Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 4 de abril de 2017


CAMPEONES BATEADORES CON .400

JAMES PAPA BELL

Contando desde 1940, la primera en tener temporada larga en la historia de la Liga Mexicana en sus 91 años de historia hemos  tenido a 16 campeones de bateo que han terminado con porcentaje arriba de los .400, una super marca ofensiva y fue precisamente en 1940 el primer año de una larga temporada que James Papa Bell, norteamericano de color, fue  monarca ofensivo con .437. James Bell era tan rápido que hubiera impuesto posiblemente records de robos de haber podido jugar en las Grandes Ligas y fue considerado el jugador más  veloz que había en las Ligas Negras.
Pasaron hasta 38 años para que tuviéramos  otro campeón bateador sobre los .400 en la Liga Mexicana cuando logró la hazaña James Collins en la campaña de 1979 con .438 y estando con un equipo de último lugar y en 1980, aunque en una temporada recortada por la huelga de peloteros, Bobby Rodríguez jugando con Unión  Laguna fue el mejor con .404 al bajar el telón prematuramente y dar paso entonces a una temporada llamada extraordinaria con los equipos que no perdieron jugadores por el conflicto.
JAMES COLLINS


El mismo James Collins se convirtió  en 1984 en el primer jugador de la historia con dos títulos sobre los .400 al batear para .412. Comenzó  ese año con los Diablos Rojos pero al tener problemas con un aficionado que había tirado  una botella al campo el primero de mayo,  los Rojos decidieron cambiarlo a Córdoba.
En 1986, en plena era de la pelota Comando, Wilie Aikens que había sido estrella de los Reales de Kansas City y que trajo Vicente Pérez  Avellá  para los Angeles de Puebla no solamente bateó sobre los .400 sino que impuso record de porcentaje en Liga Mexicana, mismo que ha perdurado, al conectar ara un terrorífico .454. Un año después el catcher boricua Orlando Sánchez de los mismos Angeles se quedó con la corona con .415.
RICH RENTERIA EN LA ACTUALIDAD




En 1991 el tercera base Rick Rentería, americano de padres mexicanos, amenazó la gran marca de Wikie Aikens al terminar con un tremendo .442, a 12 puntos de lo logrado por el americano de color, al jugar con los  Charros de Jalisco. Para 1992 fue el venezolano Raúl Pérez Tovar que con Monclova se coronó con .416. En 1995 siguió en la lista Ty Gainey de los Diablos Rojos al ganar el campeonato con .411.


TY GAINEY

Entonces vino el caso asombroso de Julio  Franco  ya que en las dos temporadas que jugó en la Liga Mexicana no solamente fue el campeón ofensivo   sino las dos ocasiones terminó  arriba de los .400. Jugando  para los Tigres en las dos ocasiones bateó  .423 para despedir al siglo XX en 1999, y al regresar en el 2001 mejoró su promedio a .437 para otra corona de bateo y de allí regresó a Ligas Mayores para continuar conectando hits en el mejor Beisbol del mundo y donde ya había ganado un campeonato de bateo. Julio Franco y Beto Avila son los únicos jugadores que en la historia de los 90 años de Liga Mexicana han ganado campeonatos de bateo tanto en las Grandes Ligas como en la Liga Mexicana. Beto Avila en 1954 con los Indios de Cleveland al batear .341 y Julio Franco en 1991 con los  Rangers de Texas y curiosamente con un promedio de .341 también. Beto Avila fue campeón bateador de la Liga Mexicana en 1947 con .346.

BETO AVILA

En la temporada del 2004 el “Demonio” Smith que era un demonio corriendo las bases para Monterrey, fue también  el campeón bateador con .404 después  que había ganado tres títulos seguidos de bases robadas. Smith hizo recordar los tiempos de Jame Bell.
En el 2006 el apodado “búfalo”, Derrick White,  posiblemente el jugador que más han querido en el Beisbol de Tijuana, ganó el campeonato con .407 y un año después el turno fue para el boricua Carlos Rivera. Este Rivera aparece como el que tiene mejor porcentaje entre los jugadores activos y estuvo en la Selección boricua que terminó subcampeón en el último Campeonato Mundial de Ligas Mayores.

JULIO FRANCO

En total son ocho jugadores americanos, uno de ellos dos veces, James Collins, han ganado títulos  de bateo por los .400. Hay dos boricuas, dos de República Dominicana, Julio Franco que lo logró en  dos ocasiones, uno venezolano y dos mexicanos. Es curioso que no haya ninguno cubano ya que jugaron tantos y tantos antillanos muy buenos antes  de 1959 en la Liga Mexicana, entre los que lograron ganar una corona de bateo con un promedio sobre los .400.

LUIS MAURICIO SUAREZ


En el 2013 el mexicano Luis Mauricio Suárez fue campeón bateador con .413 al jugar para Pericos de Puebla y en el 2014 el dominicano Sandy Madera con el mismo equipo bateó .403 para ser el mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario