golfo que el año siguiente ya se llamó la Liga Invernal Veracruzana. “Chile” Gómez fue el manager de ese primer equipo profesional de invierno y recuerdo como desde entonces tenía sus disputas con el dueño del equipo sobre la estrategia de los partidos. Después de todo el Ingeniero Peralta nació para mandar, afuera o dentro del terreno. Se ha dicho que “Chile” Gómez se ganó el cielo al ser manager primero de Jorge Pasquel y luego de Alejo Peralta.    
Recuerdo que mi hermano y yo íbamos a los juegos los fines de semana y a veces los viernes también ya que los dos habíamos acabado la preparatoria. El estaba estudiando para Ingeniero Químico y yo trataba de estudiar la carrera de Leyes en la Escuela Libre de Derecho que curiosamente quedaba sobre la calle Basilio Badillo a solo unos pasos de Rosales y la calle de Ignacio Mariscal, donde estaba situado el diario deportivo La Afición en el que trabajaría  por 44 años.


VINICIO GARCIA
Aquel Aztecas de 1952-53 no tuvo muchas cosas en especial ya que terminó en último lugar con record de 22-38 y a 18 juegos del campeón Ciudad Mante que manejó Eduardo “Mosco” Reyes y en el que el segunda base Vinicio Garcia  fue el Más Valioso al  ser líder en bateo con .381, líder en hits con 58, líder en dobles con 16.
El Aztecas no pudo armar un buen equipo pero durante la temporada llegó un pitcher derecho americano llamado “Red” Barrett que había  lanzado unos años en Ligas Mayores y todos fuimos a su debut en que ganó el partido. Luego ganó y perdió, pero ver a un lanzador que había estado en las Grandes Ligas ya era algo importante. Barrett había lanzado su última pitcheada de la gran carpa en 1949, tres años antes de venir a México, y en ese verano de 1952 estuvo en Ligas Menores.


ALEJO PERALTA
Nunca olvidaré a Red Barrett lanzando, tenía su categoría, algo que los peloteros que la tuvieron nunca la pierden aunque estén en ligas de clasificación menor. Tampoco olvidaré una ocasión en que el Aztecas trató de anotar con un toque de “squeeze” pero el bateador no hizo contacto y el corredor de tercera fue out. Los aficionados se metieron  fuerte contra el manager “Chile” Gómez que estaba de coach en tercera base y quien ante las protestas indicó con las manos y los brazos que él no había mandado esa jugada, que había sido una orden del Ingeniero Peralta sentado de paisano en la banca del club.
-o-
A través de los años me puse  a  indagar sobre aquel “Red” Barrett que vimos en México y entre otras cosas me enteré que tiene el record en Ligas Mayores de haber ganado uno de los juegos más cortos de la historia, una hora con 15 minutos. En realidad su gran record es que hizo solamente 58 pitcheos en todo el juego. En la época actual hay pitchers que llevan 100 pitcheos en la quinta entrada.


CROSLEY FIELD DE CINCINNATI
Ese juego histórico fue el 10 de agosto de 1944 en Cincinnati, en el Crosley Field ya desaparecido, cuando los Bravos de Boston donde Barrett jugaba le ganaron 2-0 al Rojos. El pitcher contrario lo fue el bastante famoso Bucky Walters que lanzó el juego completo también en dos carreras, una limpia y otra sucia. Un shortstop llamado Dee Williams bateó de 4-3 por Bravos esa tarde, empujando la primera carrera y anotando la segunda después de un doblete y en un error del jardinero derecho en un elevado.
Red Barrett no ponchó   ni dio bases y el juego tan rápido fue visto por 7,714 aficionados.
-o-


RED BARRETT
Red Barrett tuvo 11 años en Ligas Mayores en que ganó 69 y perdió 69, habiendo tenido anillo de Serie Mundial perdida cuando los Bravos de Boston de 1948 fueron vencidos por los Indios de Cleveland.
Su carrera comenzó triunfalmente al ganar tres veces 20 juegos o más en Ligas Menores, un año de 24 triunfos y otro de 20,  siendo obtenido por los Bravos. Su mejor año en Grandes Ligas fue el de 1945 cuando lanzando para los Cardenales de San Luis tuvo marca de 21-9 y 2.71. Por lo menos en un año fue estrella del gran circo. Esa temporada tuvo algunos juegos con los Bravos antes de cambiar de ciudad y en total tuvo 23-12 con 3.00. Los Cardenales llevaban tres años seguidos de ir a la Serie Mundial pero los Cachorros les ganaron el título de 1945.


Nunca pudo repetir esa gran campaña y se mantuvo en las Mayores como relevista la mayor parte del resto del tiempo hasta finales de la temporada de 1949. Luego a las ligas Menores y su invierno con el Aztecas de la pelota mexicana.
A través de sus años llegó a lanzar dos juegos de un solo hit que hubieran sido perfectos de no haber sido por el imparable recibido. En una ocasión le rompió la cita con Cooperstown un sencillo de Lou Merullo en la tercera entrada y otra vez un sencillo en la octava entrada.
En el año de su única Serie Mundial, 1948, Barrett tuvo record de 7-8 con los Bravos y 3.65 en carreras limpias. Nacido en Santa Bárbara, California, Barrett falleció a los 75 años en 1990 tras una larga lucha contra el terrible cáncer.
Cuando lo entrevistaban sobre aquel juego que hizo 58 lanzamientos y duró 1.15 horas, dijo; “No solamente tienen que darme crédito a mí, sino también  al otro pitcher que lanzó en ese juego.”


Barrett era considerado uno de los pitchers que menos tardaba entre lanzamiento y lanzamiento así como Josh Beckett es el que más tiempo tomaba entre pitcheo y pitcheo, mientras en la Liga Mexicana fue Ramón Arano también famoso por tardar mucho entre sus envíos.
-o-
En aquella Liga de 1952-53 cuando Red Barrett lanzó por Aztecas, el Cafeteros de Córdoba terminó en segundo lugar a cuatro juegos del campeón Mante.


Beto Avila jugó varios juegos con este equipo y fue el manager un rato. Recuerdo que el 12 de diciembre de 1952 hubo un gran lleno en lo que quedaba de parque Delta al presentarse Beto en una serie contra el Aztecas. Al finalizar el juego iba rumbo a la salida cuando vi que estaba el gran Beto
BETO AVILA
Avila platicando con un amigo y al pasar le di una ligera palmada  en la espalda felicitándolo por la gran carrera que estaba teniendo en su vida de pelotero. Y la verdad que me emocioné mucho al tocar el uniforme del gran Beto, quien en el juego nos había dado una soberbia actuación bateando y fildeando. Nunca he olvidado un gran lance que hizo en una rola arriba de la segunda que atrapó yendo hacia su derecha para luego hacer el out en primera con un gran tiro. Nos levantó  de los asientos a todos los aficionados.
Recuerdo  ese mismo día, 12 de diciembre, el día más grande de cada año en México, se presentó en la Plaza México llena hasta el tope el discutido torero español Luis Miguel Dominguín, quien tuvo un gran triunfo, como Beto lo hizo en nuestro parque beisbolero.


DOMINGUIN
En esa misma temporada el campeón en jonrones lo fue Blas “Máscara” Guzmán con 16 voladas de barda y Ray Garza Gómez, un joven con gran futuro, fue lider en triples con siete. Blas Guzmán  fue igualmente el mejor en carreras empujadas con 61. En el pitcheo tanto el veterano Cochihuila Valenzuela con el campeón  Mante y Chino Ibarra con el mismo tim, tuvieron  records perfectos de 6-0, mientras Chuy Moreno, el pitcher gordito, no confundirlo con el Chuy Moreno esbelto que luego tiró hasta un juego perfecto en la Liga del Pacífico, fue el mejor en promedio de carreras limpias con 1.74. El zurdo cubano Wenceslao González el mejor en ponches.
Una temporada que nunca se olvidará por los juegos que nos dio Beto Avila, ya establecido en las Ligas Mayores con los Indios de Cleveland, y por la visita de Red Barrett, un lanzador de la gran carpa también que pudimos ver en sus últimos triunfos de una larga carrera. Gracias por venir, Mr. Barrett.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada