Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

lunes, 13 de junio de 2016


2001
LA DESPEDIDA DEL TIGRES




EL GRAN AURELIO
ANTES de comenzar la temporada del 2001 de la Liga Mexicana se presentaron en el Foro Sol los equipos de “Mantarrayas”  de
Tampa Bay de la Liga Americana, donde estaba jugando Vinicio Castilla, y los Piratas de Pittsburgh, donde estaba Francisco Córdoba que no pudo lanzar al estar recuperándose de una operación en el brazo. Los aficionados hicieron muy buenas entradas a pesar de los precios tan altos que puso la compañía que administra el estadio, y tuvieron la oportunidad de aplaudir fuerte al gran  Vinicio.

LA TRAGEDIA DE AURELIO VISTA POR IN DIARIO AMERICSNO


En el 2001 el Foro Sol tuvo su segunda temporada pero su primera inauguración de temporada, con Diablos Rojos y Tigres enfrentándose en el primer juego. Desgraciadamente tuvimos una tarde y noche de lluvia intensa y la jornada inaugural fue dedicada a Aurelio Rodríguez, el formidable tercera base que jugó 17 años en  Ligas Mayores  que había fallecido en un trágico accidente en la ciudad de Detroit después de haber asistido a una reunión en que jugadores de antaño de  Grandes Ligas dan autógrafos entre la gente que asiste. Son verdaderos festivales de Béisbol con muchos héroes del ayer alternando con aficionados, varios de los cuales los habían visto jugar y los aplaudieron constantemente.


AURELIO Y CHICO RODRIGUEZ
El accidente fue el 23 de septiembre del 2000 cuando Aurelio y amigos salían después de haber estado comiendo en un restaurante mexicano de la ciudad de Detroit, donde Aurelio pasó sus mejores años con los Tigres. Una señora que manejaba su carro se desmayó y el auto, sin control, se fue sobre la acera matando a Aurelio en un accidente que pocas veces sucede. El que fuera un  notable tercera base con un brazo de cañón, tuvo con Yanquis de Nueva York en 1981 su única Serie Mundial, tenía  solo 52  años y había  conseguido  muy buen cartel como manager en verano y en invierno.
Hablar  con Aurelio era una bendición, una de las grandes personas que he conocido en mi  vida. Así se lo dije a su viuda y una de sus hijas en aquella inauguración del 2001. 
-o-



EL FORO SOL
El juego inaugural de la Liga Mexicana del 2001, la primera en el Foro Sol, fue Tigres, el equipo anfitrión, contra Diablos y Aurelio había jugado con el equipo felino  cuando dejó las Ligas Mayores después de 17 años en ella. Antes del juego estuve  platicando con su viuda y una de sus hijas en la oficina del manager  mientras llovía a raudales.
Cuando finalmente se fue la lluvia se hizo la ceremonia inaugural con un gran recuerdo hacia Aurelio Rodríguez y con su hija lanzando la primera bola. Comenzó el partido pero apenas en la segunda entrada vino otro fuerte aguacero y el juego estuvo suspendido otra vez por un buen rato, terminando con un triunfo del México.
-o-





Después de la jornada inaugural tuvimos en el 2001 la pelea acostumbrada de Diablos y Tigres por ganar cada mitad, con los Rojos llevándose la primera vuelta y los felinos la segunda. Sin embargo en el standing global los Rojos con Tim Johnson al mando otra vez quedaron seis juegos debajo de los Tigres.


DANIEL FERNANDEZ




El dos de mayo de este 2001, Daniel Fernández alcanzó uno de sus grandes records de la Liga Mexicana al anotar su carrera 1506 que le dio el primer lugar en la historia de la Liga Mexicana. Y lo hizo de la manera grande: conectando un jonrón  sobre José Armando Flores del Torreón en el Foro Sol. Superó un record que tenía  Héctor Espino y al retirarse, Daniel Fernández tuvo 1837 carreras anotadas para continuar como el número uno de ese departamento
Por cierto que fue en este año del 2001 cuando se celebró el último Juego de Estrellas en la ciudad de  México y por última vez también se efectuó un partido entre Mexicanos contra Extranjeros que tanto éxito tuvo en la década de los cuarenta sobre todo en una invención del magnate Jorge Pasquel. En ese último partido del 2001, los Mexicanos, comandados por el Paquín Estrada, ganaron 9-0 a los importados que fueron manejados por  Dan Firova y ante una muy buena asistencia de unos 15,000 aficionados en el Foro.
-o-




Había muchas esperanzas en un nuevo campeonato para los Diablos cuando vencieron en solo cinco juegos al Leones de Yucatán y al Acereros de Monclova en solamente cuatro, por lo que lucían que estaban en su mejor momento de la campaña.
Sin embargo la serie final terminó con dos tragedias, una muy severa con la pérdida de muchas vidas inocentes, y la segunda, que fue una tragedia beisbolera, cuando   Tigres, tras ganar la serie por la corona en seis juegos, su propietario anunció que definitivamente se llevaría su equipo a la ciudad de Puebla ya que el público no había ido en las cantidades esperadas al  parque y los medios de información no le daban importancia al Beisbol de la Liga Mexicana. No dijo sin embargo que el Gobernador de Puebla iba a apoyar en todos los sentidos a un Tigres que sería el segundo equipo para la ciudad de Puebla, siendo el otro el tradicional Pericos.   

LAS TORRES GEMELAS



El sexto y último juego comenzó el 10 de septiembre del 2001 pero fue interrumpido por la lluvia con los Diablos teniendo ventaja y con buen chance de mandar la final al séptimo y decisivo partido.
El juego se anunció para reanudarse a la una de la tarde el 11 de septiembre y desde temprano ese día se supo que dos aviones secuestrados por islámicos fundamentalistas los habían estrellado contra las tan altas torres gemelas de la ciudad de Nueva York que terminaron desplomándose. Hubo miles de muertos y muchos heridos, causando un caos en la ciudad de Nueva York y Estados  Unidos y el mundo entero se cimbró. Otro avión  secuestrado se estrelló contra parte del Pentágono en Washington y otro Jet  en que hubo lucha entre los pasajeros y secuestradores, cayó sobre uno terreno sin casas en Pensilvania.
La horrible noticia se supo pronto en todo el mundo y por un momento Diablos y  Tigres pensaron en suspender la continuación del partido.

MATIAS CARRILLO



Sin embargo se decidió reanudarse el encuentro y los Tigres vinieron de atrás con un batazo de Matías Carrillo. Por segundo año seguido, las dos en el Foro Sol, y después de haber ganado el campeonato de 1999 en su debut de Liga Mexicana, Tim Johnson había perdido dos finales contra el mismo equipo de los felinos y sería la última vez que se le vió en la Liga Mexicana. Los Diablos tendrían nuevo manager para el 2002.
-o-
DON ALFREDO HARP

Ya a mitad de la campaña el Ingeniero Carlos Peralta indicó que si los aficionados no iban a ir en mayor cantidad estaba pensando seriamente en cambiarse de plaza. Otras veces ya se había escuchado algo parecido en los Tigres y al principio no se le hizo mucho caso. Cuando vino la final los fanáticos de ese club pensaron que si ganaban el campeonato el Ingeniero Peralta tendría que cambiar de opinión, dar marcha   atrás y quedarse en la capital. Pero ni siquiera con una corona más en las vitrinas, don Carlos cambió sus planes y se marchó para, aparentemente, nunca volver,
Durante todo ese tiempo don Alfredo Harp, presidente de los Diablos Rojos, mantuvo que mientras él estuviera al frente del club rojo seguirían en la capital: “Vamos  a luchar contra viento y marea pero siempre tendremos la capital como casa. Son los Diablos de México DF”.


CARLOS PERALTA Y PLINIO ESCALANTE


El día de la tragedia de las Torres  Gemelas en Nueva York, fue el último día que los Tigres fueron un equipo de la gran ciudad. Una decisión que le costó a don Carlos Peralta muchas críticas en ese momento y todavía hasta la fecha.
El Foro Sol había sido de mucha comodidad para don Carlos Peralta cuando quería  ir a ver a sus Tigres ya que a cualquier hora durante el juego podía  aterrizar su helicóptero en el mucho espacio que hay detrás de la barda del jardín  central.
El que cuando juegan en el Foro Sol se logren muy buenas asistencias demuestra que la rivalidad entre Diablos Rojos y Tigres va a durar para siempre, aunque los felinos también  abandonaron Puebla en unos cuantos años para irse a Cancún.




.Los Diablos Rojos, como lo dijo don Alfredo Harp, quedaron bien plantados en la capital, como el Faro de Alejandría que duraría 1,500 años, dándole luz beisbolera a la ciudad más poblada de toda la República Mexicana. Había que luchar contra el complot futbolero que trata de borrar todos los otros deportes, pero en lugar de desalentarlos, los Diablos Rojos seguirían  haciendo mejoras a la estructura beisbolera mexicana como lo es la formidable  Academia de don Alfredo Harp en su querida Oaxaca. Había que seguir luchando para que surgieran muchos y nuevos buenos jugadores que no solamente triunfaran en la Liga Mexicana sino que también pudieran alcanzar las Ligas Mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada