Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 16 de septiembre de 2015




¡AVE MARIA!
EL GRAN NARRADOR JORGE BLANCO

Conocí bien a Jorge Blanco y en una convención de Beisbol en Nuevo Laredo tuve la suerte de compartir el cuarto con él. Recuerdo que nos pasábamos un buen tiempo antes de dormir hablando de Beisbol y de nuestras inquietudes sobre el rey de los deportes. Su expresión de ..”¡Ave María!” cuando surgía algo insolito en el partido se hizo famosa primero en todo Yucatán y luego en todo México. Era su marca registrada y no hay duda que luchó y lo logró, ser un cronista muy especial y diferente a los demás. Cada narrador trata de serlo, algunos lo logran y otros n, pero no hay duda que Jorge Blanco alcanzó  el éxito que buscaba. Siempre lo estimé, lo admiré y fuímos buenos amigos.



En aquellos días que estuvimos de compañeros de cuarto me contaba que estaba buscando afanosamente un box score de un partido del que le habían dich jugaron solamente peloteros yucatecos en el equipo Leones de la Liga Mexicana. A la larga fue como el eslabón perdido, ya que nunca se encontró ese partido. George “Squeeze Play” me dijo que ese asunto se había  investigado pero nuca sucedió.
Cuando entró al Salón de la Fama su contrario en la votación lo fue Jorge de la Serna. Ya para entonces Jorge Blanco había fallecido y fue el ganador. Afortunadamente en otra votación, Jorge de la Serna fue el ganador. Los dos lo merecían.
Varias veces cuando veo una jugada fantástica  en el terreno de juego me acuerdo del ¡Ave María! de Jorge Blanco que lo decía con tanto entusiasmo.



Encontré en el internet un artículo escrito por otro famoso cronista de Yucatán que se firmaba George Squeeze Play”, Jorge Menéndez y al que varias veces vi en las Series Mundiales que iba. En este escrito habla sobre Jorge Blanco y me pareció que vale la pena que usted, aficionado al Beisbol, lo lea si es que no lo ha hecho ya, Desgraciadamente George “Squeeze Play” también se nos adelantó en el viaje sin retorno. .
-o-


Aquel "George White"
Por George SQUEEZE-PLAY
Desde el fallecimiento de Jorge Alberto Blanco Martínez no se ha vuelto a dar, en nuestro medio, un cronista deportivo y concretamente beisbolero, que busque otros horizontes, fuera de nuestro medio. Y la verdad, encontramos en ese oficio muy poca superación en el trabajo de transmitir partidos por radio o televisiones una lástima, pero hay tal estancamiento en la crónica que no vemos que se haya dado progreso alguno. En el caso de George White, nuestro viejo amigo progresó tanto que maestros de la narración, como el venezolano Juan Vené, llegaron a reconocer que Blanco Martínez, un hombre con poca escolaridad, se transformaba prácticamente en otra persona cuando se ponía detrás de los micrófonos.


JORGE BLANCO

Blanco fue autodidacta. El siempre confesó que sus maestros en la crónica fueron los cronistas cubanos, pues se pasaba horas y horas escuchando a personajes del micrófono como Felo Ramírez, el "Dinámico" Rubí, Sánchez Diago, por supuesto Buck Canel y otros. Jorge les copiaba todo: los dichos, las tonadas, la fluidez, los detalles... y todo lo repetía una y mil veces, todo un verdadero aprendizaje. Así, el campeonato invernal cubano fue, para Blanco, su verdadera escuela.

¡AVE MARIA!
Pero Jorge era un hombre inquieto. Tuvo la genial idea de ir a transmitir al Yankee Stadium junto con Canel y Pablo Ruelas Nuñez. Y se hizo invitar para realizar su odisea. Juntó dinero haciendo recolecta entre algunos aficionados pudientes de la ciudad y de pronto estuvo listo para unirse a sus "maestros" en Nueva York. Ya en la Babel de Hierro también tuvo la suerte de que Buck Canel fue llamado a cubrir una pelea de boxeo y lo "suplió" en a difusora durante algunos juegos de los Yanquis. Toda una experiencia nunca antes, ni después, realizada por un yucateco. Y fue recibido con "bombos y platillos" al regresar.
Desde entonces Blanco Martínez fue apodado "el cronista internacional", pero aprovechó para luego transmitir desde la Serie del Caribe y varias plazas de la Liga Mexicana. Romeo Magaña le dio un nombramiento como "La Voz de los Leones" y en 1981 conoció a Juan Vené, quien lo invitó, primero a grabar una serie imaginaria de latinos contra Norteamericanos de Grandes Ligas "por computadora" y, después a acompañar a Vené en Nueva York, para sus transmisiones de los juegos de las Grandes Ligas. Más tarde, Blanco Martínez transmitiría pléy offs  y Serie Mundial desde el lugar mismo de los hechos, con el equipo de Vené.
Y cuando Juan Vené se alistaba para venir a Mérida a dar un curso de narración, con la ayuda del veterano cronista yucateco, Jorge Blanco falleció. Su trabajo fue reconocido a nivel nacional y fue electo al Salón de la Fama del Béisbol Mexicano.
Pero desde entonces no ha salido otro. De los alumnos de Vené que tomaron su curso de narración, los yucatecos han permanecido en el "patio" y ninguno heredó las ansias de nuevos horizontes que siempre alentaron a Jorge Blanco Martínez. Y tristemente, lo que se estanca, se va muriendo

Principio del formulario

No hay comentarios:

Publicar un comentario