Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 12 de agosto de 2015

RUBEN ESQUIVIAS

50 AÑOS DE CASADO 

EL sábado ocho de agosto aquel muy buen primera base Rubén Esquivias, parte del cuadro  del millón, llevó a cabo una muy alegre reunión para celebrar los 50 años de casado con su querida Beatriz. Se dice pronto pero que gran hazaña es alcanzar los 50 años en un matrimonio.





RUBEN ESQUIVIAS Y SU ESPOSA BEATRIZ  50 AÑOS DE CASADO
Esquivias se ve muy bien, anda por los años setenta conservando aquella agilidad pasmosa en que jugando la primera base se estiraba todo lo que podía para que la pelota llegra al mascotín antes que el bateador. Es de los pocos primeras bases que he visto que podía hacer el “split”, abrir las piernas en compás, como los bailarines acrobáticos en las películas que nos llegaban de Hollywood.
Rubén estuvo toda su larga carrera con los Tigres y el nacido en Peralvillo dejó su huella en nuestros diamantes. De todos los integrantes del cuadro del millón, donde estaban Kiko Castro en segunda base, Fernando “Pulpo” Remes en el short y Armando Murillo en tercera, el único que logró ser elegido por el Salón de la Fama lo fue Kiko, pero como cuarteta, como infield, deberían estar en el templo de inmortales, aunque las reglas no son así. Los cuatro juntos, como los tres Mosqueteros que eran cuatro, hicieron historia.
Curiosamente el momento que más recuerda Esquivias se lo dieron los fanáticos de los Diablos Rojos, el gran rival del Tigres, en aquel domingo inolvidable en que conectó su hit número mil en Liga Mexicana y después de recibir los vítores de sus aficionados, la porra brava del México, por única vez en la historia, le organizó una porra a Rubén por su hit mil.
También curiosamente dos integrantes del cuadro del millón comenzaron sus carreras de profesionales con los Diablos. Kiko Castro jugó short con los Rojos un año y Remes firmó originalmente con el equipo escarlata.
Vimos en la fiesta llena de música y alegría algunos otros jugadores del pasado como aquel tercera base  Miguel Tapia que prometía mucho y al catcher Martín Terrazas, el papá del jardinero Iván que ha tenido un gran temporada. Me contaba que haber descansado en invierno le hizo mucho bien pero que ahora los  Charros de Jalisco están interesados. Miguel Tapia era un prometedor antesalista en que los Yanquis estaban interesados pero Chito García le puso muchos obstáculos en el camino para que no pudiera irse.


RUBEN ESQUIVIAS, SU ESPOSA BEATRIZ Y TODA LA FAMILIA










Recuerda que hace 50 años llegó  comentar Rubén Esquivias que si en esa que fue su mejor temporada en Liga Mexicana daba 21 jonrones, se casaba. Dio exactamente 21 cuadrangulares y decidió casarse por lo que ahora ya estuvo celebrando los 50 años de unión rodeado de sus hijos, nietos y muchos amigos que nos unimos  a este momento tan importante de dos seres humanos en que el gran Dios les ha permitido llegar hasta las que se llaman las Bodas de Oro.
No hay aficionado que no recuerde o haya escuchado  de Rubén Esquivias y al cuadro del millón y estamos  seguros que usted también estará muy contento al enterarse que en el año 90 de la Liga Mexicana cumplió los 50 años de casado. Felicidades a un pelotero tan destacado como ejemplar. El orgullo de Peralvillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario