Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 9 de marzo de 2015

e
LA TRIPLE CORONA DE MICKEY
MANTLE EN LA CAMPAÑA 1956

LO CONVIRTIO EN EL JUGADOR MAS FAMOSO


MICKEY MANTLE

De muchas maneras le temporada 1956 fue mágica para los Yanquis de Nueva York ya que Mickey Mantle conquisto la triple corona de bateo y Don Larsen lanzó  un juego perfecto de la Serie Mundial que los Yanquis le ganaron a los Dodgers de Brooklyn en siete juegos. Ya para 1954 había convencido Mantle a los aficionados de Nueva York que si bien no era un nuevo Joe DiMaggio todavía, ya se le podía  considerar como uno de los mejores bateadores de las Ligas Mayores.
Después de su temporada de novato  en 1951 cuando tuvo que ser regresado por un tiempo a la principal sucursal porque se estaba ponchando demasiado, ya en 1952 terminó tercero en la votación de jugador Más Valioso al tener su primera campaña completa en la gran carpa.


DIBUJIO EN EL QUE APARECEN BABE RUTH, LOU GEHRIG JOE DIMAGGUO, MICKEY MANTLE Y ALEX RODRIGUEZ
En 1955 llegó a ganar el campeonato de jonrones de la Lia Americana con 37 pero fue hasta  la campaña de 1956 al ganar la triple corona y amenazar el record de los 60 jonrones de Babe Ruth, que Mantle fue considerado un gran estrella, un super pelotero, y su fama duraría hasta que se retiró aunque sus últimos  años fueron ya una lágrima lejana de lo que había sido.


EL SIETE FAMOSO
Ya antes de ganar la triple corona los muchachos comenzaron a tenerlo como un nuevo ídolo, con sus fotos apareciendo en las portadas de las principales  revistas de Beisbol que había y ya en la televisión, que estaba comenzando a ser parte de los hogares de las familias americanas, habían hecho entrevistas a Mantle como en el programa del cantante Perry Como. Incluso la cantante Teresa Brewer grabó un disco llamado “Yo amo a Mickey”. Y su gran temporada de 1956 con la triple corona como el zenit que lo colocó en los cuernos de la luna.
En 1955 los Yanquis recuperaron el campeonato pero en siete juegos perdieron la Serie Mundial ante los Dodgers de Brooklyn con el zurdo Johnny Podres ganando dos juegos Sería el único título mundial ganado por lo Dodgers mientras estuvieron en Brooklyn. Fue la Serie Mundial de la gran atrapada del cubano Sandy Amorós a batazo de Berra.


TED WILLIAMS STAN MUSIAL Y MICKEY MANTLE
Después de la Serie Mundial de 1955 los Yanquis hicieron  el viaje más  largo que se recuerda al oriente, jugando 25 juegos en Japón, Filipinas  y Guam ganando 24 y empatando uno. De esa manera quedaron invictos en esa larga jira en la que Mantle, por cierto, la abandonó después de unos cuantos juegos inventando que su esposa estaba por dar a luz. Todo fue una mentira para irse a descansar. Pero no hizo falta Mantle para que los Yanquis, manejados por Casey Stengel, terminaran invictos. Ningún otro equipo de Ligas Mayores ha tenido una jira como esa del Yanquis de 1955.


MICKEY MANTLE
Durante el entrenamiento de 1956 bateó Mantle un cañonazo que se voló la lejana barda del Al Lang Field de St Petersburg, Florida, en un batazo que fue estimado en 590 pies. Por cierto que en ese mismo campo y con los vestidores que se había mantenido con mucho cuidado desde los tiempos de Babe Ruth, los Tigres de la Liga Mexicana llegaron a tener muchas sesiones de entrenamiento al ser invitados por los Mantarrayas de Tampa Bay en 1998. Tuve la suerte de acompañarlos en ese viaje y me emocioné al saber que en ese lugar de St. Petersburg, Florida, habían entrenado jugadores del Yanquis que fueron mis grandes ídolos.


BABE RUTH

La barda del jardín derecho estaban tan lejana que lucía imposible poner un batazo sobre la pared y se recuerda que el batazo más  largo lo llegó a conectar Iván Montalvo, aquel tercera base que en 1997 había sido elegido el Más  Valioso de la serie final al ganar los felinos a los Diablos Rojos.El batazo llegó de un bote a la barda.
Paso una cosa muy curiosa en este entrenamiento ya que en los primeros días se presentó al campamento felino un pitcher zurdo dominicano  llamado Ravelo Manzanillo buscando trabajo.


Los Tigres lo estaban evaluando para ver su lo firmaban cuando un día ya no se presentó al campo y se supo que los Piratas de Campeche le habían ofrecido un contrato y firmó con ellos. Por un tiempo, Ravelo Manzanillo hizo historia en la Liga Mexicana y casi ganó en un año la triple corona. Los Tigres perdieron una buena oportunidad al no firmarlo rápidamente. Recuerdo que cuando hizo sus pitcheos para que lo vieran su velocidad lució bastante impresionante. Los Tigres perdieron a un jugador importante por no actuar con rapidez.
-o-


MARIS LA VIUDA DE RUTH Y MANTLE
En aquella temporada de 1956, Mickey Mantle ganó  la triple corona con porcentaje de .353, 52 jonrones y 130 carreras empujadas, siendo elegido el jugador Más Valioso, el jugador del año y muchos premios más. Llevaba un buen paso para pensar que iba a poder llegar a la marca de los 60 jonrones de Babe Ruth ya que terminó el mes de agosto con 47 cuadrangulares mientras Ruth había llegado a ese día en 1927 con 43. Sin embargo Mantle solo dio siete cuadrangulares más para terminar con 54. Y es que Ruth llegó a batear 17 jonrones en septiembre, el último mes de la campaña en 1927 para terminar su número redondo de 60 batazos  de vuelta entera.


TED WILLIAMS
Faltando ocho juegos para terminar la temporada de 1956, Ted Willliams del Boston aventajaba a Mickey Mantle por cuatro puntos, .356 por .352, pero los dos terminaron con malas rachas. Ted Wlliams solo bateó de 24-4 en sus últimas veces y Mantle de 11-4 para terminar en primer lugar con un promedio  de .353.
-o-


Sin embargo no todo fue felicidad en aquel 1956 para los Yanquis. El 25 de agosto una era llegó a su final cuando el gerente George Weiss y el manager Casey Stengel decidieron hacer un movimiento que terminó con la carrera de pelotero de Phil Rizzuto, titular de las paradas cortas en el Yanquis desde 1941 a excepción de los años de la segunda guerra mundial, de 1943 a 1945.


RIZZUTO Y FRANK SINATRA
Ese día se celebraba en el Yanqui Stadium original el Juego de los Veteranos y antes del partido el bat boy le fue a decir a Rizzuto que el manager Stengel lo quería  ver en su oficina. Allí estaba también el gerente Weiss y le dijeron que pensaban quitar un jugador del roster para añadir a otro que los podría  ayudar en el resto de la temporada.


RIZZUTO 40 AÑOS NARRADOR
La conversación la llevaron como un acertijo ya que le preguntaron a Rizzuto qué jugador podrían quitar  del tim para que entrara otro. Rizzuto hizo sus comentarios sobre este y otro jugador, pero a fin de cuentas supo que todo estaba preparado para decirle que él era el elegido para dejar al club. Fue una noticia devastadora para Rizzuto, llegar al final del camino y de esa manera. Y más se enojó Rizzuto al saber que el jugador que iba a entrar por él lo era el  veterano jardinero Enos Slaughter de los Cardenales de San Luis, con más años que él.
Rizzuto fue a recoger sus cosas al vestidor muy molesto y en el camino hacia su carro tuvo la fortuna de encontrarse al que fue su compañero en la segunda base, George Stirnweiss, quien le aconsejó que conservara la calma, que dejara que se enfriara y ya pensando con más claridad podría decir lo que pensaba, pero le aconsejaba a ser cauteloso con lo que diría de la directiva del club y sobre todo de su manager Stengel.

GEORGE STIRNWEISS
Ese consejo de su amigo Stirnweiss lo ayudó ya que al mantenerse ecuánime al año siguiente fue contratado por Yanquis para ser narrador y comentarista de los juegos del equipo y duró décadas en el  micrófono, convirtiéndose en la voz más querida en la historia del equipo. Es de esos personajes que están doblemente en el Salón de la Fama, como jugador primero y luego de narrador.
Era muy alegre en sus transmisiones y entraba en discusiones alegres con sus compañeros de transmisión a los que acusaba de ser de la Liga Nacional, como Bill White y Tom Seaver. Fue una carrera de 40 años de Rizzuto como narrador. Comenzó al lado de los famosos narradores Mel Allen y Red Barber y poco a poco comenzó a  convertirse en uno muy bueno y muy natural usando expresiones como “¡Holly Cow!” cuando sucedía algo formidable. Ya de cronista veterano era famoso por dejarle el final de la transmisión a su compañero y salirse del parque un poco antes de que cayera el último out para de esa manera vencer el tráfico.



Y cuando estaba en un juego en que había  relámpagos, dejaba al otro cronista solo ya que le tenía pavor a los rayos después  que jugando vio como un compañero que jugaba la segunda base fue alcanzado  por un rayo para morirse.
En los libros que escribió Ted Williams sobre su paso por el Beisbol le da mucho crédito a Phil Rizzuto por ser el hombre de la diferencia  entre los Yanquis y los Medias Rojas: “Nosotros teníamos mucha batería  igual que los Yanquis, buen pitcheo pero nos faltaba un jugador como Rizzuto.”
Y los Yanquis era casi siempre los campeones y los Medias Rojas solamente fueron a una Serie Mundial en los tiempos de Ted Williams como jugador.
-o-



DON LARSEN EL JUEGO PERFECTO
La gran temporada de Mantle opacó las buenas actuaciones de sus compañeros que también tuvieron  muy buenos  años en 1956, con Yogi Berrra llegando a 30 jonrones, mientras Hank Bauer y Gil McDougald batearon sobre los .300. El joven pitcher Johnny Kucks ganó 18 juegos.


Luego vino la Serie Mundial contra los Dodgers, la última del equipo en Brooklyn. En el quinto juego en que Don Larsen lanzó el juego perfecto, Mantle estuvo formidable al batearle un jonrón a Sal Maglie para la primera de las dos carreras de los Yanquis y luego, en la sexta entrada, hizo la mejor atrapada de su carrera al robarle un extra base a Gil Hodges y mantener el juego perfecto de Larsen. Fue un tremendo garrotazo entre el callejón del left y centro que Mantle atrapó después de correr mucho y estirando el guante en plena carrera. El gran lance y todo el juego perfecto se pueden ver en un DVD que se vende en Estados Unidos.
Total que 1956 convirtió a Mantle en el jugador más famoso del Beisbol, en el hombre de la portada de las revistas, en el jugador que todos los muchachos americanos idolatraban y usaban su número  siete en el uniforme de sus equipos.


Por cierto que el último out en la Serie Mundial de 1956, cuando Yanquis ganó el séptimo y decisivo por 9-0 con dos jonrones de Yogi Berra y un cuadrangular de Bill Skowron con la casa llena, el último out del juego lo fue Jackie Robinson al poncharse.
Acabada la Serie Mundial los Dodgers asombraron al mundo del Beisbol al anunciar que habían  cambiado a Robinson a los Gigantes, el gran enemigo de Brookyn. Pero Jackie Robinson, que había bajado en su juego, decidió retirarse del Beisbol.
Ese caso de Jackie Robinson y el dar de baja a Fernando  Valenzuela antes de comenzar la campaña de 1991 fueron acciones muy vergonzosas en la historia de los Dodgers.
-o-


Mantle había  conectado sus dos primeros jonrones en Serie Mundial en 1952 contra Dodgers en el Ebbets Field de Brooklyn, en los muy importantes juegos seis y siete. Al final de su carrera rompió la marca de Babe Ruth de 15 jonrones en clásicos de octubre con un total de 18, una marca que va a durar para siempre.
   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada