Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

martes, 18 de abril de 2017

TOMMY AL BAT

LEON, EL “MAMBO” Y CANANEA




CANANEA REYEA

Todavía mis recuerdos me llevan a la ciudad de León. Es el año de 1991 y se está jugando la semifinal de Liga Mexicana entre los Diablos Rojos y Bravos de León. Antes del juego me metí al horrible vestidor del parque “Domingo Santana” de entonces para charlar con Cananea Reyes pero me encontré al gran manager sentado en el suelo y con una toalla mojada cubriéndole el rostro. Su coach me dijo que tenía  dolores intensos en la garganta y se sentía muy mal. Había entrado en sus últimas batallas de la lucha contra el terrible cáncer. Regresé a mi lugar en las gradas, detrás de home en un lugar sobre el pasillo principal y el entonces gerente del Bravos, Tomás  Herrera, me había puesto una cubetero a mis órdenes para los refrescos que quisiéramos consumir  durante el partido mi señora y yo. El juego fue de grandes emociones y el legendario lanzador veterano de Puerto Rico, “Mambo” de León, fue el gran héroe en un gran triunfo que puso a los Bravos en ventaja de tres juegos a dos en esa serie. Todavía me parece estar escuchando los gritos del público de Léon coreando el nombre del “Mambo”.  ¿Quién me iba a decir que ese sería el último juego de Liga Mexicana en la ciudad de León por un período de 26 años?.
MAMBO DE LEON

Aquella serie semifinal regresó a la ciudad de México y Cananea Reyes se recuperó lo suficiente para llevar a los Diablos a los triunfos finales y  ganar la serie en siete juegos, relevando con Salomé Barojas desde la primera entrada en el juego decisivo. Para ese último encuentro ya Paquín Estrada no pudo manejar a los Bravos de León al fallecer su querida mamá en Navojoa y el coach Paco Chávez manejó al equipo en su lugar. Al terminar el partido y en el alegre vestidor escarlata, Cananea Reyes le dijo a Roberto Mansur aquello de “misión cumplida”. Ese fue el último juego que manejó en su vida Cananea Reyes ya que unos días después fue sometido a una nueva operación y desgraciadamente falleció  el 10 de diciembre de ese 1991.

PAQUIN ESTRADA

Lo más asombroso en este recuerdo es que los Bravos de León desaparecieron al mismo tiempo que Cananea Reyes ya que el equipo se marchó de la ciudad para pasarse 26 años fuera de la Liga Mexicana. Habían ganado el campeonato en 1990 con el mismo Paquín Estrada de manager y teniendo a Roberto Vizcarra y Ramón Esquer como sus jugadores alrededor de la segunda base y parecía que los Bravos había echado raíces en la ciudad de León.


LA CIUDAD DE LEON


Han pasado 26 años de aquel memorable juego en que “Mambo” de León llenó de electricidad el parque “Domingo Santana” y ahora, con un parque remozado, están de regreso a la Liga Mexicana con el mismo Paquín Estrada al frente del equipo y con nuevas ilusiones para los muchos aficionados que hay en esa bonita ciudad leonesa y en todo el estado de Guanajuato. Han pasado 26 años y nuevamente están los Diablos Rojos jugando  contra los Bravos en León como aquella noche tan especial del “Mambo”. En este reglón, sin embargo, Cananea Reyes no pudo cumplir con la cita del retorno al igual que Paquín Estrada. Pero parece que todavía estoy en aquella noche de gran Beisbol en la ciudad de León hace 26 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario