Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 12 de mayo de 2015

EL COLORADO HAYWORTH

¡SU VIDA PO UN CADILLAC NEGRO!

POR ELLO VINO A LA LIGA MEXICANA







EL SUEÑO DORADO DE RED HAYWORTH CADILLAC NEGRO
CUANDO Jorge Pasquel comenzó a contratar jugadores de Ligas Mayores para traerlos a la Liga Mexicana en 1946 su hermano Bernardo  hizo una cita  con el cátcher Myron “Red” Hayworth que pertenecía  a los Cafés de San Luis de la Liga Americana. Hayworth no era ningún catcher estrella ni ningún  buen bateador pero posiblemente por haber estado  con los Cafés de San Luis en la Serie Mundial de 1944 que perdieron con los Cardenales en cinco juegos se hizo de nombre y los Pasquel estaban decididos a contratarlo. 


COLORASO HAYWORTH CAFES
Después de todo los catchers escasean.
Hayworth había tenido una carrera sin nada especial fuera de estar en la Srie Mundial de 1945 y se había pasado su juventud con un sueño que no había podido convertir en realidad. Desde que comenzó  a jugar de profesional su ilusión fue la de tener un Cadillac negro, pero debido a la segunda guerra mundial no se estaban fabruicando carros nuevos.
CAFES DE SAN LUIS DE 1944


Recorrió “Red” Hayworth todas las agencias que encontró en su paso y en todas le dijeron que pusiera su nombre y dirección para estar en la lista de espera al momento que volvieran a fabricar los coches como el Cadillac negro que era el gran deseo de su vida.
Varios años antes, su hermano también catcher regular de Ligas Mayores, había llevado un Cadillac negro a su matrimonio para llevar a los novios y él estuvo como chohfer, y desde entonces se enamoró de los Cadillacs negros que desgraciadamente para él no había en el mercado.
El caso es que después de ser uno de los primeros jugadores llevados al ejército  fue dado de alta en 1944 y pudo jugar con los Cafés de San Luis para ganar el único campeonato de su historia y estar en la Serie Mundial.
Curiosamente el “Colorado” Hayworth tuvo dos años en Ligas Mayores con los Cafés y en ese tiempo solo pudo conectar un cuadrangular. Fue el 30 de agosto de 1944 cuando los Cafés le ganaron 4-2 a los Atléticos. En ese juego produjo tres de las carreras.


EL COLORADO
En 1944 bateó .222 en 228 veces al bat con ese jonrón y 25 carreras empujadas. Repitió con Cafés ´en 1945 y en 160 veces al bat solo bateó .195. En la Serie  Mundial de 1944 bateó dos hits, uno de ellos doble, en 17 veces.
Cuando Bernardo Pasquel lo llamó  para verlo en su cuarto del Hotel Chase de San Luis, Haywotth se extrañó ya que era un cátcher que solo habia bateado .195. ¿Lo estarían confundiendo con Mickey Owen y Walker Cooper?.
Hayworth relata en la entrevista que don Bernardo Pasquel fue muy amable todo el tiempo  y cuando le preguntó lo que ganaba con los  Cafés le dijo que le doblaba el sueldo. Era bastante dinero pero que no quiso aceptar porque había un castigo  de cinco años al  que fuera a jugar a la Liga Mexicana y que deseaba seguir  en su país. De cualquier manera se lo agradeció  mucho y tomaron unos tragos antes que llegó la hora de la despedida.
Dijo don  Bernardo que lo iba a acompañar a la calle,  bajó con él en  el elevador y cuando  salieron a la calle se encontraron con que  llegaba al hotel el famoso Jorge Pasquel manejando precisamente un Cadillac Negro y con interiores de cuero. Un coche que en Estados Unidos hacia años no se fabricaba de esa manera.
Don Bernardo Pasquel le presentó a su hermano Jorge   al “Colorado” Hayworth y con las llaves del coche en la mano, le dijo: “Ese carro será tuyo si vas a jugar a México.”
De repente el sueño de su vida podría realizarse, el Cadillac negro que por tantos años había  buscado. Y el deseo del Cadillac  fue demasiado para Hayworth que le dijo que si iría a jugar a México. Don Jorge le contestó: “Torreón ya tiene catcher”.




Con Unión Laguna bateó. .261 con un jonrón en 1946 y en 1947 con Tuneros de San Luis Potosí bateó .270 con cero jonrones. También jugó en la Liga Cubana de invierno y en 1948 se fue a  la Liga Provincial de Canadá cuando Pasquel bajó los sueldos. Ya con el perdón  de 1949 regresó a las Ligas Menores americanas como jugador, coach y luego manager, terminando de buscador hasta que falleció a los 90 años de edad.

Pero gracias a venir a jugar a la Liga Mexicana consiguió hacer realidad el sueño dorado de su vida, el Cadillac  negro que no encontraba por ningún lado. Se llevó un grato recuerdo de la Liga Mexicana y de Jorge Pasquel.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada