Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 15 de junio de 2015

CATEDRALES DEL BEISBOL


EL RIVERFRONT STADIUM DE CINCINNATI






JOHNNY BENCH Y EL RIVERFRONT









Fue en la temporada de 1970 cuando los Rojos de Cncinnati dejaron el legendario parque Crosley Field para jugar en el recién construido Riverfront Stadium, aumentando la capacidad de 35,000 fanáticos del primero a poco más  de 50,000 en el segundo, el nuevo estadio Fue la era en que construían estadios que servían igualmente para el equipo de Beisbol que para el de Futbol Americano.
El Rverfront Stadium fue inaugurado el 30 de junio de 1970, unos días  antes que se celebrara en ese mismo lugar el Juego de Estrellas. En el primer juego qeue se celebró en ese estadio los Bravos de Atlanta le ganaron a los Rojos por 8-2  con el gran bateador Hank Aaron bautizando el estadio con el primer jonrón  que allí  se conectaba. Unos años más  tarde iba a conectar en el mismo estadio su cuadrangular 714 para emoatar la marca sagrada de Babe Ruth.
El Juego de Estrellas de ese 1970 tuvo un final sensacional ya que la Liga Nacional lo empató con tres carreras en la novena entrada y luego procedió a ganar en el inning 12 con aquella embestida brutal de Pete Rose en el home sobre el catcher Ray Fosse que tuvo que ser llevado al hospital por el encontronazo.
El Riverfont Stadium fue la cuna de aquellos equipos formidables de los Rojos de Cincinnati, la llamada “gran máquina roja”, y que ganó la Serie Mundial de 1975 a los Medias Rojas de Boston y la de 1976 a los Yanquis de Nueva York, esta última serie por limpia.
Eran los años formidables de aquellos tremendos bateadores como el catcher Johnny Bench, el tremendo Pete Rose, el jonronero George Foster, David Concepción en las paradas cortas y el formidable Joe Morgan en la segunda base. Sparky Anderson era el manager.
En ese mismo año de la inauguración los Rojos  ganaron la corona de 1970 en la Liga Nacional pero luego perdieron  ante los Orioles de Baltimore la Serie Mundial  en solo cinco juegos. Luego en 1972 volvieron  a ganar el título para perder la  Serie Mundial con los Atléticos de Oakland.
Estuve varas veces en Cincinnati, la llamada “ciudad reina”. Incluso mi primera de los 40 Series Mundiales que Dios me dio la oportunidad de ir fue de Yanquis contra Rojos de Cincinnati en 1961, pero entonces los Rojos  todavía jugaban en el Crosley Field. Pasaron bastantes años entre esa serie y las otras, las  de la Máquina Roja, y pude ver lo mucho que iba progresando en todos los aspectos la hermosas ciudad de Cincinnati. Recuerdo gratamente  los días que pasé en ese lugar.
Ya el Riverfront no existe ni los Rojos tienen una gran máquina beisbolera y hace tiempo que no los vemos en una Serie Mundial. En la foto aparece el gran Johnny Bench del lado izquierdo, el diamante y las graderías  del nuevo  estadio en la jornada inaugural del parque. Pero en esta vida todo lo que comienza tiene que terminar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada