Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 6 de diciembre de 2014

DIMAGGIO DESPUES DE UN JONRON EN 1938 CON LOU GEHRIG (4)
LA POSTAL DEL DIA
EL ULTIMO AÑO DE LOU GEHRIG

FUE 1938 la última temporada completa de Lou Gehrig con los Yanquis y en el Beisbol ya que para la Serie Mundial comenzó a notarse su declive debido a la enfermedad de parálisis que sufría. Intentó mantenerse en forma en invierno y trabajó fuerte en los entrenamientos de primavera de 1939, pero el sabía que algo andaba mal y solamente tenía  32 años de edad. Ya en 1938 había bajado a .295, 29 jonrones y 114 carreras empujadas contra los altos números de un año antes de .351, 37 cuadrangulares y hasta 158 empujadas. En 1939 solo tomó parte en los juegos de abril en que bateo de 28-4 sin poder hacer un buen trabajo a la defensiva, por lo que decidió hacerse un chequeo en el hospital para descubrirse que tenía  una rara forma de parálisis que lo retiraría inmediatamente del Beisbol y le causaría la muerte en 1941 a la edad de solo 34 años.
Fueron tres años completos los que estuvieron juntos Lou  Gehrig y el nuevo novato sensación llamado Joe DiMaggio. Babe Ruth se había retirado del Yanquis en 1934 y  en 1936 ya estaba Joe DiMaggio bateando de tercero y Gehrig de cuarto. Ese 1936, Gehrig bateó .354 con 49 jonrones con los que fue el lider de la Liga Americana, y 152 empujadas, mientras DiMaggio dio para .323 con 29 cuadrangulares y 126 impulsadas.  Para 1937, su segundo año juntos, Gehrig dio .351 con 37 cuadrangulares y 158 empujadas, con DMaggio teniendo un año de .346, 46 cuadrangulares y 167 empujadas. Son asombosos los números de DiMaggio considerando que en el Yanqui Stadium original el callejón del left-centro estaba a 451 pies y la barda central a 461 pies. Era un estadio diseñado para que los bateadores zurdos dieran jonrones.
En 1936 y 37, el manager Joe McCarthy tuvo a DiMaggio de tercer bat y a Gehrig de cuarto, Babe Ruth bateaba de tercero. Pero para 1938 el manager cambió el orden  poniendo a DiMaggio de cuarto bat y a Gehrig de quinto, con Tommy Henrich de tercero. Tanto Henrich como Gehrig eran bateadores zurdos y DiMaggio, derecho.
En 1938 tuvo DiMaggio un average de .324 con 32 jonrones y 142 empujadas, mientras que Gehrig dio para el ya citado .298, 29 cuadrangulares y 114 impulsadas.
En el 1939 que Gehrig no pudo terminar, DiMaggio dio su porcentaje más alto de bateo con .381, con 30 jonrones y 126 empujadas. La historia nos dice que DiMaggio hubiera bateado .400 esa temporada pero aunque le dijo al manager McCarthy cerca del final que tenía un problema en un ojo, no quiso sentarlo y bajó los puntos de porcentaje que le costaron no poder terminar en .400.
Esos fueron los cuatro años que estuvieron juntos DiMaggio y Gehrig ganando Yanquis los campeonatos y las Series Mundiales en esas temporadas. En la Serie Mundial de 1936 que Yanquis ganó en seis juegos a Gigantes, Gehrig bateó .282 con dos jonrones y siete empujadas, con DiMaggio en .269 con tres carreras impulsadas. En el clásico de 1937 que Yanquis ganó al mismo Gigantes en cinco juegos, Gehrig bateó .294 con un jonrón y tres empujadas, mientras DiMaggio dio para .273 con un cuadrangular y cuatro impulsadas. Y en 1938 en que barrieron al Cachorros, Gehrig dio para .286 y DiMaggio para .273 con un cuadrangular y dos empujadas.
DiMaggio fue el cuarto bat del Yanquis hasta 1951, que en un mal año de despedida, en ocasiones el manager Casey Stengel puso de cuarto bat a Johnny Mize y a DiMaggio de quinto. El cuarto en el orden al bat es el lugar de honor, aunque muchos jugadores estrellas han preferido seguir de tercero en el “line up” porque se sienten mejor. Ser cuarto bat da una responsabilidad adicional, una presión más. Digamos que en un orden al bat, el cuarto es el que tiene el trono de rey.
La relación entre el veterano Lou Gehrig y DiMaggio fue muy buena y en realidad los dos eran jugadores tranquilos. DiMaggio y Mickey Mantle solamente jugaron juntos en 1951 y en la película llamada “61” organizada por Billy Cristal en 1951 inventa malas relaciones entre DiMaggio y Mantle. DiMaggio hablaba poco, pero no hubo tiempo ni para rivalidad entre los dos, menos de una temporada ya que Mantle fue bajado un rato a Ligas Menores, pero en ocasiones los guionistas inventan cosas para darle más leña a las películas.
Buck Canel, que vivió todos esos años, me dice en una entrevista que aparece en el libro “Tommy al Bat” en un CD que DiMaggio fue mejor pelotero que Mantle. Si usted desea el libro puede hablar al celular 55 41 85 22 04.
DIMAGGIO ES EL CUARTO DE IZQUIERDA A DERECHA Y GEHRIG EL QUINTO










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada