Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 10 de junio de 2015

CATEDRALES DEL BEISBOL

EL ESTADIO DE ANAHEIM

EL “BIG A”
 Después de jugar su primera temporada en el Wrigley Field de Los Angeles y sus siguientes campañas de 1962 a 1965, como inquilinos del Dodgers en su estadio del Chavez Ravine, los Angelinos de California tuvieron su propio estadio en 1966 que fue situado en la localidad de Anaheim, donde está el famoso y original Disneylandia y otras atracciones. Los Angelinos le pagaban al Dodgers una renta excesiva de 200,000 dólares por temporada y el siete y pico por ciento de la asistencia. Ahora en Anaheim con su estadio, el equipo podía florecer. En este lugar solamente viven 150,000 personas pero en un perímetro de 30 millas viven seis millones de gentes  en el sur de California.
El primer juego en el nuevo estadio de Anaheim que fue llamado el “Big A” debido a una letra A gigante colocada detrás de la barda izquierda donde está la pizarra del parque, fue celebrado el 19 de abril de 1966 y fue una victoria de los Medias Blancas de Chicago por 3-1, un juego que abrió Tommy John por los patipálidos  y relevó  Eddie Fisher.
Mantuvieron en cuatro hits a los Angelinos, uno de ellos jonrón de Rick Reickhart. Tomie Agee dio de vuelta entera por Chicago.
Angelinos fue primero propiedad de Gene Autrey, el cantante vaquero cuyas películas y discos lo hicieron  millonario. Después fue comprado por Disneylandia y con ellos ganó el campeonato y la Serie Mundial del 2002. Al ponerse en venta se dijo de el Ingeniero Carlos Peralta estaba entre los posibles compradores del club pero finalmente  fue vendido a Artie Moreno de padres mexicanos, y quien es el actual propietario. En los primeros años el de Anaheim fue un precioso estadio pero luego lo estropearon al entrar un equipo de Futbol Americano Profesional y ponerle gradas adicionales hasta 65,000 gentes en un estadio que era para cuarenta y tantas mil personas.
Mucho del graderío lejano no se usaba para el Beisbol, lo mismo que pasa en Oakland, y el parque se volvió muy feo.
Afortunadamente el club de Futbol Americano se fue y renovaron al estadio inaugurado en 1966, poniendo hasta una cascada en el fondo del parque. Recobró su belleza el “Big A” que sigue siendo uno de los mejores estadios de Grandes Ligas,
En la foto aparece una escena en que Roger Maris  está bateando por los Yanqui, su último año en ese equipo, con la gran “A” al fondo llevando la pizarra. Todavía no llegaban los días que pondrían  televisiones gigantes en los estadios.
Así que entre las muchas diversiones en Anaheim se unió  la de ver un juego de Ligas Mayores en el nuevo estadio.  Allá por  1980 hizo una excursión la agencia de viajes beisboleros de Pepe Rodríguez a Anaheim para ver un juego de Medias Rojas contra Angelinos y luego dos juegos contra Yanquis donde estaba Luis Tiant. Y en el día de descanso, lunes,  la caravana fue a Las Vegas que fue un día maravilloso con un gran show en el hotel MGM. Al día siguiente el regreso en avión a aeropuerto John Wayne de Anaheim  en honor al gran actor, para ver a Yanquis contra Angelinos. Y hubo tiempo ata estar en Disneylandia.

No hay duda que Anaheim es un lugar maravilloso.                                                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada