Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 29 de mayo de 2015

EL PRIMER JUGADOR QUE ENTREVISTE

CAMPEON DE BATEO QUE NO
QUISIERON VOLVER A TRAER

LORENZO “CHIQUITIN” CABRERA



CHIQUITIN CABRERA

En el año de 1950 estudiaba la preparatoria del  Cristóbal Colón en mi querida colonia San Rafael para tratar de ir luego a la Universidad y estudiar la carrera de Leyes. En ese 1950 mi querido primo Pepe Pérez vino desde Huatabampo, Sonora, a pasar un par de meses en la capital donde tenía que arreglar unos asuntos. Era agricultor se dedicaba a la plantación de tomates y era un enamorado del Beisbol. Nos hicimos grandes amigos durante su estancia en la capital y yo en ese tiempo andaba por los 18 años de edad, mientras Pepe Pérez estaba por los 30.
Tenía  una plática muy agradable y como a los dos nos apasionaba el Beisbol tuvimos oportunidad de ir juntos a varios juegos en el Parque Delta.


PARQUE DELTA
Mi primo  era muy decidido y recuerdo que al final de un juego me dijo: “Vamos a bajar al terreno de juego y ver los jugadores de cerca”.”
Fu así que entramos en el terreno, primera ocasión  que pisaba el diamante sagrado del Parque Delta, y en la caseta de primera base mi primo Pepe, muy platicador, comenzó a conversar  con “Chuquitín” Cabrera, el primera base de los Rojos del México. Esperaba el jugador cubano a que llegara su esposa a ese lugar para de allí  partir a donde vivían.

PEDRO ANTUNEZ

La conversación fue de cosas sin importancia, lo que le parecía México y tuve oportunidad de platicarles que viví cinco años en La Habana. El mejr amigo de “Chiqutín” en esa temporada lo era Mario Arencibia que jugaba con el equipo Azules del Veracruz, cubano de color también.
Fueron varias ocasiones que bajamos al terreno para saludar a “Chuiquitín” Cabrera. En otra ocasión  platicamos con Pedro Antúnez el pitcher que estaba teniendo una super temporada con los Tecolotes de Nuevo Laredo.
Años más adelante supimos que Pedro Antúnez  había  sido fusilado cuando llegaron los Castrro al poder ya que  pertenecía al ejército  cubano. Martín  Dihigo  era su manager en el Aguila de Veracruz pero lo había  desechado y resulta que con los Tecolotes se convirtió  en el mejor lanzador de la Liga. Cuando Fidel y Raúl Castro  llegaron al poder fusilaron miles de contrarios y fue clásico  aquella frase de “al paredón”. Fue un triunfador cruel pero de eso ya no hablan sus admiradores.
-o-


EL DIAMANTE DEL PARQUE DELTA SILVIO GARCIA LLEGA A TERCERA
¿Quién  iba a decir que al paso de unos cuántos  años  iba a estar en el terreno de juego como cronista de Beisbol?.  Una vez en un juego de exhibición de los Diablos Rojos en Ciudad Obregón vi a mi querido  primo Pepe que había ido desde Huatabampo para ver el partido  y nos  dio mucho gusto  volver a estar juntos.


MELO ALMADA DE HUATABAMPO SONORA
Desgraciadamente ni primo falleció joven todavía, posiblemente su gusto por el cigarrillo le causó  problemas, y cuando  en México supe que había  fallecido fue un golpe muy duro para mí, fue mi primer gran amigo que tuve y sigo atesorando en mi corazón y en mi cabeza cada uno de los momentos que pasé a su lado en aquel inolvidable 1950. Era una gran platicador, tenía más años que yo y sabía  bastante de la vida. Los dos admirábamos al Beisbol y pasamos momentos juntos sumamente agradables en el Parque Delta viendo a los Diablos Rojos o a los Azules del Veracruz contra otros equipos.


EL VIEJO PARQUE DE GUAYMAS
Además de la gran estimación mútua que nos teníamos  nunca olvidaré que fue el primero que me convenció para bajar al terreno de juego al terminar un juego en el Parque Delta. Fueron las primeras veces  que llegué a  platicar  con algunos de los jugadores que admiraba desde las gradas,
-o-

Es curioso el que “Chiquitín” Cabrera nunca volvió  a la Liga Mexicana pero el que solo diera un cuadrangular debe ser una de las razones ya que cuando los directivos contratan a un jugador importado deseaban que tuvier poder para dar de cuadragulares. Igual había sido el caso de René  Monteagaudo. El muy buen jardinero, también znrdo y cubano pero blanco que estuvo con los Rojos lo trajeron en 1949 de San Luis Potosí para reforzar al tim capitalino pero me dijo el doctor Carlos Ridaveneyra Junior que fue un fracasado porque si bien bateó .310 solo dio un jonrón. Pero eso era lo de Monteagudo, dar hits y tener average, no era jonronero. Igual que “Chuiquitín” Cabrera, que llegó a dar sus jonrones en la pelota fronteriza de México donde se usaban una pelota tan viva como la Mizuno japonesa.  
-o-
Vemos ahora lo que nos dice la biografía  de Lorenzo “Chuiquitín” Cabrera.


LORENZO CABRERA
Es un exjugador cubano de béisbol que se desempeñaba como primera base en la Liga Profesional Cubana de Béisbol, también lo hace en las Ligas Menores y en el béisbol Nicaragaüense.
Nace el 30 de abril de 1920 en Cienfuegos, ubicado en la región occidental de Cuba. en los momentos en que era jugador activo, medía 6.1 pies de estatura, con 210 libras de peso, bateaba y tiraba a la zurda.
Se desempeñó en la pelota profesional cubana desde 1942 a 1957, lo hace con el Cienfuegos, el Habana y el Marianao. En 1946 jugó en la Liga Profesional de Verano, en este evento, jugando primero con el Cienfuegos y luego con el Regla, es líder de los bateadores con promedio de .391, en anotadas con 26 y triples con cinco.


LA LIGA CUBANA PROFESIONAL
Según el libro, Quien es Quien en el béisbol cubano de 1878 a 1961, ocupa el sexto lugar en dobles conectados y el noveno el promedio de bateo con .307, además de batear sobre .300 en las seis últimas temporadas.
También juega en Nicaragua (1956-1957), en la Liga Mexicana de Béisbol (Diablos Rojos 1950) y en República Dominicana(Leones del Escogido, 1957).
En Ligas Menores


EN LA LIGA CUBANA AL CENTRO
En 1951 a los 31 años de edad, juega para dos equipos de Ligas Menores, el Oakland y el Ottawa, participa en 51 juegos con 145 veces al bate, conecta 32 hits, seis dobles y tres triples, anora 13 carreras e impulsa 12, logra promedio de .221 de average.
En la temporada de 1954 lo hace para Bryan/Del Rio, toma parte en 140 juegos, comparece en 563 veces al bate, conecta 194 hits, con 31 dobles, 12 triples y 12 jonrones, logra promedio de .345.

TOM LASORDA


En 1955 se desempeña con el Port Artur, participando en 65 juegos con 247 veces al bate, conecta 76 hits, 12 dobles, seis triples y tres jonrones, promedia para .308 de average.
En la temporada de 1956 lo hace para dos clubes, el Nogales y el Tijuana, ambos en México, participa en 36 juegos, con 142 turnos al bate, conecta 37 hits, ocho dobles y cuatro jonrones.
En cuatro temporadas en ese béisbol, acumula 292 juegos, con 1097 veces al bate, conecta 339 hits, 57 dobles, 21 triples, 19 jonrones, logrando promedio de .309 de average.
En Ligas Negras
Se desempeñó en las Ligas Negras de Estados Unidos, lo hace para los New York Cubans entre 1947-1950. fue miembro del equipo de 1947 que ganó el banderín de la Liga Nacional Negra contra los Cleveland Buckeyes en la Serie Mundial de esa categoría.
Serie del Caribe
Participa en la tercera Serie del Caribe celebrada en CaracasVenezuela, jugando para el Habana, que logra el segundo lugar, el cubano es líder de los bateadores con 13 hits conectados en 21 turnos al bate para promedio de .619 de average. También es líder en hits conectados con 13 Es el mayor porcentaje en la historia de las Series del Caribe.
Es electo al Salón de la Fama del béisbol cubano en Estados Unidos en 1985.
-o-
Se inicia jugando en los placeres de Cienfuegos, junto a René Candelario, Adolfo Cabrera, al destacarse atnto se va a jugar a la pelota interprovincial, no pudiendo hacerlo en la Unión Atlética Amateur de Cuba, debido al color de la piel.
-o-

Se recuerda mucho un incidente en la Liga Cubana cuado el pitcher Tom Lasorda le dio un pelotazo y fue hacia la lomita con el bat en la mano para golpear al americano, pero el astuto lanzador demuestra el por qué era del Dodgers que en español significa Esquivadores.  Evitó el batazo de Cabrera y luego se lo quitó para pelearse con él. Lasorda se ganó un lugar en la historia de la pelota cubana con ese problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario