Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

jueves, 25 de junio de 2015

ABULON HERNANDEZ PUDO HABER

SIDO EL PRIMER “CAPITAN DIABLO”





ABULON HERNANDEZ
Una vez nos contó Roberto Mansur que cuando era parte del Cafeteros de Córdoba con su papá, el famoso Chara, y su hermano José Antonio, cuando llegaba la hora de enfrentarse a los Diablos Rojos al jugador que más cuidado le ponían  era al segunda base “Abulón” Hernández: “El era el que movía  al equipo en la defensiva, el que colocaba a su shortstop, el más astuto de los jugadores que tenía el equipo de Cananea Reyes. No hay la menor duda que era u gran pelotero.”
Cuando Ramón Hernández llegó  a la Liga Mexicana era shortstop, y aunque de repente hacía brillantes jugadas y se ganaba la ovación en esa posición, era también errático. Con el tiempo se vería que esa no era su mejor posición.
Desde  la llegada de Zacatillo Guerrero en su segundo año de manager las coas cambiaron y Abulón fue colocado en la segunda base para darle lugar a un joven llamado Ernesto  Espinosa y luego vino Antonio Villaescusa, un novato lleno de ambición y deseos de jugar que podía hacer todo muy bien menos batear. Al paso de los años Villaescusa se convirtió en un mejor bateador de lo que comenzó siendo pero nunca alcanzó los límites de ser un buen bateador.


ROBERTO MANSUR RAFAEL DOMINGUEZ Y DON ALFREDO HARP
Recuerdo que durante un entrenamiento de los Diablos Rojos en Pantaco, DF, le pregunté al instructor de Grandes Ligas que cuál era el prospecto de los Diablos que más le había gustado y me contestó  que Villaescusa. Todavía  era yo un cronista tirando a joven y le dije que me extrañaba ya que Villaescusa tenía problemas hasta para batear en la práctica de bateo.


Entonces el buscador me platicó  la historia del shortstop Luis Aparicio: “Cuando se firmó a Aparicio era muy mal bateador, terrible, el peor del mundo, pero tenía todas las otras herramientas como gran fildeador, potente brazo, velocidad como un galgo, así  que solo tenía  que mejorar su bateo para ser un buen pelotero. Y vaya si Aparicio lo hizo. Se convirtió en uno de los mejores torpederos de su tiempo fue líder de bases robadas varios años y ya está en el Salón de la Fama de Cooperstown.”
Fue entonces que se formó la pareja de Villaescusa en el short y Abulón en la segunda base, una de las mejores combinaciones defensivas de todos los tiempos en la Liga Mexicana. Por lo menos, eran estrellas defensivos  en su tiempo. Abulón alcanzó la plenitud como segunda base y ya no fue el jugador errático que era en el short. Y un bateador de casi .300.
Se convirtió en uno de los mejores segundas bases de la Liga Mexicana y cuando se votó por los mejores de la década  en su respectiva posición quedó en segundo lugar de Juan Navarrete, aunque muchos no estuvieron de acuerdo en que terminaran en ese orden.
ABULON HERNANDEZ Y FAMILIA

El Abulón no solo se convirtió en un genio defensivo de la intermedia sino que se podía lucir en su bateo, ya que generalmente andaba por los ,300. Y podía  dar uno que otro jonrón.




KALIMAN ROBLES
En una ocasión cuando Sergio Robles jugó con los Tigres y vino  aquel pitcher americano Blue Moon Odom que había  estado en Ligas Mayores, en un partido contra los Diablos  el catcher Robles le pidió un pitcheo a Odom que Abulón  dio el gran batazo contra la barda  izquierda y empujó carreras. De allí vino el incidente de Odom con el Ingeniero Alejo Peralta que lo suspendió del equipo por indisciplina.



EL JOVENCITO ABULON
En 1970 con Zacatillo Gurrero de manager del Diablos  tuvo al Abulón como torpedero y fue una serie final  en que el Aguila  tomó  ventaja de tres juegos a cero, pero batazos claves del Abulón, los dos extrabases, hizo que los Diablos se mantuvieran con vida ganando los juegos cuatro y cinco para hacer necesario un sexto juego en el puerto de Veracruz. A fin de cuentas el Aguila ganó la corona en seis partidos.
-o-
Nacido en Alvarado, Veracruz, paisano de Zenón Ochoa, Abulón estuvo 15 años con los Daiablos Rojos en que bateó  .293 y fue excelente  la defensiva. Al momento que han sido elegidos al Salón de la Fama segundas bases como Juan Francisco Rodríguez  no hay razón para no ponerlo como candidato  al veracruzano Hernández. Batearon prácticamente lo mismo y mi creencia es que Abulón era mejor a la defensiva. Los Diablos Rojos  por cierto han tenido a través de su historia formidables segundas bases como Natas García y después  vino Vicente Verdugo  y Armando Sánchez, Carlos Valencia.
En cinco diferentes temporadas bateó  Abulón Hernández  sobre los .300  y en  1972 teniendo su mejor año bateador con un gran promedio de .342.


ALDO SALVENT
Cuando  el famoso buscador Ramón  “Chita”García  lo firmó  para los Rojos  ya había jugado en buenas ligas veracruzanas, habiendo estado con el equipo muy conocido del Ingenio San Cristóbal en donde aquel muy buen bateador y jonronero cubano Aldo Salvent le dio varias enseñanzas para jugar a la pelota y le dijo que pensaba que a la larga iba a ser un muy buen segunda base.
Curiosamente cuando Abulón Hernández tuvo su primera vez al bat en la Liga Mexicana, en 1964, los Diablos fueron campeones con  Tomás Herrera de manager. Y para 1968, cuando los Rojos repitieron como campeones, ahora jugando con un equipo exclusivamente formado por  jugadores mexicanos, bateó  .292 en 394 veces al bat ya como titular.
Estuvo igualmente en los campeonatos de 1973, 74 y 76.
Fue en 1977 cuando estuvo en su última final con los  Diablos que perdieron ante los Tecolotes de Nuevo Laredo en una gran sorpresa.  De esta manera tuvo famosos managers a través de su carrera con los Diablos, Tomás Herrera ya citado, Zacatillo, Wilfredo Calviño y Cananea Reyes.


ABULON EN INVIERNO

Una vez le pregunté al Abulón sobre Cananea y me dijo que era el mejor manager para el que había jugado: “No molestaba al pelotero veterano, lo dejaba jugar libre y cuando uno necesitaba un consejo él lo tenía siempre Tenía una intuición muy especial para manejar. Una vez me ordenó el toque de “squeeze play” estando ya en dos strikes. Para él no existían imposibles. Buscaba como fuera sorprender al enemigo.”
-o-
Naturalmente la estancia de Abulón Hernández  con los Diablos terminó  cuando en 1980, en que estaba bateando .398 en 393 veces, encabezó una huelga de jugadores ya que los directivos no querían  aceptar que se formara un sindicato de jugadores, una unión. En los negocios que no son negocios, dijeron ellos, sino hobbies de los magnates, un sindicato no debe tener cabida. Y en un juego contra los Tigres con muy buena asistencia, se negaron a jugar los Diablos porque “Chito” García, gerente y manager del Tigres, había cesado a su catcher Vicente Peralta  por haber pasado a ser parte del nuevo grupo que encabezaba el “Abulón” y que llamaron Anabe.
Usted conoce el resto de la historia. La Anabe organizó la nueva liga para competir con la Liga Mexicana y se llevó a un buen grupo de muy buenos jugadores de la Liga Mexicana. Los altos costos de operación hizo que la nueva liga no durara mucho tiempo pero el pitcher famoso luego, Chito Ríos, debutó como profesional en ese circuito.
-o-



DON ALFREDO HARP
Al paso de los años, en el 2012, cuando don Alfredo Harp, el formidable propietario de los Diablos Rojos, decidió crear un apoyo económico mensual para los que fueron muy buenos  jugadores en el equipo a través de los años, “Abulón”  Hernández estuvo en la lista.
Me llegó a decir Ramón: “Si hubiera estado don Alfredo Harp entonces en lugar de los que había todo hubiera sido diferente en aquel 1980.”
El Fondo de Apoyo Mensual quedó en 15,000 peos, 10,000 pesos y 7,000, de acuerdo a lo logrado por cada jugador y los años que llegó tener con el tim capitalino. Abulón llegó a estar 15 años con el uniforme rojo y de no haber sido por  lo de 1980, habría rebasado los 20 años como “Borrego” Sandoval, “Metralleta” Ramírez, Daniel Fernández y otros.



PARQUE DEL SEGURO SOCIAL
No era Abulón un jugador peleonero pero recuerdo que un domingo en el Parque del Seguro Social,  un aficionado lo insultó tan duramente que no pudo contenerse y brincó a la tribuna para tratar de responder al agravio.
Como llegó a comentar Roberto Mansur, el “Abulón” era el hombre que había que vigilar, que cuidar,  en el Diablos, el que movía la maquinaria que entonces tenía como presidente a Angel Vázquez, bien pudo haber sido el primer capitán en la historia del club escarlata.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada