Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 20 de marzo de 2015

STEINBRENNER Y BILLY MARTIN

LAS CINCO LLEGADAS Y LAS 5

DESPEDIDAS CON LOS YANQUIS

PRIMERA PARTE






BILLY MARTIN Y GEORGE STEINBRENNER 
Los Yanquis habían  tenido una mala arrancada en la temporada de 1975 con record de 12-20 cuando comenzaron a jugar mejor y para el cuatro de junio estaban en segundo lugar. Pero ya al final de ese mismo mes perdieron siete juegos al hilo y el dueño George Steinbrenner estaba convencido de que tenía que quitar a Bill Virdon de manager.
Y lo peor que le pudo suceder a Virdon  es que el 20 de julio los Rangers de Texas dejaron fuera a su manager Billy Martin por problemas con la directiva y con algunos jugadores. Billy Martin había logrado ya una buena reputación  como manager al mejorar a los equipos a donde llegó, como a los Mellizos, los Tigres y los Rangers.


CINCO VECES SE REPETIRIA: BILLY ESTA DE REGRESO
Y al quedar libre Billy Martin, Steinbrenner se convenció que era el manager ideal para los Yanquis ya que había sido un jugador  importante de los Yanquis en los tiempos de Casey Stengel, héroe de Series Mundiales, y siempre listo para pelear por el club. Además su cartel de manager era bastante bueno aunque nadie podía esconder que de repente entraba en dificultad con algún directivo o jugadores. Un carácter complicado, muy rabioso. Es curioso como se parecieron Billy Martin y Earl  Weaver de los Orioles de Baltimore en sus caracteres.
Por cierto Billy Martin había venido a la ciudad de México en la primavera de ese año para jugar con sus Rangers de Texas contra los Diablos Rojos y los Tigres. Fue cuando se logró aquella gran foto de Billy Martin y Cananea Reyes juntos. Eran muy parecidos, muy encendidos, muy geniales, mucho carisma. En esa serie internacional, por cierto, el “Lobito” Meza, el pitcher zurdo del Tigres, le ganó el domingo a Texas en el juego de la despedida y los fanáticos de ese equipo  se lo llevaron en hombros de  la lomita a la caseta.
-o-



Gabe Paul estaba como gerente del Yanquis y el que fuera directivo antes del Indios de Cleveland no le gustaba mucho la idea de traer a Billy Martin  ya que no le gustaban los managers que interferían en los cambios de jugadores y conocía bien el carácter de Martin. Pero presionado por Steinbrenner, que le decía que algo importante había que hacer, terminó por acceder a que Martin fuera de manager del Yanquis. Por ello despachó como emisario al buscador y excather Birdie Tebbetts a ofrecerle el puesto a Martin, quien estaba en una cacería por Colorado. La noche del primero de agosto, en la víspera del juego anual  de veteranos en el Yanqui Stadium, Billy Martin firmó por primera vez para manejar al equipo de sus amores, los Yanquis. Una vez había dicho aquello de que “daría cualquier cosa por manejar al Yanquis.”


BILL VIRDON 
Los Yanquis estaban en tercer lugar con record de 53-51 cuando quitaron a Bill Virdon para poner a Martin y ante más de 45,000 espectadores todos vitorearon a Billy cuando fue presentado al público como el nuevo manager. Ese fue el segundo y último año que los Yanquis jugaron en el Shea Stadium de los Mets mientras construían el Yanqui Stadium II y dijo que en el resto de la campaña iba a evaluar a los jugadores que tenía. En lo que quedaba de campaña el record de Martin con los Yanquis fue de 30-26 pero diciéndole  a todo el mundo lo que el equipo iba a cambiar cuando el llevara a cabo   el entrenamiento de la siguiente temporada.
-o-


CASEY STENGEL Y SU ESPOSA EDNA
-o-
Terminó la era de los Yanquis en el Shea Stadium y ni el manager Bill Virdon ni el supuestamente estrella Bobby Bonds, llegaron a jugar en el Yanqui Stadium como parte del equipo de Nueva York.
Fue muy importante el invierno 1974-75 para Yanquis y comenzaron haciendo un cambio con los Angeles de California al que le enviaron  a Bobby Bonds por el jardinero central Mickey Rivers, campeón robador de bases y un primer bat ideal  y un pitcher puertorriqueño de Ligas Menores llamado Eduardo Figueroa. Bonds, que había sido obtenido en un cambio inesperado con Gigantes por Bobby Murcer, que era el favorito de los aficionados, nunca pudo demostrar su grandeza de pelotero que pronosticaban sus grandes facultades.


BARRY Y SU PAPA BOBBY BONDS
Simplemente se ponchaba demasiado y  de la parte central del orden al bat, Billy Martin terminó  poniéndolo de primero en el line up al final de 1975. Corría como un galgo, era gran defensivo con un cañón como brazo, contaba con poder pero simplemente nunca fue el gran estrella que vaticinaban sus cinco herramientas. 


Curiosamente su hijo Barry Bonds terminó siendo el super pelotero que pensaban iba a ser Bobby, aunque luego vino lo de los esteroides y a pesar de ser el hombre que más jonrones ha conectado en la historia de las Ligas Mayores no está en el Salón de la Fama. Aunque nunca ha sido probado en forma contundente que usó esteroides, el cuerpo delgado que tenía cuando comenzó con Piratas y el que tenía luego con Gigantes demuestran que si utilizó las sustancias que fueron prohibidas pero que por un buen tiempo no eran penalizadas.

Mickey Rivers era un jugador temperamental pero a Billy Martin le jugó al cien por ciento.
-o-


WILLIE RANDOLPH

Después vino el cambio del buen pitcher Doc Medich al Piratas de Pittsburgh por los lanzadores Dock Ellis y Ken Brett así como un segunda base de Ligas Menores llamado Willie Randolph. Como muchos cronistas no  conocían a Randolph dijeron que los Yanquis habían  hecho  una mala negociación, pero Randolph sería una pieza muy importante como el segunda base que necesitaban en los años siguientes. Iba a ser un estrella y luego manager en Grandes Ligas así   como coach.
Ellis era un pitcher de fuerte carácter  y de los que se decía consumía alguna clase de drogas mientras Figueroa no se sentía bien en Nueva  York al principio, pero el catcher Thurman  Munson lo tomó como su protegido y lo hizo sentirse parte del equipo, aportando buenas campañas, una de ellas con 20 victorias. En su libro, Munson llamó a Figueroa el “Yanqui Extraño”.
Los Yanquis también cambiaron al pitcher Pat Dobson al Indios por el jardinero zurdo Oscar Gamble que tenía un swing ideal para el Yanqui Stadium. El gerente Gabe Paul tuvo que convencerlo que tenía que quitarse el peinado que estaba de moda en esos años, el llamado “afro”, para poder jugar con los Yanquis, pero Gamble no puso objeciones.


BOB LEMON
Durante la convención de diciembre Martin y Gabe Paul tuvieron varios diálogos sobre el coach de pitcheo, ya que Billy quería a su compañero en los tragos, Art Fowler, en ese trabajo, peor lo convencieron que Bob Lemon era el más indicado. Lemon fue un gran bebedor, pero no amigo de Martin como Fowler. Lemon llegó a decir aquella frase famosa: “Ustedes (los cronistas)  hablan mucho de que me gusta beber. Y no lo niego. Tomo mis tragos cuando ganamos,  cuando perdemos y cuando se suspende el juego por lluvia.”.
Ese año, por cierto, Lemon fue elegido para el Salón de la Fama ya que fue un pitcher formidable con los Indios de Cleveland en su carrera de pelotero. Los nombres de Billy Martin y Bob Lemon estarían bastante unidos en los años por venir.

Continuará.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario