Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 17 de junio de 2015

CATEDRALES DEL BEISBOL

EL ESTADIO ROBERT F. KENNEDY






























Ningún estadio de Ligas Mayores ha durado tan poco como el Robert F. Kennedy de Washington que fue inaugurado en abril de 1962 con el presidente Jack Kennedy lanzando la primera bola en un juego ganado por los Senadores  4-1 al Tigres de Detroit ante 44,38 espectadores. Cuando Kennedy se fue acabando el juego le dijo al dueño de los nuevos Senadores de Washington: “Los dejo en primer lugar.”
El auténtico  Senadores se había mudado a Minneapolis para surgir los Mellizos de Minnesota y el nuevo[i] magnate Bob  Short puso al nuevo Senadores con la esperanza que los fanáticos respondieran en las taquillas. Sin embargo los nuevos Senadores, al igual que los últimos que habían estado en la capital, siempre estaban en el último lugar o en la vecindad del sótano.
Sus asistencias fueron malas al ser un mal equipo de expansión y el dueño decidió cambiar la franquicia a Arlington, Texas, un suburbio de Dallas. El 30 de septiembre de 1971 se jugó el último partido en el estadio Kennedy ya que al año siguiente se iban a Texas.
Los Senadores le ganaban el juego 7-5 a  los Yanquis pero con dos outs en la novena entrada, los aficionados, molestos porque se llevaban al club de la capital, invadió el terreno de juego y no se pudo completar el último out, por lo que el ampayer marcó forfeit a favor de Yanquis que iba perdiendo.
Fue en este estadio Kennedy donde se lució nuestro gran pelotero Aurelio Rodríguez al tener una temporada de 19 jonrones, su mayor  cifra en Ligas Mayores y el mayor número para un pelotero mexicano hasta los tiempos de Vinicio Castilla. Ted Williams llegó a manejar a estos Senadores y trabajó intensamente con el joven Aurelio.
Ese año fue el de 1969 y en la Serie Mundial de 1970 se anunció un gran cambio entre Detroit y Washington, con Aurelio Rodríguez pasando al equipo felino y el una vez famoso Denny McLain yendo al Senadores cuando ya no le quedaba mucho. Su manera de vivir acabó pronto con su carrera que en 1968 le dio una temporada de 31 victorias.
Este nuevo parque de Washington, que reemplazó al legendario estadio Griffith no tenía  primer piso detrás  de las bardas, solo contando con el mezanine y el tercer piso o segundo El primer jugador en llegar con un jonrón al último  piso fue Roger Maris en la temporada de 1962, un año después que logró  dar sus 61 batazos de vuelta entera.
El estadio Kennedy quedó casi como un elefante blanco en Washington pero luego fue utilizado en el Mundial de Futbol. Cuando regresaron las Ligas Mayores a la capital fue a través de los Nacionales de la Liga Nacional y con un nuevo estadio solo para Beisbol.
El estadio Robert Kennedy tuvo una corta historia, pero fue testigo de la mejor temporada jonronera de Aurelio Rodriguez. Fue considerado un parque  muy bueno para los bateadores y malo para los pitchers y nunca se lanzó en ese diamante un juego sin hit ni carrera.





No hay comentarios:

Publicar un comentario