Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 21 de marzo de 2015


   

https://fbstatic-a.akamaihd.net/rsrc.php/v2/yk/r/_2faPUZhPI6.png
   

   
   

Dulce María Morales Roura publicó en tu biografía

https://fbcdn-profile-a.akamaihd.net/hprofile-ak-xaf1/v/t1.0-1/c36.13.167.167/s100x100/526431_379936238707766_561611754_n.jpg?oh=d3fc929e49dad757e35ca312583c211c&oe=55BDFD51&__gda__=1434209218_a3fe7a84a570f0e8133c17f4a7ed41ed
   
19 de marzo a la(s) 18:28






Unas manos, pero no cualquier tipo de manos, sino unas manos que han cruzado el tiempo, haciendo lo que mejor saben hacer. Escribir y escribir bien.
En ese escribir, han invertido todo su ser, se han volcado a transmitir , eso que debían transmitir.¡El beisbol! y todo lo que gire alrededor de él. No ha habido tiempo para nada más, solo para ir en pos de este amado deporte.
Hoy después de más de 60 años de dedicarte a esta misión, se te ha premiado y con honores. Toda esa trayectoria, toda esa vida, toda esa emoción y pasión a lo que más amas. !El beIsbol! No es la primera vez, que se te reconoce públicamente tu labor, van ya muchos momentos de gloria para ti, pero creo que en esta ocasión fué diferente, pues te acompañaron tus hijos y tu esposa actual y eso es especial, pues en esa entrega a tu labor, hubo siempre un apoyo de tu familia, que en muchas ocasiones te extrañaba, pues tus horarios y continuos viajes, te mantenían alejado de nosotros, pero sabías que al regresar, ahí estaríamos, esperándote, para que nos contaras nuevas aventuras de Japón, de Taiwan, de Nicaragua, de tantas ciudades de EUA , etc y disfrutar de tantos regalitos que nos traías después de cada uno de tus viajes al extranjero.
Creo que aprendimos a compartir a nuestro padre con tantas personas: Dueños de equipos, Managers, Jugadores; Cronistas y periodistas. En fin, la vida nos obsequió un gran ser, como padre: inteligente, creativo, estudioso, comprometido, solidario, honesto y muy trabajador.
Claro que no ha sido fácil, el tener que compartirte siempre y con tantos, pero al mismo tiempo eso nos forjó, como lo que somos hoy, personas comprometidas y amantes de su labor. Creo que aprendimos bien tu lección. ¡Felicidades papi! Nada, puede alejarte de seguir con tu gran misión: el seguir trasmitiendo por la palabra oral y escrita, tu amado Beisbol. Ni la enfermedad, ni el hospital, ni las pérdidas, te han alejado de ese tu gran amor. El escribir y transmitir sobre el Beisbol, cada día de tu vida. Te quiero. Tu hija Dulce María.


No hay comentarios:

Publicar un comentario