Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 31 de marzo de 2015

STEINBRENNER Y BILLY MARTIN

5 LLEGADAS Y 5 SALIDAS

MARTIN SUSTITUYE A BERRA

SEXTA PARTE




YOGI BERRA



Había muchas expectaciones en los Yanuis partemporada de 1985 que arrancó con Yogi  Berra de manager por sgundo año seguido pero lesiones a Don Mattingl, Dave Winfield y Rickey Henderson lesionados, el club comenzó pobremente con seis ganados  y 10 perdidos, por lo que el jefe Stenbrenner se impacientó tanto que decidió cambiar a Berra de manager por Billy Martin que de esa manera volvió por cuarta ocasión a los Yanquis como timonel.
El cese a Berra fue injusto,  apenas comenzaba la campaña, solo estábamos en aibil y con jugadores importantes del Yanquis lesionados, pero así  de desesperad era Steinbrener. Ese despido hizo que Yogi se molestara tanto  que prometió  no volver al Yanqui Stadium hasta que el jefe dejara el equipo e incluso en la última entrevista que tuvieorn en las oficinas, el famoso ícono del Yanquis tomó una cajetilla de cigarrillos que había en el escritorio y se la tiró al pecho a Steinbrenner.



JOE DIMAGGIO Y BERRA
Por años y años continuarían alejados Berra y el jefe  y fue hasta 1999, cuando Joe DiMaggio estaba en el hospital bastante grave y Steinbrenner lo fue a visitar, que el Yanqui Clipper le pidió que hiciera las paces con Yogi. Finalmente y en un programa transmitido por radio y Susan Waldon  de locutora los dos personajes se volvieron a hablar y Steinbrenner dijo al aire que le pedía perdón  a Yogi por haberlo quitado como manager al principio de la campaña de 1985. Después de eso recuperaron la amistad y en cada evento especial tiró Yogi la pimera bola y en otros juegos en que asistía, Berra ocupaba el palco de Steinbrenner que generalmente estaba en Tampa, Florida.
-o-
Con la llegada de Billy Matin en 1985,  Rckey Henderson jugó su mejor pelota ya que siempre le gustó tener a Martin de manager, tanto en Oakland como en Nueva York. Ese año anotó 146 carreras, dio 24 jonrones y se robó 80 bases para imponer record en los Yanquis.


RICKEY HENDERSON
Fue el primer jugador de la historia con 20 jonrones y 50 robos. Era el mayor número  de carreras anotadas desde Ted Williams en 1950 y en e Yanquis e mayor número de anotadas desde joe DiMaggio en 1937. Una triste noticia en 1985 fue el fallecimiento de Pete Sheehy que era el encargado del vestidor que todos los jugadores llegaron a querer mucho, el  que repartía los uniformes entre los novatos que llegaban.
En 1985 con  Martin de manager los Yanquis jugaron muy buena pelota y apuntaban para campeones de la Liga Americana, con Don Mattingly siendo el jugador Más Valioso de la Liga Americana con un año de 145 carreras empujadas, el mayor número  en el Yanquis desde las 155 impulsadas de DiMaggio en 1948. Alcanzó su cifra máxima en jonrones con 35
En julio y agosto los Yanquis tuvieron  38-18 y llegaron a septiembre en una racha de 11 victorias al hilo. Ron Guidry volvió a primer plano con 22 victoiras y Dave Righetti, convertido en relevista un año antes, salvó 29 juehos.
El 12 de septiembre se habían acercado a solo juego y medio del líder Azulejos de Toronto pero entonces se colapsaron al perder ocho juegos seguidos, tres contra Toronto, y para el 22 de septiembre estaban a seis juegos y medido del Azulejos con solo 14 juegos por celebrar. Steinbrenner bajó al vestidor para levatarles la moral con su plática.
Durante la mala rac ha los Yanquis ganaban 5-3 en la novena para que el relevista Bill Fisher aceptara seis carreras en la última entrada.


BILLY MARTIN
Durante una serie en Baltimore, Billy Martin tuvo un altercado con una pareja en que el marido decía que había llamado a su mujer como una “gorda de mal carácter.”
Marin  dijo que no había dicho nada pero cuando Billy salió  del bar para pelearse con el esposo, este no apareció .
Más tarde esa misma noche pero y tarde, el pitcher Ed Whitson y Dale Berra, el hijo de Yogii que jugaba el infield tuvieron un altercado con otro parroquiano. Billy Martin fue a ver que pasaba y de repente el pitcher Whitson  le tiró un golpe a su manager, gritándole que él había  arruinado su carrera. Whitson fue firmado como agente libre del San Diego y estuvo fatal con los Yanquis y el manager casi no lo usaba.



El caso es que salieron al estacionamiento y allí siguió la pelea. Ya Billy  Martin tenía 57 años, mientras Witson  estaba en 30, y  le ganó el pleito, con el manager sufriendo una rotura en el brazo durante la pelea.
Martin pensaba que todavía era aquel joven que podía pelearse con cualquiera  y ganarles  la lucha.
El caso es que los Yanquis se aercaon y con pitcheo precisamente de Whitson los Yanquis se aercaron a dos juegos de Toronto con dos juegos por celebrarse en la casa del Azulejos. Toronto ganó en su casa el penúltimo  día y con eso amarró el tíitulo de la división aunque en el día final de la campaña, Phil Niekro, el gran nudillero ahora con Yanquis, llegó a 300 victorias. Era primera vez que un pitcher lanzando para Yanquis alcanzaba su victoria 300 de su carrera. Luego los Yanquis añadirían a su hermano Joe Niekro en el equipo.




GEORGE STEINBRENNER  
Los Yanquis de 1985 ganaron  97 juegos que generalmente son suficientes para ganar el titulo pero esta vez Toronto había  ganado un juego más  y los Yanquis quedaron eliminados. En la final los Reales le ganaron al Azulejos viniendo de atrás.
Se les escapó de la mano este campeonato pero la mayoría pensamos que Billy Martin había hecho un buen trabajo en la temporada para seguir al frente del equipo Sin embargo estábamos en la Serie Mudial de Reales de Kansas City contra Cardenales de San Luis cuando se dio la noticia de que los Yanquis habían despedido a Martin de manager y que Lou Piniella sería el nuevo timonel.
El Comisionado Bowie Kuhn se volvió a molestar con Steinbrenner por haber hecho el anuncio durante la Serie Mundial y mandó una orden que durante los días que se jugara el clásico no dieran noticias importantes que le podría restar importancia al máximo evento que hay en las Ligas Mayores cada año.
Para Billy Martin fue su cuarta salida del Yanquis como manager y le dijo a los cronistas que rara vez quitan a un manager que ha ganado 97 juegos en la campaña. Pero el carrusel de managers continuaba para el jefe Steinbrenner y ahora le tocaba en torno a Lou Piniella, que como jugador llegó a ser uno de los consentidos del gran jefe.

Piniella iba a ser con el tiempo un manager famoso y ganador, con más de 1,800 triunfos como timonel, pero no fue el ganador que se esperaba de él con los Yanquis. Fue hasta 1990 como manager de los Rojos de Cincinnati que ganó el campeonato de la Liga Nacional y luego la Serie Mundial.
Todavía quedaba una ocasión en que Blly Martin estaría de regreso por quinta ocasión.

Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada