Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 13 de junio de 2015

Andrés Mora
UN JONRONERO DE LEYENDA

Este artículo fue escrito por Rory Costello y Gerardo Castro Treviño .

Andrés Mora fue uno de los más grandes bateadores de México. Él fácilmente podría haber sido el rey  de todos los tiempos de jonrones al sur de la frontera, de  no haber jugado por un tiempo en los Estados Unidos. Por su propia elección, él regresó a su casa a los 25 años después de cuatro temporadas parciales insatisfactorias en las Grandes Ligas. Cuando se retiró en 1997, Mora tenía 419 jonrones en la Liga Mexicana, sólo por detrás de Héctor Espino. A partir de 2009, todavía se quedó en cuarto lugar, después de  Nelson Barrera, Espino, y Alejandro Ortiz.
ORGULLO DE LOS TECOLOTES
Mora también bateó 148 jonrones en la liga invernal de México, La Liga Mexicana del Pacífico (LMP).Agregar a su 27 en las Grandes Ligas, 21 más en las menores de Estados Unidos, y por lo menos 4 a niveles más bajos en México, y su total de conocida alcanzó 619 (excluyendo los playoffs y Juegos de Estrellas). También fue gerente, manager, coach e instructor,
Para los detalles de la vida temprana de Mora, estamos en deuda con una excelente periodista deportivo mexicano Gerardo Castro en el periódico El Regio Monterrey. Publicado en febrero de 2009, es parte de su larga serie de estrellas del deporte llamado Colosos del Siglo XX (Colosos del siglo 20). Una traducción de varios párrafos clave sigue.
MARCELO JUAREZ
"Río Bravo es un pequeño pueblo de 2.000 habitantes que forma parte del municipio de Allende, en el estado de Coahuila. Andrés Mora vio su primera luz en este pueblo el 25 de mayo de 1955. Río Bravo es también el lugar de nacimiento del jardinero estrella Marcelo Juárez [elegido al Salón de la Fama de México en 1998] y del umpire Efraín Ibarra, primo hermano de Mora.
"Andrés Mora pertenece a una familia modesta formada por Alfonso Mora (fallecido) y Andrea Ibarra. Los Mora-Ibarra tuvieron 11 hijos. Andrés nació sexto; sus hermanos mayores son Fernando, Abelardo, Jesús, Tomás, y Guadalupe. Menor de Andrés son sus hermanas: Oralia, María Elisa, Concepción, María del Rosario, y Juanita.
"Al igual que todos los niños de esa región de béisbol amante, Andrés comenzó a jugar el deporte rey de cuando él era muy pequeño, después de asistir a la única escuela de la localidad, José Garza Montalvo. Justo después de esto se reunía con sus amigos y hermanos mayores para jugar pelota.
CON SARAPEROS DE SALTILLO
"Cuando Andrés tenía 11 años, él observaba con tristeza como el fuego consume la fábrica textil donde trabajaban su padre y hermanos mayores. La familia se mudó a la capital del estado, Saltillo; los propietarios de la fábrica decidieron instalar la nueva planta en esa ciudad, y así se fundó la colonia Río Bravo en la capital de Coahuila.
"El primer uniforme que Andrés Mora llevaba, cuando tenía 14 años, fue para el equipo de la colonia Río Bravo en la Liga de Primera Fuerza Especial de Saltillo [es decir, la parte superior de la liga municipal de la ciudad]. Empezó realmente enamorarse de béisbol.
"Su potente bateo rápidamente lo llevó al béisbol profesional. Él estaba en su tercer año de estudios en la secundaria Nazario Ortiz Garza cuando fue invitado a jugar en la Liga Otoñal o de Monterrey con el equipo de Indios Verdes del Seguro Social del Saltillo [indios verdes de Saltillo Seguro Social]. El equipo incluye, entre otros, sus los hermanos Jesús y Abelardo así como Marcelo Juárez. La Liga Otoñal  de Monterrey era semi-pro, pero dio muy buenos jugadores a la pelota mexicana. hermano Jesús más tarde jugó para los Pericos de Puebla de la Liga Mexicana [así como otros cinco equipos de 1968-79; Abelardo Mora jugó para Saltillo en la Liga Central de la Liga Mexicana en 1967 y 1968.


"Varias personas ayudaron Mora avance en los pros, y él es abiertamente agradecidos a Eleazar Galindo de la organización de Saltillo Saraperos. Galindo lo fichó para los Saraperos  y lo envió a la Liga del Centro en 1971 con el equipo de Acámbaro. En esa ciudad Mora comenzó a brillar, hacer un espectáculo con cañonazos largos. Jugó jardines y bateóconsistente. " 1
Los registros muestran que Andrés realmente suega con Zacatecas en la Liga Central er en '71, así como Puerto Peñasco en la Liga del Norte. Luego se trasladó a la gran club en Saltillo el próximo año, pero apareció en sólo dos partidos debido a problemas en el brazo. 


CHITO RODRIGUEZ
Cuando todavía era apenas de 17 años de edad, Mora atrajo primero la atención de los cazatalentos en el norte. Cuauhtémoc "Chito" Rodríguez, un destacado ejecutivo del béisbol mexicano desde hace mucho tiempo, llegó a conocer a Andrés bien de sus muchos años juntos en Nuevo Laredo y más tarde la ciudad de México. En 2009, recordó que Andrés estaba jugando en la Liga Tabasqueña, una liga de invierno de menor nivel con sede en el estado de Tabasco que funcionó de 1970 a 1980. El Expos de Montreal lo firmó el 28 de febrero de 1973 (el nombre del explorador es no está fácilmente disponible). Sin embargo, Mora jugó sólo 8 juegos para West Palm Beach en la Liga Estatal de Florida. Él se fue en blanco en 21 turnos al bate, ponchando a 11 veces.


Andrés jugó por primera vez en la LMP que el invierno, uniéndose a los Cañeros de Los Mochis. En 1974 - a pesar de los Expos lo liberó marzo - empezó a madurar como jugador de pelota, convirtiéndose en un habitual de Saltillo. "He ganado peso", dijo el de 180 libras ", y comenzó a conectar  con más potencia."  Se saltó el invierno de 1974-1975, pero luego ganó su primero de cuatro coronas de jonrones en la Liga Mexicana en 1975.
Esta impresionante demostración llevó a los Orioles de Baltimore a firmar al joven de 20-años de edad, bateador de poder. Lo adquirieron de Saltillo el 11 de agosto de 1975. Los exploradores involucrados fueron Ray Poitevint, uno de los pioneros en la búsqueda de talento internacional, y Jim Russo. Andrés siguió tomando el título de jonrones LMP, su primero de tres.



Mora comenzó la temporada 1976 con Baltimore en lugar de Triple-A Rochester, en gran parte debido a Reggie Jackson - en su única temporada poco recordada con Baltimore, reportó tarde. El cañonero  mexicano" hizo su debut el 13 de abril, se va 1 de 4 en contra Dock Ellis en el Memorial Stadium. Cuatro días más tarde, bateó su primer jonrón en las Grandes Ligas, una de dos carreras como bateador emergente frente a Paul Lindblad en Oakland. Orioles receptor Elrod Hendricks, quien jugó durante años en México y Puerto Rico, ayudó a Andrés con la entrevista posterior al partido, porque el novato hablaba poco o nada de Inglés. 
A pesar de la afición del manager Earl Weaver por alternar sus jugadores de acuerdo a si el pitcher contrario era zurdo o derecho, Mora vio  acción tanto contra los diestros como zurdos. Con un promedio de .215 a mediados de agosto, sin embargo, él fue enviado a Rochester junto a  Mike Flanagan. Bateó .328 con 6 jonrones en 18 partidos allí, ganando un regreso en septiembre.
EARL WEAVER
En los entrenamientos de primavera 1977, Béisbol Digest . revista mensual de Beisbol, señaló que Mora fue "subiendo a un ritmo sensacional. "La pregunta no es si, pero cuando este chico lo hará," un explorador nos dijo. "Él tiene el poder para quemar, un gran swing  y debe batear para promedio. Una de las mejores promesas  que he visto en mucho tiempo. " 
De hecho, la temporada de 1977 (.245-13-44) fue la más exitoso de los mexicanos en las Grandes Ligas. Baltimore convocó a Mora a principios de junio para reemplazar a Larry Harlow, pero sólo podía ofrecerle el mismo tiempo de juego irregular. Pat Kelly fue el jardinero izquierdo primario, y Lee desde mayo estaba todavía en la primera base, por lo que Eddie Murray era el bateador designado    principal. Un artículo de agosto en The Sporting News señaló que Andrés vez tenía que estar de tiempo completo en. Rochester  A mediados de agosto, sin embargo, entró a jugar por Kelly . El primero de sus dos días de dos jonrones en las Grandes Ligas llegó  en Baltimore el 15 de agosto, contra Minnesota, Dave Goltz y Gary Suero  en la derrota 13-9.
En septiembre de 1977, Mora se casó con su novia - una mujer llamada Dora (la rima llamó la atención). 8 Ella era de la zona de Los Mochis; la pareja tuvo dos hijos y una hija. Después de esta unión se disolvió, Mora se casó con una mujer de Nuevo Laredo, con la que tuvo otro hijo. 


Andrés de nuevo comenzó el año en Rochester en 1978, pero los Orioles le recordó a mediados de mayo. Apareció en 76 juegos con resultados decepcionantes (.218-8-14), a pesar de que ha marcado Ken Kravec de los Medias Blancas por dos jonrones en septiembre 1. En 1979, los Orioles opcionado Mora a Rochester en su segunda pasada ronda de recortes por delante de el Día Inaugural. Los Red Wings a su vez lo envió de regreso a Saltillo, 9 donde bateó 23 jonrones, remolcó 102 carreras y bateó para .344.
CON LOS INDIOS



El 3 de diciembre de 1979, los Indios de Cleveland obtuvieron Mora de la organización de Baltimore a través del importante proyecto de liga. La Tribu potencialmente lo veían empezando como jardinero izquierdo, pero en cambio, "Super Joe" Charboneau surgió como Novato del Año en 1980. Después de aparecer en sólo nueve juegos para Cleveland, Andrés iba a ser enviado a Tacoma  
Mora también bateó 148 jonrones en la liga invernal de México, La Liga Mexicana del Pacífico (LMP).Agregar a su 27 en las Grandes Ligas, 21 más en las menores de Estados Unidos, y por lo menos 4 a niveles más bajos en México, y su total de conocida alcanzó 619 (excluyendo los playoffs y Juegos de Estrellas). También fue gerente, manager, coach e instructor,


En cambio, "optó por regresar a México. 'Creo que si me quedé en Triple AI podría haber tenido otra oportunidad en Cleveland, pero yo estaba molesto. Bateé bien, pero todavía me estoy  en AAA. . Realmente no me siento tan mal [de ello], porque lo hice mucho más aquí, y es mi casa”. En 2009, Ray Poitevint ofreció su punto de vista: "[Mora] tenía un mundo de talento y encontró que él podría batear en las Grandes Ligas, pero que extrañaban siempre  su casa.. " 12
Andrés entró entonces en su mejor momento como un toletero. Ganó espalda con espalda  títulos de jonrones de verano en 1981 y 1982 (aunque con bastante modestos totales de 23 y 25), y también encabezó la Liga Mexicana en carreras impulsadas ambos años. A mitad de la temporada 1982, se unió a los Tecolotes (Búhos) de Nuevo Laredo, donde pasaría la mayor parte de su carrera como jugador . Mora se convirtió en una figura prominente en el libro del autor Alan Klein béisbol en la Frontera: Un cuento de dos Laredos. En 1985, los Tecos comenzó a jugar juegos tanto en Nuevo Laredo y su ciudad hermana de Texas, Laredo - convirtiéndose en el único equipo profesional binacional. Desde hace un par de temporadas se les conocía como Tecolotes de Dos Laredos.
ALEJANDRO ORTIZ
Junto con Alejandro Ortiz y Carlos Soto, Mora formó un triunvirato llamado, sin mucha imaginación, Los Tres Mosqueteros (Los tres mosqueteros). Alcanzó su mejor marca personal con 41 jonrones en 1985 y bateó sobre .300 durante ocho temporadas consecutivas desde 1983 a 1990. De 1984 a 1987, de hecho, él puso una media de .366 -. aunque hay que señalar que en 1986, la liga estaba utilizando una marca  de la pelota llama  Comando que era muy viva.
Andrés jugó para los Industriales de Monterrey en 1989 y 1990. "Salió por una disputa de contrato, se peleó  con el manager Zacatillo Guerrero y no pudo estar en el año que ganaron el título.  Él regresó a la frontera mitad de la temporada 1990.
A principios de 1990, unos pocos años después de la salida de Soto, otra amenaza el poder surgió de los Tecolotes. Marco Antonio Romero encaja justo en; como señaló Klein, "Mora, Ortiz y Romero se enorgullecen de ser versiones de los últimos días de la legendaria Cincinnati toletero Ted Kluszewski, que tuvo que cortar mangas de camisa para dar cabida a sus enormes brazos. Este trío corpulento bigotudo vive por el poder.”
MORA MANEJO AL TIGRES
Autores Jim McKay, Michael Messner, y Don Sabo también retrataron el trío. "Su mirada se estudió" macho ": el crecimiento de múltiples días de barba, mangas de corte en sus uniformes, columpios jonrones y trota alrededor de las bases diseñadas para mostrar su poder. Golpearon rutinariamente sus vasos de plástico [de protección]. . .y proclamado a todos al alcance del oído huevos TENEMOS - Tenemos las bolas ". 
Andrés jugó su último de 18 temporadas de invierno en 1991-92. Junto con sus 148 jonrones, 593 carreras impulsadas que tenía - a partir de 2009, fue tercero en la historia de la liga en ambas categorías. También recogió 1.015 imparables para un promedio de .258. Mora tuvo tres períodos de servicio con Los Mochis, ganando sus tres títulos de jonrones LMP en su primer tramo de seis temporadas. (Él empatado en el liderato tanto en 1978-1979 y 1979-1980). En 1986, tuvo una racha de 29 partidos con los Cañeros, un récord de la liga, que duró hasta el año 2005. También jugó con Guaymas, Mazatlán, Obregón, Tijuana y Guasave. Se puso a jugar con un solo campeón, los Potros de Tijuana 1987-1988. Por lo tanto él era parte de una sola Serie del Caribe, pasando de 3 a 16 en Santo Domingo en 1988. 19


Después de la temporada 1993, la producción de Mora dejó marcado como su cuerpo mostraba desgaste. En estos últimos años, se había trasladado a bateador designado. A principios del verano de 1994, le dijo a Alan Klein, "Sabes, creo que puede retirarse después de este año. Me puse una meta para mí de veinte jonrones, pero siento que mi bate se ha puesto lento  y mis piernas duelen ocomo el infierno. " Y añadió: "Es sólo que no sé qué hacer. El béisbol ha sido mi vida. Estoy perdido sin el. Es muy triste. "


MARCELO JUAREZ ANDRES MORA EFRAIN IBARRA LOS TRES DE RIO BRAVO


Ese noviembre, Mora fue nombrado nuevo manager  de los Tecos ', aunque él seguía viendo deber lugar como jugador hasta 1997. Se retiró después de celebrar su 42o cumpleaños, con los totales finales de la Liga Mexicana de 2259 hits (.311 promedio) y 1,498 carreras impulsadas, a ir con sus 419 jonrones.



Gestión de manager en México a menudo puede ser un asiento aún más caliente de lo que es en los EE.UU. - propietarios y oficinas  buscan resultados rápidos. Lealtad (o paciencia) duraron más tiempo que la mayoría de Mora, pero mientras fue manager  de la Liga Mexicana del año en 1995, no condujeron a los Tecos a los playoffs después de eso. El equipo retira bruscamente Andrés como director a mediados de año 1998 y se incorporó rápidamente Saltillo como instructor  de bateo. Regresó a manager de los Dos Laredos para 1999, pero luego pasó a liderear a Monclova  en el 2000. Fue despedido con 15 juegos de ese año, sin embarg se desempeñó como entrenador de bateo y manager interino de los Tecos en 2001, pero dejó el equipo a mitad de la del año.


AL FINAL DEL CAMINO
Desde entonces Mora también manejó al Veracruz, a partir de 2003 no antes de volver a conducir Dos Laredos una vez más en junio. Cerca del final de 2004, reemplazó a Mario Mendoza en el Tigres de la Angelópolis,  después de lo cual se retiró una vez más a las filas de coaches. Además, Mora entrenó en varios puntos durante el invierno, tanto en la LMP y de la Liga Invernal de Veracruz, que fue revivido en 2005.
A partir de 2009, Andrés estaba en la ciudad de Minatitlán, Veracruz. Se reunió con su viejo amigo, el gerente Alejandro Ortiz, ya que fue el coach de la banca para el equipo de béisbol de invierno (el Gavilanes). Luego se unió al cuerpo técnico de la franquicia de verano (del Petroleros) Se convirtió en gerente de una vez en junio de 2009, terminando la temporada para el Petroleros.


BEISBOL HASTA EL FINAL
Andrés Mora Ibarra se convirtió en un miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano el 21 de julio de 2003. Él lo llamó el día más emotivo de su vida. Al parecer, era todo un espectáculo ver a este hombre, conocido por su aspecto temible en la caja de bateo, con lágrimas corriendo por sus mejillas, llamando a su esposa en el escenario para leer sus comentarios preparados. Terminaron con el estribillo de la canción latinoamericana popular popular "Gracias a la vida por haberme dado tanto."
"Hoy puedo morir en paz, porque por fin se reconoce el esfuerzo que hice en el béisbol, un deporte al que le debo todo, y sólo puedo decir: 'Gracias a la vida.”
Escuela CronkiteSABRen ASU 
555 N. Central Ave. # 416 
Phoenix, AZ 85004 
Teléfono: (602) 496-1460
SABR está alojado en el Cronkite Escuela de Periodismo y Comunicación de Masas Walter 
en la Universidad Estatal de Arizona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada