Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 9 de diciembre de 2014


LA POSTAL DEL DIA

EL FANTASTICO RETORNO DE JOE

DIMAGGIO EN LA CAMPAÑA 1949

Al comenzar la temporada de 1949 no estaba Joe DiMaggio en el orden al bat de los Yanquis de Nueva York por un dolor intenso que tenía en un talón y por el que  casi no podía  caminar. No se sabía cuando podría jugar otra vez y llegó a publlicarse que posiblemente el Yanqui  Clipper tendría que retirarse del Beisbol. En 1948 había tenido una gran temporada en que bateó .320 con 39 jonrones y 155 carreras empujadas,  pero los Yanquis fueron eliminados de la pelea por el  campeonato en  el penúltimo día de la campaña.
DiMaggio se pasó varios meses sin prácticamente salir de su cuarto en el Hotel Edison de Manhattan mientras la temporada terminó el mes de abril y luego mayo. Era 1949 el debut de Casey Stengel de manager y con buen pitcheo y bateo oportuno, sobre todo de Tommy Henrich que tuvo una primera mitad formidable, los Yanquis estaban en primer lugar.
Llegó  el mes de junio y DiMaggio seguía con el intenso dolor en el talón. Finalmente una mañana que se levantó de la cama notó que el dolor había  desaparecido por arte de magia. Inmediatamente le habló a los Yanquis y a la mañana siguiente fue a tratar de tomar unos swings en el Yanqui Stadium ya que el equipo estaba en jira. El dolor ya no estaba y por varios días estuvo entrenando.
Para fines de junio estaba señalado un juego nocturno de exhibición contra los Gigantes de la Liga Nacional y también un equipo de Nueva York y se anunció que en ese partido, DiMaggio iba a estar en el orden al bat. Hubo una gran asistencia en el Yanqui Stadium original pero DiMaggio no dio de hit.
La próxima serie del Yanquis sería en Boston y Stengel le preguntó a DiMaggio si estaba listo o no para jugar, a lo cual le contestó que no sabía a ciencia cierta si estaba listo para volver. El equipo se fue en tren a Boston y al día  siguiente, DiMaggio decidió que iba a jugar y tomó el avión, alcanzando al equipo unas horas antes de ir al parque. Le dijo a Stengel que estaba listo para jugar y era una serie de principio de semana.
La primera noche, el 28 de junio de 1949,  hubo un lleno total de 36,228 aficionados en el Parque Fenway y DiMaggio estaba de cuarto en el orden al bat contra el pitcher zurdo Mickey McDermott. En su primera vez al bat conectó  una línea silbante de hit arriba del shortstop. Y en la sétima entrada se voló la barda izquierda, el monstruo verde, después de un hit de Phil Rizzuto. Fueron las carreras del gane ya que Nueva York se impuso 5-4 a Boston. Allie Reynolds fue el pitcher ganador con ocho entradas y el relevista Joe Page, que tuvo una gran campaña, retiró en  orden el noveno. Ted Williams bateó de 5-2 en este juego.
Al día siguiente y ante 30,000 aficionados en  el Parque Fenway, DiMaggio bateó dos hits en cinco veces y produjo cuatro carreras en una victoria de 9-7 para Yanquis. Nuevamente fue el gran héroe  en un juego que Medias Rojas dominaba 7-1 en la cuarta  entrada. En el quinto, después de pasaportes a Rizzuto y Tommy Henrich, DiMaggio se voló  la barda izquierda para acercar a Yanquis 4-7. Empataron a siete en la séptima con un doble de Gene Woodling empujando tres carreras. Con el juego 7-7, DiMaggio vino a batear en la octava entrada y nuevamente venció la alta barda izquierda para su segundo jonrón del partido. Los Yanquis ganaban ya 8-7 y añadieron  una carrera más en el noveno con hit empujador de Rizzuto para que el juego terminara 9-7. Ya todo el mundo hablaba de DiMaggio otra vez y todavía  faltaba el tercer juego de la serie.
Ese partido lo ganó Yanquis 6-3 con Vic Raschi cubriendo la ruta y DiMaggio rubricó su sensacional retorno con un cuadrangular de tres carreras que fue el batazo de la victoria. Yanquis ganaba 3-2 en la séptima cuando George Stirnweiss y  Henrich dieron  de hit antes que DiMaggio lograra su cuarto cuadrangular de la serie de tres juegos para una ventaja definitiva.
En los tres juegos había bateado para .455 con nueve carreras empujadas y cuatro jonrones para que con esa barrida los Yanquis tomaran seis juegos y medio de ventaja sobre Boston.
Los diarios encabezaron sus páginas  con el retorno de DiMaggio y la famosa revista Life le dedicó la portada de la semana. El Clipper no esataba acabado y todavía  jugaría las temporadas de 1950 y 51. En ese 1949, que Yanquis ganó el campeonato y la Serie Mundial, DiMaggio bateó para .346 con 14 jonrones y 67 carreras empujadas en  76 juegos.

En la penúltima semana de juegos le dio  neumonía  y tuvo que ser internado al hospital, de donde salió habiendo perdido  varios kilos. Pero ´débil y todo se levantó de la cama del sanatorio para ayudar al Yanquis que ganaron los dos últimos días de temporada a Boston para llevarse el campeonato con un solo juego de ventaja. En el penúltimo día, sábado, se organizó un día de homenaje a DiMaggio en que estuvo presente su mamá y su hermano Dominic que jugaba con el Boston. En la Serie Mundial seguía   muy endeble pero alcanzó a dar un jonrón y Yanquis ganara en cinco juegos al Dodgers. 
DIMAGGIO AL REAPARECER EN JUEGO DE EXHIBICION CONTRA GIGANTES.. ED LOPAT A LA DERECHA. TODOS MIRANDO EL TALON QUE SE HABIA LESIONADO.

.
DIMAGGIO EN 1949


EN TRES JUEGOS DIO .455, CUATRO JONRONES Y NUEVE EMPUJADAS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada