Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 23 de marzo de 2015

CATEDRALES DEL BEISBOL

EL POLO GROUNDS DE NUEVA YORK


La casa del Gigantes sobre todo, pero también  de Yanquis y Mets. 

ARRIBA DE IZQUIERDA A DERECHA COMO SI SE SIGUIERAN LAS MANECILLAS DEL RELOJ

MEL OTT bateó su jonrón  500 el primero de agosto de 1935.

Los Mets de 1962, el primero de la historia, perdió  120 juegos, cifra record.

Donde Joe DiMaggio de Yanquis hizo el último out del segundo juego en la Serie Mundial de 1936 y subió los escalones hacia el vestidor que estaba en lo profundo del jardín central.

Solo tres jugadores alcanzaron las gradas de sol a unos 480 pies, Joe Adcock, Lou Brock y Hank Aaron, los dos últimos en días  sucesivos.

Memorial en recuerdo a Eddie Grant.

JOHN MCGRAW, el gran manager de aquellos Gigantes.

Jonrón  con casa llena de Tony Lazzeri del Yanquis en la Serie Mundial de 1936.

“Descalzo” Jackson del Indios dio el primer jonrón  sobre el techo el 14 de junio de 1913.

Jonrón de Dusty Rhodes como emergente en la décima entrada del primer juego de la Serie Mundial  de 1954 hace ganar a Gigantes sobre Indios.

La barda por la raya de jardín derecho a 257 pies. Los llamaban “jonrones chinos”.

Mel Ott y su petaca llegaron en septiembre de 1925 para hacer historia en el equipo Gigantes.

Donde el pitcher zurdo Carl Hubbell ponchó en forma consecutiva a los cinco mejores bateadores de la Liga Americana en el Juego de Estrellas de 1934: Babe Ruth, Lou Gehrig, Jimmie Foxx, Al Simmons y Joe Cronin.

Ray Chapman, shortstop del Indios, falleció al ser alcanzado en la cabeza  por un pitcheo de Carl  Mays del Yanquis el 16 de agosto de 1920.

Donde Heinie Zimmerman del Gigantes persiguió  al corredor Eddie Collins con la pelota en la mano y no lo alcanzó en la Serie Mundial de 1917.

Donde John McGraw estuvo de coach.

Donde el famoso double play de Rawlings, Kelly y Frisch  terminaron la Serie Mundial de 1921 ganando Gigantes a Yanquis.

El jonrón más  famoso, escuchado a través de todo el mundo,  de Bobby Thomson, para que Gigantes ganara a Dodgers en forma sensacional el play off de 1951.

EN EL DIAMANTE
Gigantes ganó a Filis 6-1 en juego que duró  51 minutos solamente el 28 de septiembre de 1919.

Los Bravos terminaron la racha de 26 juegos seguidos ganados por los Gigantes el 30 de septiembre de 1916.

Donde Fred Merkle cometió  la marfilada de no pisar la segunda base en juego de 1908.

Donde Carl  Hubbell le ganó  duelo de 1-0 a Cardenales en gran batalla de 18 entradas el dos de julio de 1933.

Bull Pen del Gigantes.

Donde Willie Mays hizo su grandiosa atrapada sobre batazo de Vic  Wertz en el primer juego de la Serie Mundial de 1954.

La distancia por el jardín  central era de 483 pies.

Bull Pen del equipo visitante.

Por la raya del jardín izquierdo había 279 pies. Era un estadio  construido como una herradura.


Publicado por “The Sporting News” en 1984.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada