Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 28 de agosto de 2015

CONTRA CARDENALES EN 1942

DIMAGGIO EXPLICA SU UNICA

DERROTA EN SERIE MUNDIAL


JOE DIMAGGIO EN 1942











Conservo en perfecto estado uno de los primeros libros que compré respecto a mi querido Beisbol. Se llama “Lucky to be a Yankee” (Suerte de ser un Yanqui) y es escrito por Joe DiMaggio con la ayuda del periodista Tom Meany. Ese  libro fue escrito en 1948 cuando el gran DiMaggio todavía no se retiraba del Beisbol y cuand todavía no se sabía quién era Marilyn Monroe. Los libros de entonces eran pequeños en tmaño y este, con tapa dura, tiene 221 páginas y se hicieron tres ediciones, la últimacya con todosclos records de DiMaggio al retirarse en 1951. La primera edición  fue en 1948, la seguda en 1949 y la siguiente en 1957. Me imagino que la que tengo es la última de las edicones ya que incluye los records completos del Yanqui Clipper.



PROGRAMA SERIE MUNDIAL 1942
Pero los tres libros fuern del mismo tamaño y editados ppr la compañía “Grossett and Dunlap” y en el renglón que llamaron “Biblioteca  del Beisbol de Ligas Mayores”. El prólogo es del formidable cronista  escritor Grantland Rice y obviamente es un libro muy interesante que de acuerdo a los de aquellas épocas no habla nada que no fuera Beisbol, nada de amarillismo, nada de cosas que no se debían  contar.
Del libro en particular le tengo un doble afecto ya que está autografiado por el mismo Joe DiMaggio. Me dio el autógrafo en una convención de Beisbol en su querido San Francisco, la primera vez que hablé con el gran jugador , y dice simplemente. ”Best Wishes” y su firma, (Los Mejores Deseos).





LOS MANAGERS JOE MCCARTHY DE YANQUIS Y BILLY SOUTHWORTH DEL CARDENALES
Pero para el tiempo que mandé pedir el libro a Estados Unidos no era el proceso actual del internet obviamente ya que no existía.  Había que ir a un banco, sacar un cheque para esa librería  y esperar que el corre normal te lo trajera a tu casa. Pero entonces teníamos un buen correo, podías confiar en él.  Ahora  hay varios productos que anuncian en internet  pero no te los mandan a México porque ya en otras ocasiones han desaparecido, los han robado.
No se lo vaya a contar al señor Trump porque va a tener más temas para criticarnos.
-o-

DIMAGGIO SLAUGHTER KELLER Y MUSIAL


En lo particular lo que fue Joe DiMaggio para los Yanquis y para el Beisbol se mide mejor que nada en su estadística que nos dice que jugó 13 años  en Ligas Mayores y en 10 de ellas los Yanquis fueron campeones para estar em 10 Series Mundiales. Como dicen muchos, lo único importante en el deporte profesional es ganar y aquí tenemos a un DiMaggio que tuvo 13 años y 10 campeonatos. Perdió  tres años por la segunda guerra mundial por lo que habría jugado un total de 16 campañas que no son demasiadas, pero las lesiones que padeció al final lo hicieron  retirarse un poco antes de tiempo.




ABRIDORES DEl SEGUnDO JUEGo BONHAM POR YANQUIS Y BEAZLEY POR CARDENALES GANO SAN LUIS 4-3
Es uno de los pocos jugadores que se ha retirado del Beisbol ganando un Serie Mundial, la de 1951 que le ganaron sus Yanquis a Gigantes, y en su última oportunidad al bat dio un doblete.
Así que fueron nueve Seies Mundiales ganadas y una perdida par DiMaggio. Yogi Berra tiene 10 anillos de Serie Mundial ganada pero en más  años y en mayor número de clásicos de octubre por lo que su prcentaje no es tan formidable como el de DiMaggio.





JONRON DE KELLER EN EL SEGUNO JUEGO

El Clipper llegó a Ligas Mayores en 1936 y los Yanquis procedieron  a ganar cuatro campeonatos seguidos y cuatro Series Mundiales ganadas, algo que nunca se había visto en la gran carpa. Luego los Yanquis con DiMaggio ganaron los campeonatos de 1941 y 1942, 1947, 1949, 1950 y 1951,

CARDENALES FESTEJA VICTORIA

De esas Series Mundiales la única que perdieron con DiMaggio fue la de 1942 contra los Cardenales de San Luis que desde ese año hasta 1946 dominaron en la Liga Nacioal sobre todo y en el Beisbol de Ligas Mayores, Y hemos elegido de libro que les digo los párrafos que le dedica DiMaggio a esa Serie Mundial perdida, la única en que estuvo del lado de los derrotados.
Así que aquí comienza la historia relatada por Joe DiMaggio:
-o-
KUROWSKI CON EL JONRON QUE GAO LA SERIE MUNDIAL

Creo que debo hacer un capítulo separado de la  Serie Mundial de 1942 porque fue la única que perdimos estando yo con los Yanquis. Nosotros ganamos el campeonato con pocos problemas, con holgura, mientras los Cardenales tuvieron una pelea fuerte con los Dodgers de Brooklyn que habían sido los campeones el año anterior.


PROGRAMA EN EL YANQUI STADIUM



Estaba en mi sexta Serie Mundial en las siete temporadas que llevaba en las Ligas Mayores y como habíamos ganado las otras cinco pensaba que nuevamente íbamos a vencer.
Y el resultado del primer juego me dio más confianza ya que
nuestro pitcher Red Ruffing mantuvo siete entradas y dos tercios  sin hit ni carrera al Cardenales  en San Luis hasta que Terry Moore dio un sencillo en la octava.
En la novena los Cardenales pusieron un rally y tuvo que venir Spud Chandler a relevar cuando de 7-0 se nos acercaron a 7-4.
Mucha gente llegó a pensar que ese rally de última hora le dio confianza a los Cardenales y que nos preocupó a nosotros. De lo primero no puedo contestar  pero de lo segundo no es nada cierto.


CARDENALES DE 1942

Lo que pasó entonces nos sorprendió  a todos ya que los Cardenales nos ganaron cuatro juegos seguidos y se llevaron la Serie Mundial pero lo hicieron porque jugaron mucho mejor que nosotros. Hicieron atrapadas que lucían imposibles de realizar,  teniendo ei gran pitcheo de Johnny Beazley y del zurdo Ernie White que logro blanquear al Yanquis por primer vez en 16 años.


CARICATURA SERIE MUNDIAL 1942




Morton Cooper era el pitcer estrella de ellos y ese juego lo iban ganando 6-1 los Cardenales, pero nosotros logramos un rally de cinco para empatar. No nos espantaron, pero si jugaron mejor.
Lods juegos fueron apretados, muy parecida a la Serie Mundial del año anterior que nosotros le ganamos al Dodgers, solo cinco juegos pero todos peleando con pocas carreras.
Nos ganaron un juego por una carrera, dos por el margen de dos carreras y en otro juego por tres carreras. Llegamos a tener en dos de las derrotas la carrera de empate en la segunda base al llegar la novena entrada, el segundo juego y el quinto.
En ese segundo juego tuvimos un mal corrido de Tuck Steinback que quiso ir de primera a tercera en un hit y fue puesto out por un gran tiro de Enos Slaughter. El batazo le llego a Slaughter en una posición perfecta para tirar.





EL YANQUI CLIPPER
En el quinto y último juego íbamos empatados a dos carreras al llegar la novena entrada cuando su tercera base Whitey Kurowski, que Red Ruffing lo había ponchado tres veces en el primer juego, le dio un jonrón de dos carreras por la raya del jardín izquierdo. Esa sería la primera derrota de Ruffing desde que lo venció el famoso zurdo Carl Hubbelll en el primer juego de la Serie Mundial de 1936 contra los Gigantes. Habían pasado ya cuatro Series Mundiales para nosotros.
En el cierre de la novena de ese quinto juego tuvimos  chance de empatar. Joe Gordon dio hit y Bill Dickey se embasó  en error del segunda base Jimmy Brown. Jerry Priddy vino a batear y tenía orden de tocar para poner en posición de anotar las dos carreras del posible empate. Beazley estaba lanzando por San Luis y a fallar el primer intento de toque, el cátcher Walker Cooper hizo un gran tiro a la segunda base y puso out a Gordon quien estaba abriendo bastante al saber que iba a venir el toque. Y ali se acabó la posibilidad del empate.



PROGRAMA SERIE MUNDIAL 1943



Esos dos tiros, el de Slaughter y el de Walker Cooper, fueron las jugadas más importates de la Serie Mundial de 1942.
Pero no puedo olvidar que los tres jardineros del Cardenales hicieron grandes jugadas. En la blanqueada de Ernie White el jardinero izquierdo casi se metió en las gradas izquierdas para robarle un jonrón a Joe Gordon. Y en la siguiente jugada el jardinero derecho Enos Slaughter hizo lo mismo brincando en la barda en un batazo de Charie Keller que igualmente lucía cuadrangular. El jardinero central Terry  Moore era excelente y varias veces me cortó batazos que lucían como extra bases. Lo que quiero decir es que los Cardenales nos ganaron bien no perdimos nosotros, jugaron mejor.
EL LIBRO DE DIMAGGIO
Sobre esto quisiera decir que una de las grandes emociones que tuve de una Serie Mundial fue una en que no jugué Un año después, en 1943, estaba en el ejército cuando volvieron  a jugar Yanquis y Cardenales en la Serie  Mundial. Yo estaba a muchas millas de los estadios, en un campamento del ejército en California al haber entrado al ejército después  de la serie del 42, pero tuve la oportunidad de escuchar por radio cada uno de los juegos de la Serie Mundial de1943 y cuando los Yanquis le ganaron a San Luis en cinco juegos sentí una gran alegría. En el quinto y último juego de la Serie de 1943 lanzó una blanqueada de 2-0 mi compañero Spud Chandler y el gran veterano Bill Dickey decidió el juego con un jonrón con uno en base. Después de esa Serie Mundial todos os jugadores del roster del Yanquis de 1941, 42 y 43 estaban el ejército.
-o-
Han pasado los años y el libro escrito por Joe DiMaggio sigue en mi biblioteca de cientos y cientos libros de Beisbol que he comprado a través de los años. Recuerdo que el primer libro que compré, del mismo tipo que el de Dimaggio, tenía  más páginas y se llamaban “Los Magníficos Yanquis” y hablaba de los Yanquis en los tiempos en que Casey Stengel fue el manager.
No se por qué razón al recibirlo decidí ponerle la fecha de aquel momento, 27 de julio de 1952. Y debajo de la fecha mi firma. El otro día que lo encontré me emocioné al pensar que cuando me llegó ese libro apenas estaba en los 20 años  de edad. El 27 de julio es mi cumpleaños. Curiosamente el primer año que comencé a trabajar en el ambiente del Beisbol.
Igualmente el libro está en perfecto estado, algo que no ha sucedido lo  mismo conmigo a través de tantos años, es todo lo contrario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada