Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 14 de mayo de 2015


PASQUEL CIMBRO A LIGAS MAYORES

FIRMANDO AL BORICUA  LUIS OLMO 

El Tacaño Branch Rickey fue el  Culpable






LUIS OLMO


El que fue gran jonronero cubano Roberto Ortiz  en una entrevista que le hicieron en el libro  “The Veracruz Blues” dijo que Joge Pasquel molestó al máximo las Ligas Mayores  al firmar a Luis Olmo ya que se trataba del primer jugador estrella surgida de  Puerto Rico quien acababa de tener una gran campaña con los Dodgers de Brooklyn  en 1945 bateando .313, con 110 carreras empujadas y 10 jonrones  además de ser una maravilla a la defensiva en el  jardín  y con un brazo cañón.
Luis Olmo había ganado seis mil dólares en la campaña de 1945 y le ofrecieron solamente un aumento  de 500 dólares. Olmo le dijo que por  10,000 dólares se quedaría a jugar con los Dodgers pero el tacaño gerente Branch Rickey le dijo  que el único  aumento  que tendría era el ya ofrecido de 500 dólares.



JORGE PASQUEL CON OLMO DRECHA Y GARDELLA
Jorge Pasquel había iniciado su guerra contra las Ligas  Mayores y le ofreció a Luis  Olmo 20,000 dólares para venir a jugar  a la Liga Mexicana. Con todo y ello se hubiera quedado por  10,000 dólares con los Dodgers pero Rickey dijo que no. Olmo hizo sus maletas y se vino a jugar a la Liga Mexicana en 1946 y 47.


OLMO CON AZULES DEL VERACRUZ
En esos dos años Pasquel cumplió el contrato que le había ofrecido y aunque comenzó jugando con los Rojos el México, lo pasaron a los Azules del Veracruz, donde también jugó en 1947. De los jugadores que vinieron  recuerdo que Olmo es el que se veía  más  majestuoso, con más facultades, era un pelotero completo, aunque curiosamente no pudo poner grandes números en la Liga Mexicana.



OLMO VOLVIO A DODGERS EN 1949 Y DIO HR EN SERIE MUNDIAL
En 1946 bateó .289 con nueve jonrones y 42 carreras empujadas mientras en 1947 tuvo .301 con 14 cuadrangulares y 72 carreras impulsadas. Olmo era un gran jugador para haber dejado solamente esos números pero el Beisbol es el deporte más curioso. Nunca olvidaré sus jonrones y sus grandes atrapadas así como los grandes tiros que hacía del jardín. Su pomedio en los dos años de Liga  Mexicana fue de -.297



OLMO DANDO UN JONRON EN EL PARQUE DELTA
Tenía  27 años cuando vino a jugar a México  el nativo de Arecibo, quien ya no volvió en 1948 cuando Pasquel recortó los sueldos y en 1949 llegó  el perdón  de Ligas Mayores, regresando con los Dodgers de Brooklyn en donde tuvo 11 veces al bat en  la Serie Mundial contra Yanquis y dio tres hits, uno de ellos un jonrón sobre el zurdo Joe Page. Así que tuvo el sueño dorado de jugar en un clásico de octubre y de conectar un cuadrangular. En ese año tuvo .273 de average.
Un año después  lo cambiaron al Bravos de Boston   donde jugó en 1950 y 1951 para ya su carrera  iba para abajo, teniendo .227 y .196. Siguió jugando en Puerto Rico io donde uno de los parques lleva su nombre y tuene actualmente 95 años de edad.
A Luis Olmo lo saludé   en 1995 cuando aquella Serie del Caribe de Dream Team en San Juan, Puerto Rico, fue dedicada en homenaje  a él, el jugador puertorriqueño más  famoso hasta que  llegó luego Roberto  Clemente.
Pude tener una breve plática con Olmo  y me dijo que recordaba con alegría los dos años que pasó  jugando en la Liga Mexicana ya que le pagaron  muy bien y lo trataron mejor. No estaba arrepentido de haber dejado al Dodgers para irse a la Liga Mexicana.
Naturalmente los mejores sueldos que les ofreció Pasquel para que muchos jugadores dejaran el Beisbol Organizado y venir a  la Liga Mexicana  ayudó  a los jugadores que se quedaron para que tuvieran mejores salarios ya que por lo general eran bastante bajos. En favor de los dueños hay que decir que entonce no se lograban las asistencias de la actualidad al jugarse de día  casi todos los partidos y que no había la mercadotecnia adecuada para explotar todo lo relativo alrededor del Beisbol y con ello  pensar en darle mejores sueldos a sus jugadores.
Pero los que vimos jugar a Luis Rodríguez Olmo  en esos dos años  de Liga Mexicana nos demostró  que era un auténtico pelotero del mejor Beisbol del mundo, un señorón. Tenía  realeza en su manera de jugar.
-o-



Ese año de 1946 y a insistencia de su hermano menoR Oliverio, un pitcher derecho que iba a debutar en los profesionales, aceptó Roberto Ortiz acompañarlo al campamento de los Senadores de Washington. Ya en 1945 había sido Roberto Ortiz el campeón jonronero en la Liga Mexicana con los Rojos del México.
Pero estando en el campo de entrenamiento de los Senadores Ortiz no se sintió contento: “Nuestro dueño, Cal Griffith, era un déspota completo sin respeto para nadie y le dije a Oliverio que lo sentía  mucho pero que me iba a regresar a la Liga Mexicana con Pasquel. Nos despedimos en horas de la madrugada y él me preguntó si no tenía temor a estar suspendido cinco años por haber dejado el equipo, a lo cual le contesté que no me importaba esos cinco años porque no era feliz en las Grandes Ligas”.



JONRON DE ROBERTO ORTIZ
Al poco rato su hermano Oliverio lo alcanzó en la Liga Mexicana
MARRERO CONSUEGRA ORTIZ Y LIMONAR MARTINEZ
 lanzando para los Azules del Veracruz y pitcheándole a  su hermano Roberto. No fue Oliverio un buen jugador pero me llegó a decir Roberto con tristeza que con la llegada de Fidel Castro en 1959 a Cuba se separaron para  siempre, Oliverio decidió quedarse en la Cuba comunista y Roberto se fue a vivir a Miami. Eso es doloroso.


Roberto Ortiz siguió siendo por varios años un ídolo en la pelota cubana de invierno y en 1949 regresó  a los Senadores de Washington para estar un rato más en las Grandes Ligas.
Dio solo ocho jonrones en las Mayores pero tiene su explicación ya que el estadio Griffith de Washington donde jugaba la mitad de sus juegos tenía una distancia de 405 pies de home a la raya de faul del jardín izquierdo. En 1950 tuvo sus últimas 14 veces al bat en las Mayores conectando un hit ya con los Atléticos  de Filadelfia.
Era un jugador con todas las facultades para ser estrella de Grande Ligas  pero simplemente no pudo llegar a un final feliz ese intento el hombre que tiene el record en la Liga Mexicana de cuatro campeonatos de jonrones ganados al hilo, de ser el mejor jonronero en México y Cuba.

En México con los Rojos y en Cuba fue el rey de los jonrones  con Azules  del Almendares.
ROBERTO ORTIZ Y SU ESPOSA


No hay comentarios:

Publicar un comentario