Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 10 de marzo de 2017

FALLECEN DOS JUGADORES

ESTRELLAS DE AQUELLA

LIGA METRO’ÓLITANA

Desgraciadamente nos notificó el buen amigo Carlos Fragoso del fallecimiento de dos muy  buenos jugadores que tuvieron sus roles estelares en aquella Liga Metropolitana que se jugaba cada invierno desde 1959  en el Parque del Seguro Social hasta la desaparición del estadio. Se nos adelantaron en el camino sin retorno dos muy buenos bateadores de aquellos torneos, Enrique Gómez y el cátcher Santiago Mendoza que llegaron a ser compañeros en aquel equipo campeonísimo de Del Salto con Mario Saldaña de manager y don Sebastián Nogueira como patrocinador.  Los dos le daban bien a la pelota.

PARQUE DEL SEGURO SOCIAL

Santiago Mendoza fue uno de los grandes jonroneros de su tiempo en el circuito invernal, habiendo probado fortuna brevemente  en el terreno profesional. Nunca olvidaremos aquel 25 de diciembre cuando la Liga Metropolitana de don Miguel Oropeza llevaba a cabo sus Juegos de Estrellas y Santiago Mendoza se robó el show en uno de esos  partidos al conectar un par de cuadrangulares. Fuerte como un roble, Santiago Mendoza era uno de los bateadores de mayor poder en la Liga Metropolitana  y peleaba los títulos de jonrones con Javier “el osín” Jiménez, el hermano de “Houston” Jiménez quien también llego a tener mucho poder para batear en ese circuito. Santiago Mendoza llegó a probar fortuna con los Bravos de Léon cuando Mario Saldaña fue como gerente de ese equipo.
Enrique Gómez jugaba bien la tercera base y también era un joven fuerte que bateaba sólidas líneas, un bateador de .300. Cada uno estaba por los 60 años de edad.

Descansen en paz Santiago Mendoza y Enrique Gómez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario