Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

miércoles, 12 de abril de 2017



LOS 56 JUEGOS SEGUIDOS DE
JOE DIMAGGIO DANDO DE HIT

JULIO CUATRO DE 1941

El juego programado para el cuatro de julio de 1941 entre los  Atléticos de Filadelfia en Nueva York fue suspendido por lluvia por lo que Joe DiMaggio tuvo hasta dos días para saborear y descansar una vez que en el juego anterior había conectado un jonrón para de esa manera imponer la marca de 45 juegos seguidos dando de hit, una hazaña que nadie había logrado en  las Ligas Mayores.

EL NUEVO RECORD

El cuatro de julio fue uno muy especial  para Estados Unidos ya que en este día en que se celebraba la independencia de los Eatados Unidos, el presidente Roosevelt iba a dará un discurso antes de caer la tarde. Ese día se pusieron bocinas en el centro de todas las ciudades americanas y hasta en la catedral de San Patricio se escuchó el mensaje del primer mandatario.
Con la guerra en Europa aumentando, los Estados Unidos habían llamado a filas a más de 700,000 jóvenes de 21 años para comenzar sus entrenamientos militares en caso de que el país entrara al conflicto. Japón había llamado a 15 millones de jóvenes al ejército.
En los parques de Béisbol  donde hubo partidos el juego se suspendió y por el sonido local se escuchó  el informe del presidente Roosevelt, quien atacó a personas como el famoso aviador Charles Lindbergh que había aconsejado en varios discursos que Estados Unidos no debería entrar al conflicto.
El discurso de Roosevelt fue muy agresivo y dejó a todos con el pensamiento de que a fin de cuentas, los americanos iban a ir a la guerra.


DiMaggio se pasó los dos días de descanso en su apartamento espacioso de la parte oeste de Manhattan acompañado de su esposa, la actriz Dorothy Arnold, quien curiosamente estaba embarazada y el niño o niña iba a nacer el mismo año en que DiMaggio impuso el record de juegos seguidos dando de imparable. Incluso el Yanqui Clipper ya había comentado que de ser hombrecito se iba a llamar Joseph Paul DiMaggio y si era niña, Josefina Paulina DiMaggio.
Para el cinco de julio los Yanqus tenían una ceremonia anunciada en que rendirían  honor a Lou Gehrig, su formidable capitán que había fallecido un mes antes. Se iba a poner una placa en el fondo del jardín central para recordar al gran jonronero y primera base, en el Yanqui Stadium original en donde ya estaban dos placas, la primera en honor al manager Miller Huggins y la otra al también fallecido y dueño del equipo, el Coronel Jacob Ruppert.  Se esperaba una gran asistencia  para ese partido que ahora sería un juego doble por la suspensión.


Joe McCarthy, manager del Yanquis: “Solamente un jugador de Beisbol profesional podrá entender lo que pasó en estos  45 días de gran presión. Lo de Joe DiMaggio es una hazaña que nuca se volverá a repetir.”

Hasta ahora ha tenido razón ya que el que más se acercó lo fue Pete Rose con 44 juegos seguidos con imparable, empatando  con Wee Willie Keeler en  segundo lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario