Por muchos años me ilusionaba al pensar que, con el tiempo, iba a poder tener un diario de solamente BEISBOL, lo cual resultó una idea imposible de realizar. Afortunadamente logré parte de mis sueños al poder armar una página de internet que me permite recordar a los grandes héroes y los momentos inolvidables que ha tenido el rey de los deportes en su glorioso pasado.

Tomás Morales Fernández

viernes, 7 de abril de 2017

TOMMY AL BAT

HORACIO PIÑA Y HUGO RIOS EN

EL BEISBOL D E AGUASCALIENTES

AL tener los Diablos Rojos su serie de fin de semana en Aguascalientes es no solo lógico sino oportuno recordar los grandes momentos que se han vivido en el Parque Alberto Romo Chávez que es la casa de los Rieleros desde que llegaron a la Liga Mexicana en 1975 al tomar el lugar, ni más ni menos, que del famoso Aguila de Veracruz. La franquicia fue vendida por don Pablo Machado a una sociedad de empresarios de Aguascalientes pero recuerda el entonces gerente José Luis Gutiérrez que tuvieron que lograr la ayuda del empresario de Monterrey, Pedro Barbosa, quien puso la mayor parte del dinero para la compra del club.
Ya al año siguiente una sociedad encabezada por don Raúl Medina se hizo cargo del club que tan pronto como 1978 fueron los campeones de la Liga Mexicana con Jaime Fabela de manager, eliminando a los Diablos Rojos con Cananea Reyes de manager en el primer play off y despachando a los Cafeteros de Córdoba de Chara Mansur y sus hijos en el segundo play off para luego ganar la corona en la final sobre los Algodoneros de Unión Laguna.

HORACIO PIÑA

Fue 1978 un año mágico, aunque también embrujado   para los Rieleros ya que el 12 de julio el pitcher estrella Horacio Piña lanzó un juego perfecto de nueve entradas contra los Diablos Rojos. No hay que olvidar que en la campaña de 1953 el también pitcher derecho Ramiro Cuevas lanzó el primer perfecto en la historia de la Liga Mexicana y sobre los mismos Diablos en el Parque Delta.
Ese juego perfecto de 1978 provocó naturalmente el gran entusiasmo en don Raúl Medina que decidió regalarle un coche último modelo al lanzador Horacio Piña. Sin embargo el gran regalo trascendió y a la oficina de la Liga Mexicana y como estaba prohibido darle regalos a los jugadores suspendieron al señor Medina por una temporada completa. Cosas de Antonio Ramírez Muro y Alejo Peralta.
Con el tiempo los Rieleros desaparecieron de la Liga Mexicana para volver todavía con el mismo señor Medina siendo parte importante en la nueva era en que ya su hijo tomó las riendas para estar en la serie por el campeonato del 2012 que perdió con el Aguila de Veracruz. Durante los juegos de esa final desgraciadamente don Raúl Medina falleció en su querida Aguascalientes.

HUGO RIOS Y SU CATCHER

No hay que olvidar que la ciudad hidrocálida fue la casa provisional de los Diablos en series en que el Foro Sol estuvo ocupado por diferentes espectáculos. Y en el diamante del parque Alberto Romo Chávez, el nombre de uno de nuestros ilustres lanzadores en la historia, se celebró aquel memorable juego de la Liga Central de 1960 en que un pitcher novato llamado Hugo Ríos y lanzando para los Diablos de León, sucursal del México, lanzó un larguísimo partido de 27 entradas antes de perderlo ante el equipo de casa que era el Tigres de Aguascalientes.  El record en Ligas Mayores de innings lanzados por un pitcher abridor es de 26 entradas y exactamente Hugo Ríos llegó a trabajar 26 entradas y dos tercios antes de perder el agotador partido.

Como hemos recordado, el Beisbol profesional en Aguascalientes ha tenido grandes momentos de esos que nunca se podremos olvidar los que llegamos a vivir en aquellos años. Recordar es vivir.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario