Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

sábado, 5 de septiembre de 2015


DIO TRES JONRONES EN UN JUEGO

EL MEJOR DIA DE BETO AVILA EN

SU PASO POR LAS GRANDES LIGAS

BETO EL GRANDE


Para Beto Avila fue 1951 su primer año como titular de la segunda base de los Indos de Cleveland ya que el famoso Joe “Flash” Gordon se había retirado como pelotero en 1950 al batear .236 con 19 jonrones del total de los 253 que daría en su paso por Ligas Mayores. Beto había sido firmado por un buen bono (él me confesó que le dieron 60,000 dólares) para tenerlo como posible sustituto del gran Gordon que ya estaba en las últimas de su carrera.


BETO EN LA PORTADA DEL DIARIO ESTO

El veracruzano tuvo en 1949 sus primeros 31 juegos en la gran carpa, pero la mayoría  entrando al final de los juegos a la defensiva. Solo bateó 14 veces y dio tres hits.
Ya en 1950 tuvo 238 apariciones al plato pata batear .299 en 80 juegos. Y sin Gordon en el equipo el manager Al López le dijo a Beto que era él su nuevo segunda base titular y todo dependía de lo que bateara y jugara a la defensiva el que se quedara de planta o no. Y Beto respondió  con un excelente año de .304 con 10 cuadrangulares y 58 empujadas al tener 615 apariciones.




PRIMER CAMPEON BATEADOR LATINOAMERICANO
Y fue el 20 de junio de 1951 cuando vivió su mejor día en el diamante en un juego que celebraron los Indios de Cleveland en el Parque Fenway de Boston y lo ganaron 14-8, siendo Beto Avila el hombre del partido al conectar cinco hits en seis veces, con cuatro carreras anotadas, cuatro empujadas y un gran total de TRES JONRONES. Tambien dio un doble y un sencillo con su total de bases alcanzadas con sus hits en el partido llegando a 15, una menos que el record compartido por los famosos Ty Cobb y Lou Gehrig.




RECIEN LLEGADO A LAS MAYORES
En este juego de muchos batazos los Indios anotaron seis carreras en la misma primera entrada para explotar al pitcher zurdo Bill Wight y Beto abrió el marcador como segundo en el orden al bat con su primer jonrón de la tarde sobre el monstruo verde del Parque Fenway. Después de eso los Indios anotaron otras cinco carreras en ese inning con doble de Larry Doby, hit empujador de Luke Easter, sencillo de Al Rosen, hit impulsador de Sam Chapman, base intencional a Ray Boone y hit del catcher Birdie Tebbetts en el que entraron los tres embasados al haber error también. Curiosamente al batear por segunda vez en el primer inning, Beto fue el último out en elevado a segunda y sería la única ocasión que lo dominarían en el juego.


EN 1951 YA FUE TITULAR




Volvió a batear en la cuarta entrada con Indios ganando 7-0 ya que Larry Doby había  conectado jonrón y ahora dio sencillo. Medias Rojas se acercó 8-6 contra el pitcher Early Wynn  cuando en la sexta la tribu volvió al ataque.
Nuevamente Beto Avila comenzó  la emboscada con  un doblete y se llenó la casa con pasaportes a Doby y Bob Kennedy. Un elevado de Rosen hizo anotar a Avila y un doble de Chapman también  produjo para aumentar la ventaja.
En la séptima los Indios ganaban 10-6 cuando contra Ellis Kinder, un pitcher ilustre de aquellos equipos bostonianos, Tebbetts dio sencillo y Beto Avila se volvió a volar el monstruo verde para dos carreras más. Ya llevaba dos cuadrangulares y tres impulsadas el segunda base veracruzano.
En la novena entrada los Indios ganaban 13-6 cuando Beto bateó por sexta vez en el partido y su tercer cuadrangular, ahora contra el pitcher Paul Hinrinchs, resultó fue el más emocionante de la tarde ya que fue de campo. Avila dio un largo batazo a más de 400 pies por la esquina del jardín central del Parque Fenway y comenzó  su tremenda carrera por las bases.





CON WILLIE MAYS EN LA SERIE MUNDIAL DE 1954
Beto nunca recordaba si el coach le dio señal o no de seguir al plato pero él siguió corriendo al pasar por la tercera base y llegó barrido antes que el tiro para anotarse cuadrangular de campo, su tercer jonrón del  juego inolvidable.
Esa foto de Beto llegado barriendo apareció  en primera plana de los diarios deportivos que ya existían como La Afición, Esto y Ovaciones. Igualmente en Excelsior y los otros periódicos grandes de aquel tiempo. Eran las décadas hermosas que había  mucha información de todos los deportes y no como la que estamos viviendo en que solamente le dan importancia al Futbol, el deporte de los engaños.




CON TED WILLIAMS DERECHA EN EL BOSTON DE 1959
Con el tercer jonrón de Beto en el juego el partido se puso 14-6, pero todavía hubo un cuadrangular de Clyde Vollmer en el cierre del noveno para que la jornada terminara 14-8 a favor de los Indios.
Aunque usted no lo crea el pitcher Early Wynn lanzó las nueve entradas por los Indios, el juego completo, recibiendo 15 hits y ocho carreras, ponchando a cinco y otorgando tres bases por bolas. Entonces no le llevaban el conteo de lanzamientos a  los pitchers y ya me imagino todos los que hizo Wynn en ese partido en que aceptó  15 imparables. Posiblemente debe haber llegado a los 150 pitcheos. En la actualidad el límite para los pitchers abridores es de 100 o un poco más, pero no muchos más.


AL SER ANUNCIADO COMO MANAGER DEL PERICOS DE 1966 CON MANUEL BARBACHANO PONCE, ANTONIO RAMIREZ MURO, JORGE KANAHUATI Y JOAQUIN BIANCHINI 

Es curioso que en ese mismo juego el primer bateador de los Indios, Harry “Petacas” Simpson, que luego jugó dos años con los Diablos Rojos, se fue de 5-0. Y Ted Wlliams, como tercero en el orden al bat de los Medias Rojas, se fue sin hit en tres veces con dos pasaportes recibidos.
Otro conocido de México, el cather Less Moss, bateó de 4-3 por Boston. A Moss lo vimos dando sus batazos con  los Lechugeros de León en la Liga Invernal Veracruzana de 1953-54.
-o-


BATEO .341 EN 1954
Para la temporada de 1952 nuestro Beto Avila bateó  .300 con siete jonrones y 45 carreras empujadas, siendo el campeón de la Liga Americana en triples con 11. En 1963 bajó su average a .286 pero para 1954 se convirtió en el primer jugador de habla hispana en ganar un campeonato de bateo en las Grandes Ligas al lograr su inolvidable porcentaje de .341 y estar en la Serie Mundial que perdieron los Indios por barrida ante los Gigantes que entonces eran de Nueva York.
Beto Avila siguió jugando en las Mayores hasta 1959 que los Indios lo cambiaron al Orioles, estando luego un rato con Medias Rojas y terminando con los Bravos de Milwaukee que terminaron empatados con los Dodgers, ya de Los Angeles, y en una serie extra al que ganara dos de tres juegos los Dodgers fueron los vencedores. Estuvo  a un tris Beto Avila de estar en su segunda Serie Mundial.


BETO Y ALEJO PERALTA
Para 1960 decidió despedirse de los aficionados mexicanos jugando con los Tigres de Alejo Peralta que fueron  los campeones de la Liga Mexicana. Después Beto se retiró a  la política para llegar a ser alcalde de su querida Veracruz,
En  1966 volvió al Beisbol como manager de los Pericos de Puebla, equipo donde había  jugado en la Liga Mexicana antes de ir a la conquista de Ligas Mayores. Y en 1981 fue por un tiempo el presidente de la Liga Mexicana.

PARQUE FENWAY DE BOSTON

Tuvo Beto Avila grandes jornadas en los diamantes pero ninguna mejor que esta del 20 de junio de 1951 cuando dio tres jonrones, un doble y un sencillo en el Parque Fenway.
Dicen bien que como muestra basta un botón.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada