Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

domingo, 27 de diciembre de 2015

EL PRIMER AÑO DE LOS AZULES DEL VERACRUZ


EL NUEVO TIM DE JORGE PASQUEL 



JORGE PASQUEL EN EL PARQUE DELTA
Durante muchos años los cronistas de  Beisbol en nuestro país mantuvieron que Azules del Veracruz de 1941 había sido el mejor equipo en la historia de la Liga Mexicana pero al paso del tiempo el rey de los deportes cambió tanto que ya parece demasiado difícil escoger a un club sobre todos los demás. En aquellos años de los azules los rosters no llegaban a 20 jugadores, varios pitchers era muy buenos bateadores y jugaban otra posición el día que no les tocaba lanzar y se jugaban cuatro juegos a la semana. En la actualidad son equipos con muchos pitchers relevistas y ya ningún lanzador juega otra posición cuando no le toca lanzar.
JORGE PASQUEL IZQUIERDA Y SU HERMANO MAYOR BERNARDO


Pero en aquellos tiempos de la década de los cuarenta sobre todo y cincuenta también Azules del Veracruz de 1941 fue el rey de todos los equipos. Prácticamente tenían un estrella en cada posición, con Lázaro Salazar, también  el manager, jugando la primera base y era lanzador, con Ray Dandridge en la segunda base, Diablo Wells en las paradas cortas y Molinero Montes de Oca, en ese tiempo considerado el mejor tercera base mexicano que había. En el jardín central estuvo el veloz cubano Agustín Bejerano y otro de los jardineros lo era el pitcher zurdo americano “Brinquitos” Brown y el explosivo yucateco Fermín “Burbuja” Vázquez en otro jardín. En otras ocasiones el pitcher estelar, Ramón Bragaña, también jugaba en otra posición. Todos los que citamos menos “Brinquitos” Brown están en el Recinto de Inmortales del Beisbol Mexicano o en el de Ligas Mayores en Cooperstown.



JOSHUA GIBSON 

Y dejamos lo mejor para lo último, como en las obras de teatro, con el fantástico jonronero Joshua Gibson de cátcher y conectando ese año la cifra de 33 jonrones que fueron hasta que la rompió el cubano Aldo Salvent en 1960 con 36.
Gibson fue el mejor jonronero de las Ligas Negras y su leyenda es asombrosa, habiendo jugado con Azules del Veracruz en parte de la campaña de 1940  y toda la de 1941 cuando el equipo de Jorge Pasquel ganó el campeonato con buena ventaja.
Dicen que para muestra basta un botón y hemos escogido un partido en el Parque Delta del viernes ocho de agosto de 1941 en el Parque Delta entre Azules y Rojos del México que ese año finalizaron en segundo lugar.


RAMON BRAGAÑA


Ramón Bragaña estuvo en la lomita de los Azules y el estrella de los Rojos, Theolic Smith, ya con 15 victorias en la campaña, abrió por el México.
Por las primeras cuatro entradas los dos pitchers pusieron ceros pero en la quinta los Azules mostraron todo su poderío con un ataque de hasta seis carreras.
El mismo pitcher Ramón Bragaña abrió el ataque con un largo batazo que venció la barda del jardín izquierdo para la carrera de la quiniela y ya con dos outs hubo pasaporte a “Burbuja” Vázquez y sencillos de “Molinero” y Wells para la segunda anotación. Le tocó batear al tremendo Joshua Gibson y aunque Theolic Smith le pitcheó  con cuidado, el corpulento receptor le dio en la nariz  a la pelota para dejar asombrados a los aficionados reunidos en el Parque Delta ya que la pelota salió del campo de juego y muy posiblemente haya llegado al Panteón Francés. Fue uno de los 33 cuadrangulares que dio en esa temporada que sería su despedida del Beisbol mexicano.

RAY DANDRIDGE

Todavía se estaba  hablando del gran batazo cuando Ray Dandridge recibió base y anotó la sexta carrera del inning con un doblete de Lázaro Salazar.
Con esa buena ventaja los Azules pudieron aguantar una dura embestida de los Rojos en el cierre del séptimo cuando Bragaña se descontroló y después de dos bases vinieron sencillos de Theolic Smith y Pancho Torrijos para dos carreras, con la tercera entrando en una mala revirada de Bragaña.



DON RAMON

El pitcher cubano ganó 6-3 y fue una de las 211 victorias que logró en la Liga Mexicana en su gran carrera y que fue record hasta que lo derrumbó el pitcher mexicano Ramón Arano. Sin embargo Bragaña ganó muchos más de esos 211 triunfos pero como no hubo estadísticas en nuestra liga hasta el año de 1937, todos los demás éxitos no se pueden comprobar. Bragaña debutó en la Liga Mexicana al final de la década de los veinte y lanzó en México en todos los años treinta aunque hay que aceptar  como entonces las temporadas del circuito de verano eran muy cortas.
Azules del Veracruz tenía ventaja de 13 juegos y medio cuando faltan algunas series por celebrar y los directivos decidieron terminar la campaña ya que  los Azules se habían coronado y no querían mayores pérdidas. El mejor equipo de aquellos tiempos terminó ganando por “nocaut técnico”. Al quitar juegos evitaron que Joshua Gibson pudiera aumentar su record jonronero.
Es curioso que Jorge Pasquel entró al Beisbol en 1940 ganando dos campeonatos seguidos y el año de su despedida, en 1951, también fue el monarca.

Sus Azules de 1941 tuvieron record de 67-35. 

PASQUEL FUE DE JOVEN GRAN FAN DEL AGUILA

1 comentario:

  1. me gustaria que comentara las 2 siguientes temporadas,en provincia nos gustaria conocer los siguientes 2 campeonatos,los de 1942 y 1943 y ver su posicion con las decisiones de la liga para quitar el bicampeonato al union laguna....

    ResponderEliminar