Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 30 de septiembre de 2014

LUCKY SEVEN
SCHERZER ABRIRA EL
PLAY
OFF POR LOS TIGRES


MAX SCHERZER 
Max Scherzer que tuvo record de 18-5 en la temporada y 3.15 en carreras limpias abrirá la serie de play off por los Tigres de Detroit contra el Orioles de Baltimore en un verdadero choque de trenes. Y para el segundo juego estará comenzando por los felinos el también derecho Justin Verlander que ya no es el mismo de antes. Eso quiere decir que el manager Ausmus guardará  para el tercer juego al zurdo David Price obtenido por los Tigres de los Rayos de Tampa Bay a media campaña.
Scherzer, por cierto, será agente libre al terminar totalmente el Beisbol de verano.
-o-



FOTO HISTORICA CON SHUBA FELICITANDO A JACKIE ROBINSON EN MONTREAL 
George Shuba, que la historia recogió como el  primer jugador blanco en darle  la mano a Jackie Robinson para felicitarlo, falleció en su casa de Youngstown, estado de Ohio, a los 89 años de edad. Shuba fue parte de los Dodgers de Brooklyn y estaba jugando con los Jays de Montreal, la principal sucursal de esa organización, y el 18 de abril de 1946 se tomó la foto en que Jackie Robinson batea su primer jonrón en la Liga Internacional y en home lo recibe dándole la mano el bateador siguiente que era George Shuba. Esa foto causó un gran impacto en Estados Unidos ya que Jackie era el primer jugador de color en llegar al Beisbol Organizado, y muchos de los peloteros blancos estaban en contra de esa idea de Branch Rickey, el jefe del Dodgers.



Ese apretón de manos fue publicado en la gran mayoría de los periódicos de Estados Unidos y Shuba la tenía como principal adorno en la sala de su casa en tamaño grande para recordar ese momento.
Shuba no tuvo una gran carrera como Jackie, pero el bateador zurdo y jardinero tuvo sus momentos como  aquel jonrón que le bateó a Allie Reynolds del Yanquis en el primer juego de la Serie Mundial de 1953 en el original Yanqui Stadium.
Shuba era el más joven de 10 hermanos en una familia de padres nacidos en Checoslovaquia y que viajaron a Estados Unidos buscando mejores oportunidades. La última aparición de Shuba en un estadio de Beisbol fue en el 2005 cuando los Dodgers festejaron en Los Angeles a los sobrevivientes de aquel equipo de 1955 que fue el primer Dodgers en la historia en ganar una Serie Mundial. En su carrera de Grandes Ligas, siempre con los Dodgers, Shuba tuvo un promedio de .259 con 24 jonrones, pero recuerdo como lo querían
JACKIE ROBINSON CON MONTREAL 
los aficionados de Brooklyn y cuando lo anunciaban como bateador emergente le daban una gran ovación. Era muy popular. 

Estuvo siete años en la gran carpa y en tres Series Mundiales bateó de 12-4 para un promedio de .333 con aquel jonrón ya recordado. Su mayor fama fue aquella foto en que recibió en home a Jackie Robinson cuando la segregación en el mundo era muy grande. Descanse en paz.
-o-


SAUL SOTO A RIELEROS 
Los Acereros de Monclova ratificaron a  Homar Rojas  para manager en la próxima temporada y además  hizo un cambio con los Rieleros de Aguascalientes en que obtuvieron  al buen infielder con poder, José  Amador, y al cañonero  Baltazar López, en cambio por el tremendo jonronero  Saúl Soto  y un prospecto. Soto comenzó  su carrera con los Diablos y el catcher mostró su gran poder al dar hasta 25 jonrones en un año, siendo cambiado luego a los Acereros por Iván Terrazas.


Saúl Soto se va a dar muchos banquetes jonroneros en el parque de Aguascalientes, el palacio del jonrón, y desde ahora hay que tomarlo en cuenta como posible monarca de cuadrangulares en la temporada que viene.

-o-  
LA TRIVIA DE HOY
¿Cuál fue el último bateador mexicano en ganar el título de jonrones con más de 40 cuadrangulares?. Fue en el 2000 con el equipo Saltillo.
-O-
LA RESPUESTA
Eduardo Jiménez con 45.


SERIE MUNDIAL DE 1954

TERCER JUEGO

INDIOS VUELVE A PERDER

OCTUBRE 1º.  DE 1954

CLEVELAND, OHIO



UN total de 71,555 aficionados llenan el estadio Municipal con la esperanza de ver a sus Indios reaccionar después de perder los dos primeros juegos de la Serie Mundial de 1954 ante los Gigantes en Nueva York pero nuevamente el equipo de Leo Durocher, con bateo de Dusty  Rhodes otra vez, le ganan a la tribu 6-2 para tomar gran ventaja de tres juegos a cero en el clásico de otoño.
Mike García abre por los Indios pero el hijo de padres mexicanos solo lanza tres entradas en cinco hits y cuatro carreras para ser el pitcher derrotado, lanzando luego Art Houtteman, Ray Narleski y Don Mossi. Por los Gigantes el pitcher puertorriqueño Rubén Gómez es el lanzador con un buen trabajo de siete entradas y un tercio en cuatro hits y dos carreras, siendo relevado por el nudillero Hoyt Wilhelm que está perfecto en su entrada y dos tercios de trabajo. Es Gómez el primer pitcher boricua en ganar un juego de Serie Mundial y primer latinoamericano en ganar un partido de estos clásicos desde que lo hizo el cubano Adolfo Luque con los Gigantes de Nueva York en 1933 cuando vencieron a los Senadores de Washington. Más adelante Rubén Gómez jugo cinco años en Liga Mexicana con record de 19-21 con Monterrey, Puebla, Aguila, Poza Rica y Sabinas. 


RUBEN GOMEZ
Beto Avila se va sin hits en dos turnos oficiales al bat con una base por bolas recibida y un toque de sacrificio.
Desde la primera entrada los Gigantes anotan  una carrera con hit de Whitey Lockman,  error del short y sencillo empujador de Wllie Mays. Los Indios atacan en el primero con base a Al Smith, toque de sacrificio de Beto Avila, pero Larry Doby eleva al central y Vic Wertz da línea al short.
En la tercera los Gigantes toman buena ventaja con sencillos de Alvin Dark y Don Mueller para comenzar, un out y base intencional al “Ametralladora” Thompson para llenar la casa. Ahora tan temprano como el tercer inning, el manager Leo Durocher usa su arma mortífera, ya que nuevamente manda a Dusty Rhodes batea por Monte Irvin y con hit al jardín  derecho  empuja dos anotaciones. Todavía en un error entra la tercera del inning. Rhodes llega a siete carreras producidas en los primeros tres juegos.


En la quinta los Gigantes toman ventaja de 5-0 con doble de “Ametralladora” Thompson,  base intencional a Rhodes y sencillo empujador de Wes Westrum. Y en la sexta se van 6-0 con base a Lockman, toque de sacrificio de Dark y sencillo impulsador de Willie Mays. En la séptima entrada el zurdo Vic Wertz da jonrón solitario por la tribu  y en la octava logran su segunda y última carrera con doblete Bill Glynn, una rola y error del short Dark en otro roletazo. Con dos en base y un out releva Wilhelm que domina a Doby en rola a primera y luego poncha a Werz. En la novena, Wilhelm retira en orden. Willie Mays batea de 5-3 y empuja dos de las carreras ´pero es de Dusty Rhodes del que todo el mundo beisbolero. El cuarto juego será en Cleveland también, el sábado. En esta Serie Mundial no hubo día de descanso.

lunes, 29 de septiembre de 2014

LUCKY SEVEN

EL ADIOS DEL CAPITAN



DEREK Y JORDAN
CUANDO arrancó la temporada recién terminada de Ligas Mayores tuvo Derek Jeter un inicio tan malo, tanto en la ofensiva como en la defensiva, que se pensó que iba a ser un viacrucis su temporada de despedida, pero cuando comenzó a irse el frío cambió totalmente y logró tener sus mejores momentos en que logró poner su porcentaje por los .270 y, sobre todo, jugó otra vez muy buena defensa por el resto de la campaña.
No era el mismo de antes de la fractura del tobillo pero tuvo destellos de la grandeza que lo acompañó por tantos años aunque era obvio que estaba teniendo problemas para batear, sobre todo, a los pitchers de velocidad superior.
Ya en la parte final comenzó a bajar su ofensiva y se perdió la esperanza que se retirara con otro año de .300 de average para que al final terminara con .256 de porcentaje y con un total de 149 hits que son bastantes. Los dos últimos imparables que dio en Boston en los dos juegos finales le ayudaron a subir su promedio de .309 a .310, otra meta lograda. Un hit más y hubiera sido el único jugador con 18 temporadas de 150 imparables más, pero es una marca que no buscó  al salir del juego del domingo en la quinta entrada y de esa manera termina empatado con el gran jonronero Hank Aaron con 17 campañas  de esa naturaleza.


HANK AARON
Su final de 3465 hits tiene números famosos en la historia de los Yanquis ya que el tres fue Bae Ruth, el cuatro Lou Gehrig, el seis su manager Joe Torre y el cinco el gran Joe DiMaggio. Sus 260 jonrones son muchos para un shortstop y aunque deja números para el libro de oro, el sexto con más hits en toda la historia de Ligas Mayores y el primero en la historia del Yanquis en batear tres mil hits con esa franela, la grandeza de Jeter está arriba de esas cifras por el conjunto de grandes habilidades que tuvo como jugador.
Su manera de correr las bases lo hizo único en ese departamento ya que era excepcional la manera que leía los batazos de los compañeros para poder anotar de segunda a home en un hit o llegar de primera a tercera aunque esa grandeza terminó en el play off contra Detroit del 2012 cuando se fracturó un tobillo. Sin embargo en este año de la despedida demostró que seguía siendo un jugador rápido y quedó curado totalmente de esa lesión, aunque con un poco de menos velocidad. Jeter es apenas el segundo shortstop en la historia del equipo que va a llegar al Salón de la Fama y cuyo número va a ser retirado, siendo el anterior Phil Rizzuto que estuvo en nueve Series Mundiales ganando siete aunque perdió tres años por la segunda guerra. Se nos va el héroe de la película. 
OJEDA MANAGER DEL AÑO


MIGUEL OJEDA 
Muy merecidamente Miguel Ojeda, que llevó a los Diablos Rojos del México a su campeonato número 16 de su historia, fue elegido Manager del Año 2014 en la votación dada a conocer por la Liga Mexicana, venciendo en los votos a José Alvarez de los Pericos de Puebla. Diablos le ganó la final a los Pericos por  cuatro juegos a cero.
En un año que los Rojos llamaron “únete a la renovación”, Ojeda jugó con varios jóvenes como titulares después que Oscar Robles y Carlos Valencia fueron cambiados para cupo a los muchachos. Ojeda le sacó buen provecho a cada pelotero nuevo y se las arregló a pesar de no tener profundo el pitcheo salió adelante con su decisión de sacar a Marco Antonio Duarte del bull pen y ponerlo de abridor.




Es primer campeonato de Ojeda como manager en la Liga Mexicana, aunque en el invierno pasado conquistó la corona en la Liga del Noroeste llevando al Diablos de Tepic a la corona a pesar de ir perdiendo la final por tres juegos a uno. Este invierno, Ojeda va a manejar a los Venados de Mazatlán que están  ansiosos por volver a coronarse. Su puesto de manager del Tepic será tomado por el no menos famoso “Borrego” Sandoval.
Ojeda llevó al Super Liderato a los Diablos por amplio margen en el rol regular y luego tuvo record de 12-2 en los tres play offs. Tenía todos los éxitos en la mano para el nombramiento de mejor manager del 2014.
CESADO
-o-
Y hablando de managers los Mellizos de Minnesota cesaron al timonel Gardenhire que ya llevaba 13 años con el equipo. Tuvo una temporada de 92 derrotas, mientras los Astros de Houston nombraron nuevo timonel a AJ Hinch que manejó  en un par de ocasiones a los Diamantes de Arizona.
Tom Kelly, que dos veces llevó a los Mellizos a campeonatos y Series Mundiales ganadas, sufrió un ligero infarto y se estaba recuperando.

  
SERIE MUNDIAL DE 1954

SEGUNDO JUEGO

RHODES HEROE OTRA VEZ

SEPTIEMBRE 30 DE 1954

Nueva York, NY.



POLO GROUNDS DE NUEVA YORK
AL Smith comienza el segundo juego del Serie Mundial de 1954 con un cuadrangular sobre la barda del jardín izquierdo para poner arriba a los Indios de Cleveland pero esa es la única carrera de la tribu y los Gigantes de Nueva York vienen de atrás para ganar 3-1 y tomar ventaja de dos juegos a cero en el clásico de octubre. Por segundo día consecutivo el bateador emergente Dusty Rhodes es el héroe del partido al conectar un hit que empuja la primera carrera del Gigantes y al quedarse a jugar el jardín izquierdo, batea otro jonrón para la tercera carrera del equipo manejado por Leo Durocher.


DUSTY RHODES
Early Wynn, ganador de 23 juegos en la temporada, es el pitcher abridor por los Indios y el zurdo Johnny Antonelli lanza el juego completo por los neoyorquinos. Antonelli fue obtenido de los Bravos de Boston en un cambio de invierno que resultó  estupendo para los Gigantes ya que ganó 21 juegos en el año.
El mexicano Beto Avila batea un hit en cuatro veces, llevando dos imparables en esta gran serie. De 9-2.

Después  que Early Wynn le pone cuatro ceros al Gigantes lo atacan fuerte en la quinta entrada al dar base por bolas a Willie Mays, siguiendo “Ametralladora” Thompson con un hit que manda al veloz Mays hasta la tercera con la posible carrera del empate. Entonces y apenas en la mitad del juego, Durocher hace su movimiento al llamar nuevamente a Dusty Rhodes de emergente por Monte Irvin, y responde con hit al central para traer la carrera de la igualada. Dave Williams se poncha pero con base al catcher Wes Westrum se llena la casa con un solo out. Wynn domina al pitcher Antonelli en rola por segunda pero los Indios no pueden realizar la doble matanza y Thompson anota la carrera que pone adelante al Gigantes 2-1. Antonelli venció el tiro del shortstop Strickland a primera.


EL POLO GROUNDS Y SUS 483 PIES POR EL CENTRAL
En la sexta entrada y ya con dos outs, Early Wynn batea doblete pero Antonelli domina a Al Smith en elevado de faul a primera base. En la séptima nuevamente los Indios amenazan con base a Beto Avila que avanza a segunda en rola de Larry Doby por primera. Al Rosen da rola al pitcher que atrapa a Beto Avila yendo a tercera y lo ponen out para el segundo del inning. El peligroso Vic Wertz recibe base y Wally Westlake es el tercer out en rola al short.


En la parte baja de la séptima el mismo Dusty Rhodes se vuelve a volar la barda derecha y pone el juego 3-1 a favor de los Gigantes. Dos juegos y dos cuadrangulares para el suplente Rhodes.
En la novena entrada los Indios tienen una gran oportunidad cuando Al Smith y Beto Avila abren con hits por lo que allí están las dos posibles carreras del empate. Sin embargo Larry Doby, zurdo igual que el pitcher, se poncha. Muchos criticaron al manager Al López del Indios por no haber mandado el toque de sacrificio ya que el pitcher era zurdo.
Rudy Regalado conecta rola al short para out forzado en segunda y la última esperanza la es Vic Wertz, al que le había robado Willie Mays su gran batazo con la fantástica atrapada en el primer juego, y esta vez da un largo elevado por el jardín izquierdo que se lo queda Rhodes para el último out del partido. Los Gigantes ganan 3-1 y después van a jugar en Cleveland el tercer partido.
Beto Avila batea rola al short, elevado de faul a tercera, rola a tercera, base por bolas y hit.


HEROES MEXICANOS EN
VICTORIAS SOBRE CUBA




AHORA que acaba de fallecer desgraciadamente Rubén Palma, uno de nuestros grandes héroes beisboleros en los triunfos que hemos tenido contra las fuertes selecciones cubanas, revisamos la lista de los que han sido estelares en esos éxitos triunfos que eran tan difíciles de conseguir ya que desde la dictadura de Castro, que ya lleva más de 50 años sin permitirle total libertad al pueblo, las selecciones de ellos eran armadas con los llamados profesionales de estado ya que comunistas hasta el tuétano los  hermanitos dictadores prohibieron en el deporte profesional.
Pero antes que llegara la opresión roja a Cuba los equipos amateurs cubanos les podían ganar a los profesionales. Así de bueno eran ellos y por un buen tiempo no usaron jugadores de color por las costumbres que afortunadamente ya pasaron.
El querido doctor Rubén Palma decidió con un jonrón en la novena entrada un juego que le ganamos 1-0 a Cuba en los Juegos Centroamericanos de 1962 en Jamaica. Fue pues el héroe para nunca olvidar los que vivimos por ese  tiempo. Pedro Loperena fue el manager del tim mexicano.


CANANEA REYES Y MIGUEL OROPEZA 
Los éxitos inolvidables contra Cuba se inician en los Juegos Centroamericanos de 1930 en La Habana, los primeros de la historia. En esa ocasión le ganamos 2-1 a Cuba con formidable pitcheo del veracruzano Fernando “Cocuite” Barradas y con la dirección del famoso Ernesto Carmona.
El mismo Carmona se anotó el triunfo más notable de su carrera de manager en la Serie Mundial Amateur (¿?) de 1943 cuando en un juego inolvidable de 14 entradas le ganamos no solo a Cuba por 2-1 sino derrotamos al que se consideraba pitcher invencible, el muy veloz Julio “Jiquí” Moreno que ponchaba a 20 por partido en la Liga Amateur cubana. Los zurdos Pancho Alcaraz, que se inmortalizó con ese encuentro, y Angel Lozano, fueron los brazos mexicanos con el poblano Adolfo Luna empujando la carrera de la victoria. Tuve la fortuna de presenciar ese juego en La Habana y ocupa el primer lugar en mis emociones y felicidad beisboleras a través de 75 años de ver Beisbol.
El mismo Pancho Alcaraz le volvió a ganar dos veces a Cuba en la Serie Mundial Amateur de 1944 en Venezuela. Con su gran curva enloquecía a los cubanos.

Ya cuando desapareció el deporte amateur de las competencias internacionales tuvimos aquel gran juego en el Parque del Seguro en 1987 que los Diablos Rojos le ganaron 3-1 a Cuba con gran pitcheo de Luis Fernando Méndez que lanzó una joya monticurar para una noche feliz en la rica historia de los actuales campeones de la Liga Mexicana   

domingo, 28 de septiembre de 2014

SERIE MUNDIAL 1954

BETO AVILA CONECTA EL PRIMER HIT

LA GRAN ATRAPADA DE WILLIE MAYS

JONRON DE DUSTY RHODES  EN EL 10

SEPTIEMBRE 29 DE 1954




BETO AVILA Y WILLIE MAYS 
El miércoles 29 de septiembre se inicia  Ia Serie Mundial de 1954 en el Polo Grounds de Nueva York donde se juntan los dos campeones de bateo de cada liga, Beto Avila de la Liga Americana de los Indios de Cleveland con .341 y Willie Mays del Gigantes con .345. Les toman varias fotos juntos a los monarcas ofensivos, algo que casi nunca pasa en un clásico de octubre.


LA GRAN ATRAPADA DE MAYS
Los pitchers abridores son Bob Lemon por los Indios y Sal Maglie por los Gigantes. Maglie y Beto Avila habían sido compañeros con los Pericos de Puebla de la Liga Mexicana en 1946 y 47.
En la misma primera entrada los Indios atacan con dos carreras por golpe a Al Smith y línea de hit al jardín derecho de Beto Avila para el primer imparable del clásico. Larry Doby y Al Rosen son dominados en elevaditos pero Vic Wertz conecta un triple a lo profundo del right-centro para empujar la dos primeras carreras.
En la tercera entrada los Gigantes que maneja Leo Durocher empatan a dos careras con hit de Whitey Lockman y Alvin Dark, una rola de Don Mueller que empuja una y tras base a Willie Mays viene un hit impulsador de Hank  “Ametralladora Thompson.


WILLIE MAYS
Siguen lanzando Maglie y Lemon con Indios teniendo una gran oportunidad en la octava entrada que comienza con pasaporte a Larry Doby y sencillo de  Rosen. Entonces el manager Leo DuroCher trae de relevo al zurdo Don Liddle por Maglie para lanzarle al zurdo Vic Wertz. De cualquier manera Wertz da un kilométrico batazo por el jardín central que Willie Mays atrapa en forma sensacional, de espaldas al home, y con una gran carrera hasta los 480 pies del jardín central.
Después de la asombrosa atrapada, Mays se las arregla para tirar al cuadro y Doby solo puede hacer pisa y corre de segunda a tercera. Si Beto Avila hubiera estado corriendo en segunda seguramente hubiera anotado en un pisa y corre de segunda a home ya que el atrapadón fue hasta los 480 pies.
Todavía los Indios tienen corredores en tercera y primera con un out pero el nuevo relevista Marv Grissom poncha al emergente Dave Pope, zurdo, que batea por  el shortstop George Strickland, y Jim Hegan es le tercer out en elevado al izquierdo. La fantástica atrapada salva al Gigantes y será considerada como la mejor en la historia de los clásicos.


EL JONRON DE DUSTY RHODES 
La novena entrada, ya con dos outs, Beto Avila llega a segunda en un elevado que no atrapa el jardinero izquierdo y es marcado error. Le dan base intencional a Doby y Rosen es el tercer out en elevado al izquierdo.


BETO AVILA
El juego se va a entradas extras y los Gigantes atacan a Bob Lemon en el cierre del inning  10 con un out, Mueller que fue ponchado, Willie Mays recibe la base y se roba la segunda colchoneta. Le dan base intencional al “Ametralladora” Thompson y Durocher manda de emergente al zurdo Dusty Rhodes por Monte Irvin, conectando un elevado cerca de la raya del jardín derecho que vence la barda a unos 280 pies del home para el jonrón de la victoria, 5-2.
El Polo Grounds era un estadio construido  como herradura con muy poca distancia por las rayas del derecho y el izquierdo y con una distancia muy larga de 483 pies por el jardín central donde estaban las gradas de sol y en medio de ellas los vestidores. Por la raya del jardín derecho había  solo 258 pies y por la raya del izquierdo a 279 pies.


LUCKY SEVEN

EL ULTIMO HIT DE JETER: EL 3,465



DEREK JETER
Terminó la temporada de las Ligas Mayores y como los Yanquis no van al play off terminó la carrera de Derek Jeter que en 20 años logró un gran total de 3,465 hits y un porcentaje de .310 con el que terminó después del juego en Boston en que dio un hit en dos veces al bat. Ante el Parque Fenway repleto, muchos aficionados del Yanquis entre la concurrencia, Jeter bateó una línea a las manos del short en su primer turno y en su segundo dio un machucón por tercera que fue hit empujador y allí mismo terminó su carrera, ya que mandaron corredor emergente por él.
Aunque muchos le llegaron a aconsejar que ya no jugara después que el jueves dio el hit de la victoria en una noche inolvidable en Nueva York, Jeter quiso tomar parte en dos juegos en Boston como bateador designado y dio un hit en dos veces en cada uno de ellos, para no quedar mal con los aficionados que habían  comprado sus boletos. Solamente no jugó el viernes debido a que solo había dormido dos horas debido a la celebración en Nueva York en la despedida del Yanqui Stadium y el viaje a Boston.
Entre su familia iba su novia y veremos si ahora de retirado finalmente se casa a los 40 años de edad que tiene.



Los Yanquis ganaron el juego de la despedida en Boston con gran pitcheo de Michael Pineda y terminaron en segundo lugar de la División  Este, jugando pelota arriba de los .500 pero eso no es ningún consuelo. Seguramente Jeter será invitado a lanzar la primera bola en alguno de los juegos de la Serie Mundial que va a comenzar en la casa del campeón  de la Liga Americana.
-o-
Hasta el último día se decidieron muchas cosas y ahora vamos a ver en el juego de los comodines  de la Liga Americana a los Reales de Kansas City contra los Atléticos de Oakland y en la Liga Nacional a los Gigantes de San Francisco contra Piratas. Esos únicos juegos de comodín  serán en Kansas City y en Pittsburgh.


Los ganadores de cada división  ya están listos: Angelinos, Tigres de Detroit que aseguró el domingo y los Orioles de Baltimore, mientras que en la Liga Nacional están los Nacionales de Washington, los Cardenales de San Luis y los Dodgers. Los Dodgers van contra Cardenales.
-o-
En Washington se vivió  el drama del juego sin hit ni carrera cuando Jordan Zimmerman se convirtió en el primer lanzador en la historia de los Nacionales en lograr un doble cero, pero al final se alcanzó  por una portentosa atrapada del novato Steve Souza que acababa de entrar como reemplazo defensivo al jardín izquierdo en la novena entrada. El bateador


JORDAN ZIMMERMAN
STEVE SOUZA
Christian Yelich dio un largo tablazo por el callejón  del let-centro que lucía doblete, pero Souza corrió un gran trecho y luego brincó hacia su izquierda por la pelota para realizar una formidable atrapada que salvó el juego sin hit.


-o-
LA TRIVIA DE HOY
En 1969 se jugaron los primeros playoffs en Ligas Mayores para poder ir a la Serie Mundial jugando Orioles contra Mellizos en la Liga Americana y el favorito Bravos contra los Mets?. ¿Quiénes fueron  los ganadores?.
LA RESPUESTA
Ganaron Orioles y Mets.
-o-


MIGUEL GONZALEZ 
El tapatío Miguel González lanzó cinco entradas de ceros y fue el pitcher ganador al imponerse los Orioles 1-0 a Toronto, terminando la campaña con record de 10-9 y 3.23.
José Altuve fue campeón de bateo en la Liga Nacional con .341 para el segunda base de los Astros y en la Liga Nacional  el mejor cañonero lo fue Justin Morneau del Colorado con solo .319.


sábado, 27 de septiembre de 2014

LUCKY SEVEN

CESPEDES PODRIA IRSE DE BOSTON



CESEDES
El jardinero cubano Céspedes dijo que no está tan seguro de firmar un contrato a largo plazo con Boston y tal parece que no le gusta mucho esa ciudad y estaba más feliz en Oakand. Según el contrato que trae con Atléticos tiene firmado para el año que viene por 10 millones 500,000 dólares pero si Medias Rojas no puede firmarlo por varios años posiblemente lo cambien en el invierno. Céspedes lleva solo cinco jonrones desde que llegó al Boston a cambio del pitcher Jon Lester pero el sábado completó 100 carreras empujadas en el año.
-o-


ALEX RODRIGUEZ 
El gerente Brian Cashman ya habló con Alex Rodríguez para la temporada que viene ya que tiene dos años más con los Yanquis y aunque le propuso que juegue pelota invernal para ponerse en forma, el dominicano dijo que no, pero que estará en condiciones para los entrenamientos.
-o-
El nuevo gerente Dave Stewart se encontró a su llegada a los Diamantes de Arizona que el manager Kirk Gibson había sido despedido pero se informó que esa decisión  la tomó  Tony LaRussa que ya lleva unos meses como asesor del club de Phoenix  y aparece como el jefe de la oficina. Uno se pregunta entonces para que quieren a un gerente como Dave Stewart si LaRussa es el que decide pero veremos en lo que queda este exceso de talentos en la directiva. También está allí el ya veterano Roland Hemond que como buscador se llevó  a  varios jugadores mexicanos a las Grandes Ligas, comenzando con Aurelio Rodríguez que de los Charros de Jalisco se lo llevó al Angelinos de California.



KIRK GIBSON 
También fue despedido el coach Allan Trammel, pero este se quedará como manager interino hasta el domingo que termina la temporada. Kirk Gibson y Trammel fueron compañeros en aquel Tigres de Detroit que arrasó en 1984 ganando con mucha ventaja el título de la Liga Americana y luego le ganó al Padres de San Diego la Serie Mundial. Allí  estuvo nuestro querido Aurelio López que incluso ganó un juego de la Serie Mundial, el quinto y último, con un trabajo perfecto de relevo.
-o-
Los Leones de Yucatán anunciaron como nuevo manager para la temporada que viene al venezolano Willy Romero que ya en otra ocasión llegó a estar en ese timón peninsular. Los Leones ya llevan un tiempo de ser protagonistas y dos de sus managers que tuvieron fueron formidables jugadores, Daniel Fernández y Matías Carrillo, orgullos de aquella Academia de Pastejé. Matías ha ganado dos campeonatos como timonel, uno con Tigres en la Liga Mexicana y otro en el Pacífico con Naranjeros de Hermosillo.
-o-


WILLY ROMERO 
Paul Konerko, uno de los grandes jonroneros de su época en Ligas Mayores, se despide también el domingo y deja una marca impresionante de 469 jonrones. Konerko fue nombrado capitán de  los Medias Blancas de Chicago en el 2005, el año que el equipo ganó el campeonato y luego la Serie Mundial sobre los Astros de Houston.
Konerko comenzó su carrera con los Dodgers de Los Angeles en donde se le pronosticaba un gran futuro y vaya si lo tuvo, pero con los Medias Blancas en el lado sur de la ciudad de Chicago.
Tiene 38 años y en sus mejores temporadas llegó a conectar 41 y 40 jonrones. Después de Dodgers estuvo una temporada con los Rojos de Cincinnati y después de ello pasó 16 años con los Medias Blancas de Chicago que le van a dar una gran despedida.
-o-
LA TRIVIA DE HOY
¿Qué equipo de Liga Mexicana ha ganado más juegos en una temporada?.
LA RESPUESTA
Angeles de Puebla en 1977 con 96.
-o-
Ahora que tienen un dueño nuevo los Pericos ojalá le den una manita de gato a su parque ya que el mantenimiento del mismo no ha sido nada bueno. El Gobernador actual no ha querido saber nada de Beisbol.
-o-



EL FAMOSO DIBUJO DEL GRAN PINTOR  NORMAN ROCKWELL DE SUSPENDIDO POR LUVIA 
Derek Jeter tuvo dos turnos el sábado en Boston como Bateador Designado y dio un hit, recibiendo ovaciones, pero el público se molestó porque solo jugó cinco entradas.  


EL FALLECIMIENTO DEL GRAN LAZARO  
SALAZAR ESCRITO POR “FRAY NANO”


EL ADIOS AL PRINCIPE DE BELEN

POR FRAY NANO

ALEJANDRO AGUILAR REYES EL
FUNDADOR DEL PRIMER DIARIO
DEPORTIVO EN EL MUNDO:

LA AFICION

EL 25 DE ABRIL DE 1957


Lázaro Salazar, el mánager beisbolero de más éxito que ha operado en nuestro país, uno de los grandes extranjeros cuya influencia puede juzgarse como la máxima para el desarrollo y mejoría del beisbol en México y que son al mismo tiempo los dos beisboleros más grandiosos producidos por la gran beisbolera Cuba en el último cuarto de siglo o quizá más aún, ha pasado a mejor vida.

El otro -¿qué fan beisbolero no lo sabe?-, el grandioso Martín Dihigo, el que, como Salazar, permanece en nuestro beisbol, que tanto les debe. El inicio del gran viaje fue en el escenario indicado para él: el majestuoso Parque del Seguro Social, el cual, como es bien sabido, se encuentra en el mismo terreno en que por más de treinta años estuvo el Parque Delta, lugar en el que el finado hizo su presentación en esta metrópoli el año de 1938. Por cierto, un encuentro grandioso y memorable, que con el correr de los años, por lo que significó Salazar para el beisbol de México, tiene más importancia aún.

Ahí, en el mismo tiempo que fue teatro de muchísimas de sus grandes hazañas, tal vez precisamente en el mismo lugar que muchas veces se detuvo para agradecer una gran ovación, se le presentó la implacable parca. Tuvo los primeros indicios en el juego de antenoche, durante la primera parte de la séptima entrada cuando el Monterrey, equipo al cual él también dirigió llevándolo al campeonato en cuatro ocasiones, tres de ellas consecutivas -ambas cosas récords-, abrió la anotación del encuentro con una.

Salazar ya no salió a la caja de coach de tercera base, como siempre lo hacía cuando el México fue a batear el cierre de ese turno. El gigantesco inicialista del México, Perry, salió en lugar de él para dirigir a los corredores. Eso llamó la atención de muchos aficionados, pero cuán lejos estuvieron de imaginar que se había iniciado la marcha para el viaje del cual nunca se vuelve, del que fuera estrella de estrellas, superjugador y supermánager, al mismo tiempo que finísima persona, correctísimo en todos sus actos dentro y fuera del terreno, y gran amigo.


Al siguiente episodio, octavo, el Monterrey hizo un rally de cuatro carreras que Salazar ya no vio. El mareo de una entrada antes se había convertido en una notoria hemorragia cerebral. Ya no se daba cuenta de nada y su estado era más grave a cada momento siendo atendido por varios médicos, entre ellos el del club, Dr. Roberto Peláez. Es posible ni siquiera se haya dado cuenta de la carrera que su antiguo club hizo en la séptima entrada y se haya ido con la visión del cerrado empate a cero que prevalecía hasta iniciarse la séptima, pues una vez que perdió el sentido ya nunca lo recobró.

SALAZAR A LA DERECHA Y MARTIN DIHIGO AL CENTRO 
Don Héctor Peralta, presidente del México, ordenó lo trasladaran a la Central Médica donde lo estuvieron los doctores Leopoldo Gatica, Manuel Velasco Suárez y Jorge Moreno, siempre estando junto a él por lo menos uno de ellos. Todo fue inútil. Las punciones cerebrales no dieron ningún resultado y a las 15:45 horas de la tarde de ayer, entregó su alma al Gran Umpire. Poco después su cadáver fue trasladado al local de las Capillas Gayosso, en Avenida Hidalgo, donde fue velado.


SALAZAR DERECHA Y MEMO GARIBAY CENTRO
A la hora de escribir estas líneas, no se había decidido si se hacía el sepelio aquí o era enviado el cuerpo a su nativa Cuba, para ser sepultado allá. La inconsolable viuda de Lázaro, ante el golpe más duro por lo inesperado, decidió comunicarse con la autora de los días del que fue su compañero de vida en los últimos años para consultarle al respecto. En la nota informativa que aparece en esta misma edición, encontrarán el dato.



ACCIONES EN EL DELTA 
Nos referimos a que el inicio del gran viaje se había iniciado tal vez en el mismo lugar en el que una o varias ocasiones se detuvo para agradecer una ovación. Debemos explicar; al construirse el Parque del Seguro Social las tribunas no quedaron exactamente en el mismo lugar que las antiguas del Parque Delta, sino por ser más amplias tuvieron que entrar un poco más, o sea, que donde actualmente se hallan las covachas o casetas de los equipos era campo, ese espacio entre las líneas de ferbol y las tribunas.

Fue en el banco de los equipos locales, o sea el correspondiente a la tercera base, donde el mal que iba a llevárselo tan prontamente atacó al notable personaje beisbolero como quedó dicho empezando con un mareo pero que prontamente se fue agravando.
Como las casetas tienen comunicación interior con los vestidores y baños, pocos del público se pudieron dar cuenta de lo que acontecía, pues nada vieron. Quiso Dios que Salazar fuese discreto hasta lo último.
Pocos jugadores y mánagers mucho menos siendo estrellas, podrán haber sido tan callados, tranquilos y discretos como Lázaro Salazar. Cuando jugador, daba la impresión que brillaba a pesar suyo, que le daba pena brillar. Esas ovaciones a que nos hemos referido las recibía con gran sencillez, concretándose a tocarse la cachucha al mismo tiempo que agachaba un poco la cabeza, sin detener su marcha. Es posible hubiese querido correr para llegar más pronto a la caseta y ocultarse o a su posición; pero no lo hacía, pues ello hubiese llamado la atención. Continuaba su marcha con su mismo paso tranquilo y pausado de siempre.


Pero esa misma sencillez, por lo natural, resultaba elegante. Salazar fue un símbolo de la elegancia. La misma que tenía jugando, que muchas veces rayaba en majestuosidad, la conservó como mánager y era lo mismo en la calle. Hasta para reclamar a los árbitros era elegante. Sólo una vez lo vio este servidor pasarse de la raya con un árbitro; fue en el Parque Delta, tras un encuentro. Nada importa quien era el umpire, aún cuando si diremos que era paisano suyo; estamos seguros si hubiese sido mexicano no habría actuado así.
Según pudimos sacar en claro más tarde, había entre ellos algo más que la rencilla común de jugador o mánager con un árbitro. Sin embargo, cosa que le apreciamos mucho, al llamarle la atención el servidor sobre lo que hacía, prontamente quedó callado y se retiró; entonces el que escribe fungía como Alto Comisionado de la Liga.



DANIEL RIOS
Nunca hemos  olvidado ni olvidaremos, que cuando su servidor renunció a ese cargo, después de la temporada de 1942 en la cual por cierto se coronó el Unión Laguna, guiado por el que durante muchos años fue su más formidable enemigo por causa lógica de sus grandezas y similitudes, o sea Martín Dihigo, fue de los contados que vinieron a nuestra oficina a hacernos presente su lamentación por ello. Estamos seguros no fueron ellos más de tres. -¡Es una lástima!- nos dijo Salazar. "Desde luego, beisbol lo seguirá habiendo; pero sin usted llevando las cosas esto va a ser muy diferente y todos los que deseamos que haya en México un beisbol serio y estable, tenemos que lamentarlo."

Como otros tantos, Salazar fue una de las víctimas de cómo se llevaron las cosas en nuestro beisbol durante los años subsecuentes.
Pero volvió, como tornaron la mayoría de los que requería el beisbol mexicano para seguir adelante. Tampoco olvidaremos que en nuestra última visita a Cuba, al iniciarse 1947 tras los V Juegos Centroaméricanos en Barranquilla, Colombia., Lázaro fue uno de los primeros en ir a saludarnos al hotel y nos hizo una invitación para comer, acompañándonos las esposas. Entre las muchas cosas que existen para nuestra admiración, cariño y agradecimiento al ahora finado, se encuentra que acabaron en Cuba con el infundio de que se decía que este cronista tenía fobia por los cubanos. Lázaro además de Martín Dihigo, fue uno de los motores principales, según pudimos saber, para que nos fuera ofrecido un Vino de Honor servido la víspera de que saliéramos de La Habana ya rumbo a ésta.


PARQUE DELTA

Pero nuestro mayor agradecimiento a ambos fue por lo que significaron para el desarrollo y mejoría del beisbol en México. Y que Salazar lo siguió significando hasta el último momento en tanto su "gemelo" Dihigo continúa en ellos, pues como bien se sabe es actualmente mánager del Aguila de Veracruz, su Aguila, como le llamó siempre, pues fue el equipo que lo trajo por vez primera a estas benditas tierras que fue amada por ambos desde el primer momento.

No puede hablarse de Lázaro Salazar, sin referirse a Martín Dihigo. Fueron vidas paralelas en muchos sentidos. Y si bien muy diferentes en su forma, en su base eran tan parecidos que se confundían. Salazar vino a México como una consecuencia de haber venido el gran Martín. Eran los dos ases máximos y por mucho del beisbol de Cuba en ese entonces, la cuarta década de este siglo.
Era tanta su grandiosidad que ni quien se atreviera a pensar que pudieran jugar en México, mucho menos actuar aquí una temporada más o menos larga.



CIENFUEGOS DE LA LIGA CUBANA. VINICIO GARCIA EN LA PENULTIMA FILA EL SEGUNDO DE DERECHA A IZQUIERDA. DIHIGO EL MANAGER
Nos concretábamos a saber de ellos por las noticias e informes. Allá en el Campeonato Invernal Cubano, si no ganaba el club en que estaba el uno, triunfaba el equipo en que se hallaba el otro. Indefectiblemente uno u otro era designado el máximo jugador del año.
Y al mismo tiempo durante el verano actuaban en E.U. con los equipos de color, siendo sus servicios altamente valuados. Dihigo, indudablemente más astro, más esplendoroso, pero Salazar utilísimo.

Pero a ninguno de ellos les agradaba jugar en el país del dólar, en cuanto encontraron otras rutas, las tomaron y los dos, en cuanto actuaron aquí, sintieron preferencia por México sobre todas partes, cosa que ningún fan beisbolero mexicano debe olvidar y por el que ahora este columnista rinde una vez más homenaje a Lázaro Salazar, ahora que se ha ido para siempre. Nuestro beisbol y al momento el México, echarán mucho de menos la ausencia de ese grandioso discreto personaje, al que en su patria apodaban el Príncipe Azul y el Príncipe de Belén. Esto último por el Reparto (barrio o colonia) habanero en que residía; aquello por ser del Almendares, el club en el que actuó durante sus mejores años de jugador y al que dirigió varias temporadas. El color del Almendares es azul. Rojo el del Habana.

Quiso la suerte que habiendo actuado en tantas partes, habiendo dirigido durante los últimos años en diversos países, inclusive el suyo, fuese aquí, en esta tierra ala que tanto quiso y por cuyo beisbol hizo tanto, donde terminó su brillante y útil existencia, e iniciándose el gran viaje en el parque donde tal vez tuvo más glorias. Ahí donde hace poco menos de 19 años, el sábado 11 de septiembre de 1938, hizo una de las más brillantes presentaciones que haya hecho beisbolero alguno en esta metrópoli.

Traído por el Cafeteros de Córdoba, como secuencia de que el año anterior su enconado rival, el Aguila de Veracruz, había traído a Martín Dihigo y a base de él obtenido el gallardete de la Liga Mexicana, siendo el primer año que tomaba parte en ella. Podemos recordar que ese juego del debut de Salazar aquí, cual si hubiese sido ayer; el Parque Delta con muchos más espectadores de los que podía contener, derramándose en el terreno por todas partes por lo que pusieron reatas para contener a los clientes derramados en el terreno.



LOU KLEIN IMPUSO RECORD DE JONRONES EN UN AÑO DE LA LIGA CUBANA 
El adversario era el Agrario, ganador de los cetros en 1935 y 36, y subcampeón el año anterior. Agrario puso a pitchear a su astro, otro gran cubano, Ramón Bragaña. Un duelo enconado que tras 12 estrujantes episodios se terminó como era justicia que acabase: sin derrotado. Se empató a 1 carrera. Salazar hubiese ganado sin una atrapada increíble, fantástica, de un player norteamericano de nombre Sampson, también de color, que Agrario había traído como pítcher el año anterior y que había sido puesto en el jardín central; dando un salto y mientras se encontraba en el aire, degolló un batazo cuando ya la bola se metía entre el público tras las reatas y ya con la pelota en su poder, siguió su salto hasta más allá de las reatas, cayendo entre los apretados clientes sin soltar la bola nunca.

El recuerdo de Lázaro Salazar en el beisbol mexicano desde ese momento, más aún, desde poco antes el 13 de Agosto que debutó con Cafeteros en Veracruz en un duelo con Dihigo que ganó éste por 2-1, es de grandeza.



Se ha ido un gran señor del beisbol dejando una estela indeleble de su señorío y debiendo recalcarse es posible que lo mejor que dió fue para México.

Muchos no podremos olvidarlo nunca. "